text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El ruido, enemigo del corazón

      
<p style='text-align: justify;'>Entre ellos, cabe destacar el hecho de que el ruido de un avión en el campo laboral puede afectar al corazón de una persona sin que ésta aprecie ningún síntoma de enfermedad.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'>El estudio, que se ha realizado en el campo de la aviación militar por el grupo de investigación I2A2, ha concluido en que el ruido generado durante las fases operativas de las aeronaves militares superan los 100dB, lo que supone efectos no auditivos que, al coincidir con la presión del cuerpo, pueden producir alteraciones en el <a href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=76192' target='_blank'>corazón</a> sin que los sujetos lleguen a apreciar ningún síntoma.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'>Para obtener estos resultados se analizaron parámetros cardíacos y parámetros psicoacústicos de diferentes trabajadores de la aviación militar, examinando un gran número de variantes en cada caso.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'>De estos parámetros se pudo comprobar que los valores obtenidos sin ruido y con él variaban mucho, cosa que puede ser perjudicial para la salud cardiaca de una persona.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'>Por último, se concluyó que la irritabilidad, el <a href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=76115' target='_blank'>insomnio</a> o la molestia general también pueden derivar de estas frecuencias del ruido, mientras que parece no haber alteraciones que afecten al estado de la memoria y la atención durante maniobras de aviación.</p><p style='text-align: justify;'></p>

Entre ellos, cabe destacar el hecho de que el ruido de un avión en el campo laboral puede afectar al corazón de una persona sin que ésta aprecie ningún síntoma de enfermedad.

El estudio, que se ha realizado en el campo de la aviación militar por el grupo de investigación I2A2, ha concluido en que el ruido generado durante las fases operativas de las aeronaves militares superan los 100dB, lo que supone efectos no auditivos que, al coincidir con la presión del cuerpo, pueden producir alteraciones en el corazón sin que los sujetos lleguen a apreciar ningún síntoma.

Para obtener estos resultados se analizaron parámetros cardíacos y parámetros psicoacústicos de diferentes trabajadores de la aviación militar, examinando un gran número de variantes en cada caso.

De estos parámetros se pudo comprobar que los valores obtenidos sin ruido y con él variaban mucho, cosa que puede ser perjudicial para la salud cardiaca de una persona.

Por último, se concluyó que la irritabilidad, el insomnio o la molestia general también pueden derivar de estas frecuencias del ruido, mientras que parece no haber alteraciones que afecten al estado de la memoria y la atención durante maniobras de aviación.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.