text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Te has topado alguna vez con el jefe ausente en tu vida laboral?

      
Un jefe ausente puede desmotivar al equipo de trabajo
Un jefe ausente puede desmotivar al equipo de trabajo
  • La interacción del jefe con su equipo puede conseguir grandes logros para la empresa. Un jefe ausente suele ser reacio a prestar atención a sus trabajadores.
  • Un jefe ausente propicia que los empleados cambien de puesto antes, ya que os trabajadores buscan jefes que les motiven a seguir adelante.
  • La falta de instrucciones por parte del jefe debilita la motivación del equipo y puede llevar a la deriva a la empresa.

A lo largo de tu vida laboral te toparás con diferentes tipos de jefes. Aprende a identificar el jefe ausente y cuál es la forma más cómoda de trabajar con él.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Se habla mucho y mal del jefe autoritario, sin embargo puedes encontrarte con otros tipos de jefe que entorpecerán más aún tu vida laboral. ¿Quieres saber de cuáles se trata?

Motivar equipos y exigir resultados suele estar entre las competencias de un buen jefe. Para cumplir con estos objetivos es necesario controlar a los trabajadores y motivarles. Sin embargo el jefe ausente suele permanecer al margen en el contacto con su plantilla.

Un jefe ausente no suele hablar con sus trabajadores. Deja a la plantilla tomar su propio rumbo. Este tipo de jefes pueden ser un problema puesto que desmotivan a su equipo.

Dedicas muchas horas al trabajo. Lo mejor para aprovechar este tiempo es estar motivado y tener la certeza de que estás haciendo una buena labor. Los buenos jefes saben interactuar con su equipo. Un jefe ausente evitará darte una retroalimentación sobre el desempeño de tu trabajo.

Los trabajadores con un jefe ausente suelen abandonar sus puestos de trabajo antes. Resulta muy poco estimulante contar con un superior que no se involucra en la propia actividad.

Características de un jefe ausente

Poca interacción con el equipo

El jefe ausente es fácil de reconocer. No suele dar la cara a su equipo y en muchas ocasiones permanece al margen de los objetivos del equipo. No le interesa interactuar con sus trabajadores, así el trabajo se vuelve un terreno pantanoso.

Muchas veces a los trabajadores les faltan instrucciones

Cuando un jefe ausente evita dar instrucciones al equipo los trabajadores quedan al descubierto a la hora de conseguir los objetivos del grupo. Esta situación puede ser un problema a la hora de conseguir aumentar la productividad de la empresa. A los trabajadores les faltan herramientas para desarrollar su labor.

Falta de reconocimiento hacia el equipo de trabajo

Está demostrado que las personas trabajan más motivadas y mejor cuando se reconocen sus logros laborales. En tu vida laboral te toparás con jefes que no saben cómo premiar a sus equipos cuando hacen las cosas bien. Esto es propio de un jefe ausente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.