text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Evite el estrés laboral, haga ejercicios

      
Ejercitarse constantemente contrarresta el desgaste ocupacional, también conocido como el síndrome del burnout laboral. Éste se debe principalmente a la exposición prolongada a altos niveles de estrés en el trabajo, que termina fatigando a la persona en tres facetas: física, cognitiva e interpersonal.

“Es común oír que estas personas dicen que les duele hasta pensar”, comentó la psicóloga costarricense Ana María Morales. Según los investigadores, el principal beneficio está en las personas que realizan al menos cuatro horas de actividad física a la semana; sin embargo, quienes realizan dos horas y media también pueden sentirlo.

“Si no puede hacer nada para que su ritmo de trabajo sea menos estresante, las actividades físicas durante su tiempo libre pueden ser una herramienta certera de manejo del estrés”, dijo Sharon Toker, una de las investigadoras.

Originalmente, el estudio estaba diseñado para medir la relación entre el síndrome burnout y la depresión. Sin embargo, al agregar la variable del ejercicio a la ecuación, los científicos vieron que esto les hacía llegar a una conclusión más importante.

Para ello, se evaluó a 1.632 trabajadores de diferentes campos laborales. A todos ellos se les hizo un examen físico que incluyó muestras de sangre, toma de medidas, un examen físico, una prueba de orina y un electrocardiograma.

Luego se les hizo un cuestionario psicológico para determinar su nivel de estrés laboral y del síndrome burnout y otra prueba para verificar si padecían depresión. Después se analizó el nivel, frecuencia y tipo de actividad física que realizaban los participantes. En efecto, los que hacían más ejercicio presentaron menores niveles de estrés en el trabajo.

“La actividad física beneficia a todos en una empresa. No solo se trata de combatir la obesidad. También los trabajadores se sentirán mejor, el ausentismo laboral será menor y la productividad será mayor”, dice el estudio.

Para Morales, el ejercicio ayuda al manejo del estrés, y con esto, sí es posible que reduzca el impacto del síndrome burnout y de ciertos síntomas depresivos. “El ejercicio relaja. Cuando nos ejercitamos, pensamos en algo que no es trabajo, y eso reduce los niveles de estrés”, aseguró.

El informe de la Universidad de Tel Aviv es otro que apunta a reducir los altos niveles de estrés que padece la sociedad actual. Estos y otros científicos han diseñado consejos para aquellos que pretenden bajarle un cambio a su ritmo de vida. Estos son algunos:

1. Reduzca la cantidad de café o cafeína. Algunos estudios han demostrado que la cafeína puede incrementar los niveles de estrés de las hormonas y este incremento pude durar a lo largo del día y en el momento de ir a dormir.

2. Alimentación saludable. Evite comidas pesadas, ricas en grasas. Introduzca en su dieta frutas, verduras, yogures y alimentos antioxidantes.

3. No se recree con los síntomas del estrés. No caiga en la trampa de la autocomplacencia con su cansancio, falta de energía, ansiedad, etc.

4. Desayune bien. No se vaya al trabajo sin comer nada. Un día de trabajo intenso en su jornada laboral requiere energía.
 
5. Beba agua. Dos litros de agua es la cantidad recomendada. Intente mantener una saludable hidratación teniendo agua siempre al alcance de su mano.
 
6. Priorice las horas de sueño. Esto es fundamental para rejuvenecerle cada día. Con sueño, relanzará el estrés mucho más fácilmente.
 
7. Camine un poco cada día. Si no tiene tiempo para una sesión de ejercicios, simplemente póngase a caminar. Aunque solo sean 10 o 15 minutos cada día pueden ayudarle a su cabeza y mejorar su estado de ánimo.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.