text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La restricción calórica no alarga la esperanza de vida pero mejora la salud

      
La restricción calórica no alarga la esperanza de vida pero mejora la salud
Consume frutas para reducir el número de calorías en tu dieta. Fuente: Universia.
Un estudio iniciado hace 23 años por un equipo de científicos del National Institute on Aging de Baltimore (EEUU), demostró que la restricción calórica, práctica mediante la cual se limita la ingesta de calorías diarias entre un 10% y un 40%, no aumenta la esperanza de vida ni retrasa el envejecimiento de las personas pero sí genera efectos positivos sobre su salud. Así fue comprobado en monos.

Los expertos, liderados por el biólogo español Rafael de Cabo, disminuyeron en un 30% la ingesta de calorías de monos Rhesus (Macaca mulatta) y evaluaron los efectos de esa dieta en ejemplares de distintas edades y género.

Tras varios análisis, llegaron a la conclusión de que su esperanza de vida, que habitualmente alcanza los 27 años, no se incrementó ni entre los monos mayores, de entre 16 y 23 años en el momento de iniciar la dieta, ni entre los más jóvenes, menores de 14 años cuando comenzó el experimento.

En cambio, los especialistas encontraron que la limitación calórica sí aportó algunos beneficios al metabolismo de estos primates.
 
“Observamos una mejora general en parámetros asociados con enfermedades típicas del envejecimiento, como las metabólicas (diabetes, obesidad), las cardiovasculares y el cáncer”, señaló De Cabo.

Particularmente, los orangutanes que comieron un 30% menos de calorías presentaron niveles más bajos de triglicéridos, colesterol y glucosa, especialmente los machos, así como una incidencia “notablemente menor” de cáncer entre los más jóvenes.

La investigación, que según De Cabo es posible que se extienda aún durante otras dos décadas, actualmente se enfoca en averiguar las claves metabólicas y moleculares responsables de los efectos de la restricción calórica sobre el organismo de estos monos.

“La respuesta es muy parecida a otras respuestas de estrés, por lo que podríamos considerar la restricción calórica como un estrés metabólico, que causa ajustes globales en el organismo y que, cuando se mantiene por un largo período de tiempo, provoca beneficios profundos en la salud”, indicó el biólogo.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.