text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Proyecto “Sueño de un niño” se realizará en Trujillo

      
Grupo artístico venezolano desarrolló el taller de danza neoclásica con niños especiales en el Centro de Educación Especial Carlos A Manucci. Todo esto como parte del programa del con técnicas de expresión corporal, del ballet clásico y de la danza contemporánea.<BR><BR>La delegación representante del Centro de Formación Nuevo Jazz de Venezuela se encuentra en la ciudad de Trujillo efectuando un trabajo comunitario de extensión del proyecto “Sueño de un Niño” especializado en la enseñanza de ballet clásico y contemporáneo a niños con síndrome de Down.<BR><BR>El Grupo Nuevo Jazz fue fundado hace 25 años por la coreógrafa y bailarina profesional Josefa Albornóz López y se dedica a fomentar la danza neoclásica en estudiantes escolares y universitarios. <BR>Hace 4 años, empezaron con el proyecto “Sueño de un Niño”, que poco a poco fue integrando a niños con síndrome de Down al trabajo artístico. Actualmente cuentan con un grupo de ballet conformado por niños especiales en la ciudad de Mérida.<BR><BR>Sin embargo, este proyecto es aún más ambicioso ya que tiene como objetivo formar monitores con síndrome de Down en la enseñanza de talleres artísticos.<BR><BR>“Un niño especial es un artista por naturaleza, nosotros lo exploramos, sensibilizándolos, enseñándoles de que el cuerpo se puede expresar libremente para que pueda desarrollarse tan igual como un niño, aunque con sus limitaciones.” Nos comenta la señora Josefa Albornóz.<BR><BR>La Directora del Colegio Carlos A. Manucci Carmen Ríos Yarlequé agradeció la gran labor profesional que el grupo venezolano ha desarrollado con sus alumnos . “Hemos tenido la suerte de que nos hayan escogido para replicar el proyecto Sueño de un Niño. Nos han otorgado técnicas más sofisticadas en danza para poder llegar a nuestros niños y ellos están respondiendo bien”, acotó.<BR><BR>En nuestra ciudad el trabajo artístico y pedagógico en beneficio de los niños especiales aún es insuficiente y las pocas instituciones que se dedican a ello, no cuentan con las herramientas y técnicas profesionales adecuadas para llevarlo a cabo. Por lo tanto sería productivo replicar este proyecto afín de que los niños especiales puedan integrarse a la sociedad como monitores en arte.
Grupo artístico venezolano desarrolló el taller de danza neoclásica con niños especiales en el Centro de Educación Especial Carlos A Manucci. Todo esto como parte del programa del con técnicas de expresión corporal, del ballet clásico y de la danza contemporánea.

La delegación representante del Centro de Formación Nuevo Jazz de Venezuela se encuentra en la ciudad de Trujillo efectuando un trabajo comunitario de extensión del proyecto “Sueño de un Niño” especializado en la enseñanza de ballet clásico y contemporáneo a niños con síndrome de Down.

El Grupo Nuevo Jazz fue fundado hace 25 años por la coreógrafa y bailarina profesional Josefa Albornóz López y se dedica a fomentar la danza neoclásica en estudiantes escolares y universitarios.
Hace 4 años, empezaron con el proyecto “Sueño de un Niño”, que poco a poco fue integrando a niños con síndrome de Down al trabajo artístico. Actualmente cuentan con un grupo de ballet conformado por niños especiales en la ciudad de Mérida.

Sin embargo, este proyecto es aún más ambicioso ya que tiene como objetivo formar monitores con síndrome de Down en la enseñanza de talleres artísticos.

“Un niño especial es un artista por naturaleza, nosotros lo exploramos, sensibilizándolos, enseñándoles de que el cuerpo se puede expresar libremente para que pueda desarrollarse tan igual como un niño, aunque con sus limitaciones.” Nos comenta la señora Josefa Albornóz.

La Directora del Colegio Carlos A. Manucci Carmen Ríos Yarlequé agradeció la gran labor profesional que el grupo venezolano ha desarrollado con sus alumnos . “Hemos tenido la suerte de que nos hayan escogido para replicar el proyecto Sueño de un Niño. Nos han otorgado técnicas más sofisticadas en danza para poder llegar a nuestros niños y ellos están respondiendo bien”, acotó.

En nuestra ciudad el trabajo artístico y pedagógico en beneficio de los niños especiales aún es insuficiente y las pocas instituciones que se dedican a ello, no cuentan con las herramientas y técnicas profesionales adecuadas para llevarlo a cabo. Por lo tanto sería productivo replicar este proyecto afín de que los niños especiales puedan integrarse a la sociedad como monitores en arte.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.