text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Conocer la universidad, antes de emprender cambios

      
<P>Tuve la oportunidad de participar en uno de ellos, la Maestría de Gestión y Políticas de la Educación Superior del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativos de la Universidad de Guadalajara. Y como su propio nombre lo indica es una maestría destinada a formar especialistas en gestión y planeación estratégica de la educación, así como en la investigación, el análisis y el diseño de políticas públicas de educación superior.<BR><BR>México reconoce que es necesario invertir en una serie de programas que lleven, en un futuro no muy lejano, a tener profesionales que beneficien el desarrollo del país. Por ello a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) tienen lo que denominan el Padrón de Excelencia, y pertenecer a ella es la máxima categoría que puede ostentar un postgrado en México.<BR><BR>¿Pero qué significa estudiar en un programa de excelencia? Primero el reconocimiento que los estudios que uno realiza son de importancia para el gobierno, que considera que los estudios realizados podrán colaborar en el desarrollo académico y científico del país. En consecuencia, estos posgrados cuentan con una planta docente también de excelencia. En estos programas, el gobierno beneficia a sus estudiantes con becas, que además de otorgarles reducción de los costos de matricula y pagos a la universidad, les otorga una subvención que permite cubrir sus gastos de estadía, y material informativo a utilizar. Por tanto, la exigencia que se solicita es alta, y su dedicación a tiempo completo.<BR><BR>Conocer bien a la universidad, entender sus procesos, sus cambios basados en el entorno, las políticas e intereses que como toda institución genera, el aprender a gestionar y diseñar políticas, analizar investigaciones sobre el tema, entre otros, es parte de lo que esta Maestría ofrece, para quienes quieran adentrarse a estudiar las universidades, no sólo desde un punto de visto académico sino como procesos, como gestión de ellas mismas. Lo aprendido en estas aulas para los que hemos trabajado en universidades, como administrativos o como docentes, nos revela la necesidad de primero conocer bien la universidad para luego emprender los cambios.<BR><BR>De lo contrario, ¿Cómo nos lanzamos a proponer cambios, sino conocemos nuestras principales fortalezas o debilidades?, ¿Cómo proponemos modelos académicos sino tenemos la certeza de estar preparados?, ¿Conocemos a nuestros recursos humanos, podemos contar con ellos? ¿Por qué seguimos y aplicamos modelos extranjeros cuando nuestras realidades son diferentes?, ¿Por qué aplicamos la gestión de las empresas a las universidades?.<BR><BR>Quizás por eso México reconoce lo importante que es el capacitar a sus profesionales, que no sean sólo excelentes académicos o científicos sino que quienes puedan llegar a gobernar o ejercer cargos públicos en el sector educación sean especialistas en gestionar y desarrollar políticas de educación superior. Es probable que los cambios no sean inmediatos o siempre exitosos, pero ellos han emprendido un camino, que entre otros, reconoce la calidad de los posgrados, y eso es un paso hacia adelante.<BR><BR></P>

Tuve la oportunidad de participar en uno de ellos, la Maestría de Gestión y Políticas de la Educación Superior del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativos de la Universidad de Guadalajara. Y como su propio nombre lo indica es una maestría destinada a formar especialistas en gestión y planeación estratégica de la educación, así como en la investigación, el análisis y el diseño de políticas públicas de educación superior.

México reconoce que es necesario invertir en una serie de programas que lleven, en un futuro no muy lejano, a tener profesionales que beneficien el desarrollo del país. Por ello a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) tienen lo que denominan el Padrón de Excelencia, y pertenecer a ella es la máxima categoría que puede ostentar un postgrado en México.

¿Pero qué significa estudiar en un programa de excelencia? Primero el reconocimiento que los estudios que uno realiza son de importancia para el gobierno, que considera que los estudios realizados podrán colaborar en el desarrollo académico y científico del país. En consecuencia, estos posgrados cuentan con una planta docente también de excelencia. En estos programas, el gobierno beneficia a sus estudiantes con becas, que además de otorgarles reducción de los costos de matricula y pagos a la universidad, les otorga una subvención que permite cubrir sus gastos de estadía, y material informativo a utilizar. Por tanto, la exigencia que se solicita es alta, y su dedicación a tiempo completo.

Conocer bien a la universidad, entender sus procesos, sus cambios basados en el entorno, las políticas e intereses que como toda institución genera, el aprender a gestionar y diseñar políticas, analizar investigaciones sobre el tema, entre otros, es parte de lo que esta Maestría ofrece, para quienes quieran adentrarse a estudiar las universidades, no sólo desde un punto de visto académico sino como procesos, como gestión de ellas mismas. Lo aprendido en estas aulas para los que hemos trabajado en universidades, como administrativos o como docentes, nos revela la necesidad de primero conocer bien la universidad para luego emprender los cambios.

De lo contrario, ¿Cómo nos lanzamos a proponer cambios, sino conocemos nuestras principales fortalezas o debilidades?, ¿Cómo proponemos modelos académicos sino tenemos la certeza de estar preparados?, ¿Conocemos a nuestros recursos humanos, podemos contar con ellos? ¿Por qué seguimos y aplicamos modelos extranjeros cuando nuestras realidades son diferentes?, ¿Por qué aplicamos la gestión de las empresas a las universidades?.

Quizás por eso México reconoce lo importante que es el capacitar a sus profesionales, que no sean sólo excelentes académicos o científicos sino que quienes puedan llegar a gobernar o ejercer cargos públicos en el sector educación sean especialistas en gestionar y desarrollar políticas de educación superior. Es probable que los cambios no sean inmediatos o siempre exitosos, pero ellos han emprendido un camino, que entre otros, reconoce la calidad de los posgrados, y eso es un paso hacia adelante.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.