text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 claves para vencer el sueño y estudiar de noche

      
<p style=text-align: justify;><strong>¿Sueles estudiar durante la noche?</strong> Pese a que los especialistas recomiendan no hacerlo, muchos universitarios terminan abocándose a los libros cuando ya todos se han ido a dormir: entre las 22:00 PM y las 5:00 AM. Es que, una vez que aprendes a vencer el sueño, aparecen las cuantiosas ventajas de la vida nocturna: mientras la ciudad duerme tú<strong> gozas de más silencio, menos distracciones y mayor creatividad</strong>.</p><p style=text-align: justify;><br/>Los siguientes consejos te ayudarán a<strong> enfrentar el reto de estudiar por las noches</strong>. ¡Buena suerte!</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=6 claves para afrontar un examen de admisión href=https://noticias.universia.edu.pe/en-portada/noticia/2014/07/07/1100159/6-claves-afrontar-examen-admision.html>» <strong>6 claves para afrontar un examen de admisión</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=6 consejos para tomar los mejores apuntes en la universidad href=https://noticias.universia.edu.pe/en-portada/noticia/2014/05/07/1096041/6-consejos-tomar-mejores-apuntes-universidad.html>» <strong>6 consejos para tomar los mejores apuntes en la universidad</strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>1.    Crea tu propia rutina de estudio</h4><p style=text-align: justify;>Establecer hábitos hace que la mente y el cuerpo se acostumbren. Para rendir mejor,<strong> fija un horario específico en que siempre te encuentres despierto</strong> y estudiando.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>2.    Estudia en un sitio adecuado</h4><p style=text-align: justify;>Si realmente quieres estudiar (y no amanecer el día siguiente con el libro sobre la cara) <strong>salta de la cama y ubícate en una mesa</strong>. Elige una silla adecuada y no demasiado cómoda: cuanto más recta esté la espalda, mejor.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>3.    Cuida la iluminación</h4><p style=text-align: justify;>Intenta mantener la habitación bien iluminada: recuerda que los <strong>ojos se cansan más pronto cuando solo hay luz sobre ellos</strong> y el resto de la sala está a oscuras.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>4.    Motívate</h4><p style=text-align: justify;>Estudiar no tiene porqué ser un martirio: disfrútalo. Puedes motivarte oyendo<strong> música baja o consumiendo alguna bebida sabrosa</strong>. La cafeína ayuda a mantenerse despierto, pero en exceso puede generar insomnio.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>5.    Arma un grupo de estudio</h4><p style=text-align: justify;>Seguramente encuentres a otros noctámbulos en el salón de clases: invítales a estudiar juntos. Si de noche están demasiado cansados como para reunirse en una biblioteca, prueben con alguna herramienta para <strong>crear grupos de estudios online</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>6.    Muévete</h4><p style=text-align: justify;>Si te quedas mucho rato quieto, acabarás durmiéndote. Prueba a <strong>leer en voz alta, cambiar de postura</strong> o incluso dar paseos cortos por la casa. Recuerda que practicar ejercicio hace que liberes endorfinas, con lo que te despejarás prontamente.</p>
Autor: mrehan  |  Fuente: Flickr

¿Sueles estudiar durante la noche? Pese a que los especialistas recomiendan no hacerlo, muchos universitarios terminan abocándose a los libros cuando ya todos se han ido a dormir: entre las 22:00 PM y las 5:00 AM. Es que, una vez que aprendes a vencer el sueño, aparecen las cuantiosas ventajas de la vida nocturna: mientras la ciudad duerme tú gozas de más silencio, menos distracciones y mayor creatividad.


Los siguientes consejos te ayudarán a enfrentar el reto de estudiar por las noches. ¡Buena suerte!

 

Lee también
» 6 claves para afrontar un examen de admisión
» 6 consejos para tomar los mejores apuntes en la universidad

 

 

1.    Crea tu propia rutina de estudio

Establecer hábitos hace que la mente y el cuerpo se acostumbren. Para rendir mejor, fija un horario específico en que siempre te encuentres despierto y estudiando.

 

2.    Estudia en un sitio adecuado

Si realmente quieres estudiar (y no amanecer el día siguiente con el libro sobre la cara) salta de la cama y ubícate en una mesa. Elige una silla adecuada y no demasiado cómoda: cuanto más recta esté la espalda, mejor.

 

3.    Cuida la iluminación

Intenta mantener la habitación bien iluminada: recuerda que los ojos se cansan más pronto cuando solo hay luz sobre ellos y el resto de la sala está a oscuras.

 

4.    Motívate

Estudiar no tiene porqué ser un martirio: disfrútalo. Puedes motivarte oyendo música baja o consumiendo alguna bebida sabrosa. La cafeína ayuda a mantenerse despierto, pero en exceso puede generar insomnio.

 

5.    Arma un grupo de estudio

Seguramente encuentres a otros noctámbulos en el salón de clases: invítales a estudiar juntos. Si de noche están demasiado cansados como para reunirse en una biblioteca, prueben con alguna herramienta para crear grupos de estudios online.

 

6.    Muévete

Si te quedas mucho rato quieto, acabarás durmiéndote. Prueba a leer en voz alta, cambiar de postura o incluso dar paseos cortos por la casa. Recuerda que practicar ejercicio hace que liberes endorfinas, con lo que te despejarás prontamente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.