text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Hablar en público: trucos para perder el miedo definitivamente

      
Hablar en público: trucos para perder el miedo definitivamente
Hablar en público: trucos para perder el miedo definitivamente  |  Fuente: iStock

16 consejos para hablar mejor en público

Seguramente, antes de una presentación en público te has visualizado conquistando a todos los presentes, pero cuando llega el gran día ya sea por vergüenza, timidez, miedo o inseguridad, nada sale como lo soñaste. La buena noticia es que es posible aprender a hablar en público: existen una serie de consejos para eliminar la timidez y triunfar con tu presentación en público:

1. ¿Cómo lo dices?

2. Gestualidad

3. Variedad vocal

4. Simpatía

5. Primera impresión

6. Contar una historia

7. Hablar desde el lugar correcto

8. Gestionar tu energía

9. Contratar una persona que te acompañe

10. Regla de los 15 minutos

11. Probarte que sí puedes hacerlo

12. Cambiar tu perspectiva

13. No abandonar la práctica

14. Definir qué es lo que funciona mejor para ti

15. Grabarte a ti mismo

16. Nada de leer

1. ¿Cómo lo dices?

La comunicación no verbal dice más que las palabras. Muchas veces, atribuimos credibilidad a la información basándonos en el carisma de la persona que la está transmitiendo. Haz la prueba de analizar y descubrir cuáles son las cosas que más te interesan durante una charla. Una y otra vez notarás que importa más cómo lo dicen que lo que realmente dicen.

2.Gestualidad

Existe una relación entre la número de vistas en YouTube de las charlas TED y la cantidad de gestos que el orador realizó. Los gestos son una forma no verbal de transmitir confianza a tu público. Por ejemplo, poder ver las manos de una persona durante una conferencia hace que nos resulte más fácil confiar en lo que dice.

3. Variedad vocal

Siguiendo la misma línea, es posible establecer una relación entre la cantidad de visitas de un video y las variedades vocales empleadas por el orador.Contar historias de forma amena garantiza un alto nivel de atención, gracias a los distintos tonos que hacen más entretenida la historia.

4. Simpatía

La simpatía es para muchos una señal de inteligencia. Cuanto más sonreían los oradores, más altos son los niveles de inteligencia que la audiencia percibe de ellos.

5.  Primera impresión

Los primeros siete segundos son vitales para la audiencia, ya que es allí donde forman su opinión sobre la charla. Incluso antes de que el orador alcance a abrir su boca.

Por ejemplo, las personas con un atuendo más casual son rankeados de peor forma en relación a aquellos que visten traje y corbata. Las mujeres con ropa formal consiguieron mejor puntuación, en comparación con los hombres que vestían el mismo tipo de ropa. Por último, quienes usaron colores oscuros se posicionaron por encima de quienes usaron colores claros.

6. Contar una historia

Las personas introvertidas suelen ser grandes oradores, debido a que su prioridad es conectar con el público y no promoverse a sí mismos. Un buen recurso para presentarte y plantear qué te apasiona de tu compañía es contar historias. Recuerda que las historias son una de las mejores herramientas para persuadir, entretener y conectar a nivel emocional con el público.

7. Hablar desde el lugar correcto

Hablar en público se vuelve una actividad mucho más sencilla cuando se establece una conexión profunda con el producto o servicio que se ofrece. Por eso, antes de cualquier presentación debes identificar la misión del mismo y luego hablar con los presentes desde ese lugar.

8. Gestionar tu energía

Si eres introvertido lo mejor es que trabajes en la gestión de tu energía y tu concentración para obtener lo mejor de ti mismo. Dedica unos minutos a estar tranquilo, en los cuales puedas pensar y entender claramente tus pensamientos, luego de esto el resto llegará de forma natural.

9. Contratar una persona para que te acompañe

Es real que a muchas personas no les gusta esta instancia, o no son buenos en todo lo referido a promoción y ventas, por lo que una buena opción para poder lidiar con ellas es encontrar una persona que lo acompañe y que tenga estas actividades como punto fuerte.

10. Regla de los 15 minutos

Generalmente a las personas introvertidas no les gusta asistir a eventos de networking, así que en estas situaciones se puede utilizar lo que muchos llaman la regla de los 15 minutos. La misma supone que la persona debe permanecer al menos 15 minutos en el evento y luego se puede ir. Está demostrado que la mayoría de las veces se encuentra una persona con la cual hablar y se pasa mucho más tiempo en el evento.

11. Probarte que sí puedes hacerlo

Cada vez que das un paso y logras sobrevivir, es una forma de probarte a ti mismo que puedes hacerlo. Por eso frente a cualquier temor, lo mejor es proponerse metas pequeñas para comenzar a superarlo y luego utilizar estos pequeños logros como el combustible para seguir adelante.

12. Cambiar tu perspectiva

Si constantemente piensas que odias hacer actividades relacionadas con la gente, terminarás convenciéndote a ti mismo de que no eres capaz de lograrlo con éxito. El punto de partida para tener éxito es tener una actitud positiva frente a cada nuevo desafío.

13. No abandonar la práctica

La única manera de sentirte más cómodo realizando esta clase de actividades es seguir practicando una y otra vez. La práctica te permitirá ganar confianza y seguridad, incluso con el tiempo podrías aprender a disfrutar de esta actividad.

14. Definir qué es lo que funciona mejor para ti

En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías, existen cientos de alternativas a la hora de realizar una presentación. Incluso si el cara a cara te resulta imposible, siempre se puede recurrir a una presentación en línea. La clave está en averiguar qué es lo que funciona mejor para ti.

15. Grabarte a ti mismo

Una de las mejores maneras para mejorar esta habilidad es grabarte a ti mismo y luego de ver el video varias veces, ser honesto acerca de los aspectos que es importante mejorar.

16. Nada de leer

Evita llevar apuntes que puedan confundirte. Cuando traes contigo un montón de papeles solo perderás tiempo hasta encontrar el dato que necesitas; mientras, sufrirás de unos nervios letales.

Paso a paso para realizar una presentación memorable

Además de los consejos que te hemos dado en el punto anterior, te vamos a dejar un paso a paso para realizar la mejor presentación, ya sea en el trabajo, en la universidad o en el colegio: te servirá para cualquier terreno.

1. Planifica

Planifica y organiza en qué orden expondrás cada tema. Prepara un guión y realiza una presentación digital en programas como power point, prezi u otros para que el mensaje llegue también de manera visual.

2. Prepara diapositivas

Para realizar una presentación digital ten presente que no puedes exceder las 10 diapositivas con una duración de 20 minutos. De esta manera tu presentación será precisa y no se volverá extensa.

3. Practica

Es importante que antes de tu presentación, practiques algunos días antes al menos 3 veces. Así lograrás familiarizarte con el mensaje que quieras dar y además tendrás un control real sobre el tiempo que te llevará. Practica incluyendo también las diapositivas para que sea un ensayo completo.

4. Descansa

Poder descansar la noche anterior es una herramienta clave para cualquier aspecto de la vida, mejorará todo aquello que quieras realizar al día siguiente. Pero en este caso, es fundamental que puedas dormir bien: renovará tus energías y evitará que te sientas cansado o bosteces durante la presentación.

5. Llega temprano

Es importante que tengas tiempo de instalarte y organizarte en el lugar que realizarás la charla. Es bueno reconocer al público que va a escucharte y sobre todo, verificar que todo el material que utilizarás es compatible con los equipos que allí se encuentran para evitar fallos técnicos de última hora. 

6. Hidrátate

Si eres una persona nerviosa es importante que siempre tengas un vaso de agua sobre la mesa. Bebe un poco cuando estés sudando o si se seca tu garganta, antes de comenzar la charla y durante la misma cuando lo creas necesario. Incluso, si te entra el miedo: bebe agua. Es un buen truco, ya que tu cerebro entiende que si estuvieras ante un peligro real de muerte no pararías a beber agua, y se relaja.

7. Concéntrate

Para una presentación exitosa es necesario que alcances el mayor nivel de concentración posible. Para lograrlo es necesario respirar correctamente, inhalando y exhalando para mantener la calma. También te sugerimos que apagues tu celular 15 minutos antes de comenzar para que no tengas interrupciones.

8. Participa con la audiencia

Debes dedicar un espacio para que el público pueda realizar preguntas. Muéstrate interesado en los comentarios que tengan y responde cada interrogante. Otra forma de hacer participar al público es realizar juegos de lógica en las diapositivas para hacer más dinámica la presentación y no caer en un monólogo del presentador.

9. Agradece

Una de las mejores maneras para terminar una presentación es dedicar una diapositiva al agradecimiento al público por haber asistido a la charla. Un simple “Gracias” escrito en la última diapositiva generará una cuota de empatía y denotará una valoración de la asistencia del público por parte del presentador.

10. Ten en cuenta los minutos posteriores

Una vez terminada la presentación, quédate unos minutos para que la gente pueda acercarse y realizar algunas preguntas que les hayan quedado pendientes, pueden darte las felicitaciones o algunas sugerencias para futuras presentaciones.

Errores que debes evitar o podrás arruinar tu presentación en público

Falta de autenticidad

Una audiencia atenta tiene la capacidad de detectar con facilidad a un impostor. Por eso conviene que empieces tu discurso con una historia que te resulte cercana, interesante e inspiradora. Practica todas las veces que sea necesario: lo importante es que seas capaz de transmitirle al público por qué es importante el tema y por qué eres tú quien les está hablando.

Vanidad

No hay nada más egocéntrico que un expositor que desconoce a la audiencia y se dirige a ella de manera poco apropiada. Por ejemplo, si estás hablando por teleconferencia a personas que se encuentran en distintas partes del mundo, cuídate de saludar con un “buenos días”, pues es probable que en algunos países no sea de mañana.

Metáforas inapropiadas

Los conferencistas suelen utilizar muchas metáforas: elige aquellas que sean comprensibles e interesantes para tu público. Ten en cuenta también cuáles metáforas son más usuales en cada campo de estudio: en medicina, por ejemplo, se suelen usar alegorías de guerras, como "luchar contra el cáncer". En tanto, en los negocios las metáforas suelen evocar viajes y en política asuntos morales.

Tu presentación es demasiado extensa y monotemática 

La audiencia no podrán mantenerse concentrada en lo que dices por más de media hora por lo que deberás procurar no aburrir con tu oratoria. Para esto, no podrás ser muy extenso.

No preparar bien el tema

La preparación de tu discurso es clave para que puedas captar la atención del público y que éste entienda lo que dices. Los días previos al gran evento procura repasar y comprender la totalidad de lo que dirás.

Hablar todo el tiempo con un mismo tono de voz y no gesticular 

Los buenos oradores entienden la importancia de cambiar los tonos de voz cuando se habla en público y de respetar las pausas y utilizar el lenguaje corporal como complemento comunicativo.

Hacer demasiados chistes 

Si haces demasiados chistes, tu audiencia no te tomará en serio. Por esto, podrás hacer alguno como para romper la rigidez del inicio pero no abusar.

Te muestras ansioso porque termine 

Los nervios de la presentación pueden hacerte pensar únicamente en que todo se acabe pronto. Sin embargo, será mejor que esto no se note.

No contar ninguna anécdota 

A todos nos sirven los datos empíricos pero no hay mejor recurso que la anécdota para hacer que la audiencia se sienta identificada contigo y recuerde tu presentación.

Recibir interrupciones constantes por tu celular 

Antes de comenzar tu presentación, asegúrate de apagar tu celular o ponerlo en modo silencio. Es una actitud irrespetuosa estar pendiente de un teléfono mientras exiges la atención de un grupo de personas.

Esperamos que con estos consejos sobre hablar en público logres captar la atención de la audiencia en tu próxima presentación. Mucha suerte y… ¡mucha práctica!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.