text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Por qué saber delegar es fundamental para ser un líder

      
Las empresas incentivan el ambiente laboral para conseguir aumentar su productividad
Las empresas incentivan el ambiente laboral para conseguir aumentar su productividad
  • ¿Cómo definirías a un buen jefe? Entre las habilidades presentes en el liderazgo se encuentra la capacidad de empatía, la toma de decisiones, y la capacidad de aunar criterios.
  • Para conseguir los objetivos en la empresa es necesario contar con el compañerismo entre empleados.
  • Las empresas incentivan el ambiente laboral para conseguir aumentar su productividad. Los buenos líderes saben escuchar a todos los miembros.

La capacidad de un buen jefe se mide a la hora de saber delegar responsabilidades. Los buenos líderes son los que saben aunar los esfuerzos del equipo.

En el liderazgo el trabajo en equipo se pone de relieve. A la hora de alcanzar los objetivos de la empresa las iniciativas individuales deben de aunarse en beneficio del grupo.

Los buenos jefes saben orientar a sus equipos hacia los objetivos de la empresa. Ellos cuentan con la habilidad para que los compañeros trabajen juntos y así puedan orientar el trabajo hacia las propuestas de la empresa.

Delegar se convierte en un paso imprescindible para agrupar los intereses del grupo y conseguir que este sea más productivo. La capacidad de un jefe se mide en los resultados.

Las habilidades indispensables en un buen jefe

1. Capacidad para delegar responsabilidades

El ejemplo del jefe que permanece todo el día en la oficina y no comparte su trabajo no es el mejor ejemplo a la hora de coordinar equipos. Lo cierto es que a la hora de hablar de liderazgo es necesario fijarse en cómo delegar responsabilidades. Los buenos líderes saben distribuir las tareas para cumplir con los plazos marcados.

2. Conseguir avivar la iniciativa individual entre los diferentes empleados

A la hora de liderar un equipo es necesario contar con inteligencia emocional. Controlar las propias emociones, saber escuchar a los demás y ser empático es imprescindible para conseguir que lo empleados sean más productivos. En las empresas se necesitan personas con carisma, que sean capaces de animar a los demás a trabajar, más y mejor.

3. Estimular una cultura de compañerismo

El reparto de tareas ayuda a los equipos a cumplir con el objetivo final marcado. En esta labor es necesario que los empleados se ayuden entre sí ¿Cómo canalizar esta solidaridad? La clave para instalar una cultura de compañerismo radica en los líderes del grupo.

4. Analizar los intereses del grupo

Los empleados deben de estar motivados por los mismos objetivos que la empresa. A la hora de dirigir un equipo de trabajo es necesario que todas las partes conozcan los intereses generales. La comunicación es una de las habilidades más requeridas en el liderazgo.

5. Motivar al equipo para lograr los objetivos

Para medir la capacidad de un buen jefe sólo hace falta ver los resultados del equipo. Los resultados de un buen jefe se miden a través del trabajo de sus empleados.

Cómo gestionar el talento para el liderazgo

Imagen_Cómo gestionar el talento para el liderazgo

En la organización empresarial más clásica y conservadora, se relaciona al líder con una figura autoritaria que mantiene una cierta distancia con el resto de su equipo y que no se rige por las mismas pautas que el resto de empleados.

¡Descárgalo y descubre cómo!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.