text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

UDEP diseña cánulas de alto flujo de oxígeno para combatir efectos mortales del COVID-19

      
<p dir=ltr><strong>Lima, junio de 2020.-</strong><span> En las pruebas realizadas, estas cánulas han demostrado ser eficientes para la rápida recuperación de pacientes que necesitan, con urgencia, ventilación artificial. Además, la UDEP ha construido y donado protectores faciales a dos hospitales de Piura; y también donará a una posta médica de Sechura.</span></p><p dir=ltr><span>El diseño y la fabricación de un prototipo de estas cánulas, que escasean en nuestro país, se realiza en los laboratorios de la Universidad de Piura. Estas no solo son de alto flujo de oxígeno, sino que, además, son de bajo costo y pueden ayudar a salvar vidas de los pacientes con COVID-19. Las primeras tres cánulas ya han sido donadas al Hospital Santa Rosa de Piura, donde han sido probadas exitosamente.</span></p><p dir=ltr><span>Asimismo, el equipo de UDEP ha diseñado el prototipo del dispositivo que conecta la cánula con el balón de oxígeno el cual tampoco está disponible en el mercado. El magíster Jorge Machacuay, quien lidera el grupo de trabajo, indica que, aunque se trata de prototipos que están siendo perfeccionados, los tres primeros ya han sido probados con éxito. Para el diseño de estos dispositivos, agrega, se ha contado con la asesoría de médicos de la UCI del Hospital Santa Rosa.</span></p><h2><span>No podemos parar</span></h2><p dir=ltr><span>Machacuay, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura, señala que cuando la crisis por el COVID-19 está cobrando ya cientos de víctimas, hace falta la participación de todos para controlar el avance de los impactos negativos. </span></p><p dir=ltr><span>Por ejemplo, señala que, a inicios de la cuarentena, la UDEP reparó dos respiradores mecánicos; y luego, uno más. Agrega que, aunque ya hace un mes fue validado el prototipo de respirador mecánico diseñado y construido en esta casa de estudios, lamentablemente no se han podido terminar de fabricar los 10 que se han ofrecido, porque aún no se cuenta con los componentes que compró el Gobierno Regional pero cuya importación ha demorado más de lo esperado.</span></p><p dir=ltr><span>Aun así, “en este tiempo, el equipo de la UDEP (con fondos propios) no ha parado de buscar soluciones a los problemas que afronta nuestra región y el país en general, como el diseño de estas cánulas nasales; la construcción y entrega de dos cubículos o cajas acrílicas protectoras para el proceso de intubación y máscaras de protección o protectores faciales, para que puedan ser usadas por personal de salud (médicos, técnicos, enfermeras)”.  </span></p><p dir=ltr><span>Las cánulas nasales, “generalmente recomendadas para oxigenoterapia infantil o pacientes con hipoxemia moderada, se están utilizando en pacientes con COVID-19, con baja saturación de oxígeno (debajo de 65%) y con alto riesgo de sufrir daño mortal. Su uso es muy eficiente porque se llega a rangos del 95% de oxígeno saturado en el paciente, superando los resultados que se logran cuando se utiliza mascarilla o CPAP (75% u 80%)”, refiere el docente de la UDEP.</span></p><p dir=ltr><span>Este método, agrega, es muy “eficiente, para la rápida recuperación de los pacientes que llegan muy urgidos de ventilación, pues se evita que sean intubados y conectados a un ventilador mecánico”. </span></p><h2><span>Características de las cánulas</span></h2><p dir=ltr><span>El diseño se hace en un software de modelado sólido; luego, el modelo es enviado a la impresora 3D; pero no a una impresora 3D de filamento (FDM) que son las que abundan en el país y que sirven para imprimir ABS o PLA o PETG que son los materiales más comunes. </span></p><p dir=ltr><span>Las cánulas y el dispositivo que las conecta con el balón de oxígeno deben imprimirse en resina médica para que pueda soportar los 120°C de esterilización. Para esto, hace falta impresoras 3D de resinas con curado de rayo láser. Al respecto, Machacuay señala que la Universidad de Piura cuenta con dos de estas impresoras. </span></p><p dir=ltr><span>“El prototipo desarrollado ya está salvando algunas vidas, pero hacen falta muchos más para poderlos llevar a los hospitales de Piura. Actualmente, las cánulas comerciales no están disponibles en el mercado”, subraya.</span></p><h2><span>Los primeros 60 protectores faciales para hospitales de Piura</span></h2><p dir=ltr><span>El ingeniero Machacuay también informó que la Universidad de Piura ha donado 60 protectores faciales, para que sean utilizados por el personal médico y paramédico del Hospital Santa Rosa (30) y del Hospital José Cayetano Heredia (30). </span></p><p dir=ltr><span>“Nuestra meta es construir 200 de estos equipos para hospitales de la región y también para Sechura u otros, y así contribuir a la protección de los profesionales que están en la primera línea de atención a los pacientes con COVOD-19”. </span></p><p dir=ltr><span>Machacuay también refirió que la empresa Miski Mayo ya ha ofrecido la donación de tres impresoras FDM, con las que se podría acelerar la fabricación de más de estos equipos para la protección del personal médico y paramédico. </span></p><h2><span>Otras donaciones</span></h2><p dir=ltr><span>Asimismo, la UDEP entregará mascarillas, overoles protectores para personal médico, donados por Ferreyros a la universidad; y protectores faciales a hospitales de Piura y posta médica de Sechura, como se detalla a continuación:</span></p><b><b><br/></b></b><h3><span>Hospital Santa Rosa</span></h3><p dir=ltr><span>600 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 3000 mascarillas).</span></p><p dir=ltr><span>240 overoles protectores para personal médico.</span></p><p dir=ltr><span>30 protectores faciales.</span></p><b><b><br/></b></b><h3><span>Hospital Regional Cayetano Heredia</span></h3><p dir=ltr><span>600 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 3000 mascarillas).</span></p><p dir=ltr><span>240 overoles protectores para personal médico.</span></p><p dir=ltr><span>30 protectores faciales.</span></p><b><b><br/></b></b><h3><span>Posta de Sechura </span></h3><p dir=ltr><span>100 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 500 mascarillas).</span></p><p dir=ltr><span>80 overoles para personal médico.</span></p><p dir=ltr><span>25 protectores faciales.</span></p><b><b><br/><br/></b></b><p dir=ltr><strong>Sobre la Universidad de Piura (UDEP)</strong></p><em>Creada en 1968, la Universidad de Piura nació en Piura con la misión de formar integralmente a los alumnos, cultivando en ellos el espíritu del saber desde una concepción cristiana de la vida, que les permitiera desarrollar su profesión con competencia y vocación de servicio.  Actualmente, cuenta con más de 10 000 alumnos de pre (8000) y posgrado (más de 2500) que estudian en sus campus de Piura y Lima (creado el 2003), además de la Escuela de Dirección –PAD, institución de primera categoría, creada en 1979, que forma a directivos en ejercicio y potenciales directivos del país. Licenciada por la Sunedu, la UDEP tiene 36 programas de pregrado; y, en posgrado: 30 maestrías y cinco doctorados. Atendiendo su principio de igualdad de oportunidades, que promueve que ningún talento se pierda por falta de recursos económicos, la UDEP otorga becas o semibecas al 20% de sus estudiantes; y acoge a más de 600 becarios del Pronabec. A la fecha, más de 14 000 personas han egresado de sus aulas y se desempeñan en distintas organizaciones e instituciones del Perú y el extranjero.</em>

Lima, junio de 2020.- En las pruebas realizadas, estas cánulas han demostrado ser eficientes para la rápida recuperación de pacientes que necesitan, con urgencia, ventilación artificial. Además, la UDEP ha construido y donado protectores faciales a dos hospitales de Piura; y también donará a una posta médica de Sechura.

El diseño y la fabricación de un prototipo de estas cánulas, que escasean en nuestro país, se realiza en los laboratorios de la Universidad de Piura. Estas no solo son de alto flujo de oxígeno, sino que, además, son de bajo costo y pueden ayudar a salvar vidas de los pacientes con COVID-19. Las primeras tres cánulas ya han sido donadas al Hospital Santa Rosa de Piura, donde han sido probadas exitosamente.

Asimismo, el equipo de UDEP ha diseñado el prototipo del dispositivo que conecta la cánula con el balón de oxígeno el cual tampoco está disponible en el mercado. El magíster Jorge Machacuay, quien lidera el grupo de trabajo, indica que, aunque se trata de prototipos que están siendo perfeccionados, los tres primeros ya han sido probados con éxito. Para el diseño de estos dispositivos, agrega, se ha contado con la asesoría de médicos de la UCI del Hospital Santa Rosa.

No podemos parar

Machacuay, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura, señala que cuando la crisis por el COVID-19 está cobrando ya cientos de víctimas, hace falta la participación de todos para controlar el avance de los impactos negativos. 

Por ejemplo, señala que, a inicios de la cuarentena, la UDEP reparó dos respiradores mecánicos; y luego, uno más. Agrega que, aunque ya hace un mes fue validado el prototipo de respirador mecánico diseñado y construido en esta casa de estudios, lamentablemente no se han podido terminar de fabricar los 10 que se han ofrecido, porque aún no se cuenta con los componentes que compró el Gobierno Regional pero cuya importación ha demorado más de lo esperado.

Aun así, “en este tiempo, el equipo de la UDEP (con fondos propios) no ha parado de buscar soluciones a los problemas que afronta nuestra región y el país en general, como el diseño de estas cánulas nasales; la construcción y entrega de dos cubículos o cajas acrílicas protectoras para el proceso de intubación y máscaras de protección o protectores faciales, para que puedan ser usadas por personal de salud (médicos, técnicos, enfermeras)”.  

Las cánulas nasales, “generalmente recomendadas para oxigenoterapia infantil o pacientes con hipoxemia moderada, se están utilizando en pacientes con COVID-19, con baja saturación de oxígeno (debajo de 65%) y con alto riesgo de sufrir daño mortal. Su uso es muy eficiente porque se llega a rangos del 95% de oxígeno saturado en el paciente, superando los resultados que se logran cuando se utiliza mascarilla o CPAP (75% u 80%)”, refiere el docente de la UDEP.

Este método, agrega, es muy “eficiente, para la rápida recuperación de los pacientes que llegan muy urgidos de ventilación, pues se evita que sean intubados y conectados a un ventilador mecánico”. 

Características de las cánulas

El diseño se hace en un software de modelado sólido; luego, el modelo es enviado a la impresora 3D; pero no a una impresora 3D de filamento (FDM) que son las que abundan en el país y que sirven para imprimir ABS o PLA o PETG que son los materiales más comunes. 

Las cánulas y el dispositivo que las conecta con el balón de oxígeno deben imprimirse en resina médica para que pueda soportar los 120°C de esterilización. Para esto, hace falta impresoras 3D de resinas con curado de rayo láser. Al respecto, Machacuay señala que la Universidad de Piura cuenta con dos de estas impresoras. 

“El prototipo desarrollado ya está salvando algunas vidas, pero hacen falta muchos más para poderlos llevar a los hospitales de Piura. Actualmente, las cánulas comerciales no están disponibles en el mercado”, subraya.

Los primeros 60 protectores faciales para hospitales de Piura

El ingeniero Machacuay también informó que la Universidad de Piura ha donado 60 protectores faciales, para que sean utilizados por el personal médico y paramédico del Hospital Santa Rosa (30) y del Hospital José Cayetano Heredia (30). 

“Nuestra meta es construir 200 de estos equipos para hospitales de la región y también para Sechura u otros, y así contribuir a la protección de los profesionales que están en la primera línea de atención a los pacientes con COVOD-19”. 

Machacuay también refirió que la empresa Miski Mayo ya ha ofrecido la donación de tres impresoras FDM, con las que se podría acelerar la fabricación de más de estos equipos para la protección del personal médico y paramédico. 

Otras donaciones

Asimismo, la UDEP entregará mascarillas, overoles protectores para personal médico, donados por Ferreyros a la universidad; y protectores faciales a hospitales de Piura y posta médica de Sechura, como se detalla a continuación:


Hospital Santa Rosa

600 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 3000 mascarillas).

240 overoles protectores para personal médico.

30 protectores faciales.


Hospital Regional Cayetano Heredia

600 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 3000 mascarillas).

240 overoles protectores para personal médico.

30 protectores faciales.


Posta de Sechura 

100 mascarillas con 5 repuestos (equivalente a 500 mascarillas).

80 overoles para personal médico.

25 protectores faciales.



Sobre la Universidad de Piura (UDEP)

Creada en 1968, la Universidad de Piura nació en Piura con la misión de formar integralmente a los alumnos, cultivando en ellos el espíritu del saber desde una concepción cristiana de la vida, que les permitiera desarrollar su profesión con competencia y vocación de servicio.  Actualmente, cuenta con más de 10 000 alumnos de pre (8000) y posgrado (más de 2500) que estudian en sus campus de Piura y Lima (creado el 2003), además de la Escuela de Dirección –PAD, institución de primera categoría, creada en 1979, que forma a directivos en ejercicio y potenciales directivos del país. Licenciada por la Sunedu, la UDEP tiene 36 programas de pregrado; y, en posgrado: 30 maestrías y cinco doctorados. Atendiendo su principio de igualdad de oportunidades, que promueve que ningún talento se pierda por falta de recursos económicos, la UDEP otorga becas o semibecas al 20% de sus estudiantes; y acoge a más de 600 becarios del Pronabec. A la fecha, más de 14 000 personas han egresado de sus aulas y se desempeñan en distintas organizaciones e instituciones del Perú y el extranjero.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.