text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Resuelve exitosamente tus exámenes

      
<p style='text-align: justify;'><strong>Ideas básicas.</strong> Más allá de esquemas o memorizar al detalle, hay que tener claras las <a href='https://www.universia.edu.pe/universitarios/detalle_articulo.php?id=6265' target='_blank'>ideas</a> básicas de cada tema, cuyo conocimiento es el que habitualmente se evalúa con este tipo de preguntas breves.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'><strong>Resumen preciso.</strong> A partir de esas ideas clave podrás elaborar un resumen de los apartados que forman parte del tema. El siguiente paso consistirá en memorizarlos, relacionándolos entre sí.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'><strong>Tranquilidad.</strong> Leer detenidamente y discernir cuánto tiempo dedicarle a cada pregunta, teniendo siempre presente cuál es su valor.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'><strong>Ir a lo seguro.</strong> Al igual que sucede en el caso de los exámenes tipo test, es conveniente apostar por las preguntas que uno sabe y dejar las dudosas para el final.</p><p style='text-align: justify;'></p><p style='text-align: justify;'><strong>El espacio.</strong> Habitualmente el <a href='https://www.universia.edu.pe/docentes/' target='_blank'>profesor</a> exige que este tipo de preguntas ocupen un determinado espacio, por lo que es bueno dejar al margen las anécdotas y centrarse en los aspectos más importantes. Las preguntas breves siempre son muy concretas y las respuestas exigen idéntica precisión. Demuestra que sabes de lo que estás hablando.</p><p style='text-align: justify;'></p>

Ideas básicas. Más allá de esquemas o memorizar al detalle, hay que tener claras las ideas básicas de cada tema, cuyo conocimiento es el que habitualmente se evalúa con este tipo de preguntas breves.

Resumen preciso. A partir de esas ideas clave podrás elaborar un resumen de los apartados que forman parte del tema. El siguiente paso consistirá en memorizarlos, relacionándolos entre sí.

Tranquilidad. Leer detenidamente y discernir cuánto tiempo dedicarle a cada pregunta, teniendo siempre presente cuál es su valor.

Ir a lo seguro. Al igual que sucede en el caso de los exámenes tipo test, es conveniente apostar por las preguntas que uno sabe y dejar las dudosas para el final.

El espacio. Habitualmente el profesor exige que este tipo de preguntas ocupen un determinado espacio, por lo que es bueno dejar al margen las anécdotas y centrarse en los aspectos más importantes. Las preguntas breves siempre son muy concretas y las respuestas exigen idéntica precisión. Demuestra que sabes de lo que estás hablando.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.