text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tiempo de reflexión, viajes y peregrinación

      
 <P><BR>Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Jesús padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a la humanidad y el poder de su Resurrección, que es la de los hombres. La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección recuerda que los hombres fueron creados para vivir eternamente junto a Dios.<BR><BR><STRONG><FONT color=#ff0000>¿Por qué cada año tiene una fecha distinta?</FONT></STRONG><BR><BR>Para conocer por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año, basta con remontarse a la época en la que el pueblo judío celebraba la fiesta de pascua en recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto, el día de la primera luna llena de primavera. Esta fecha la fijaban en base al año lunar y no al año solar de nuestro calendario moderno. Es por esta razón que cada año la Semana Santa cambia de día, pues se le hace coincidir con la luna llena.<BR><BR>La historia cuenta que Dionisio 'el Exiguo', un monje católico, quien fijó las fechas del nacimiento y muerte de Jesús, propuso a la Iglesia, dado el largo tiempo transcurrido desde la desaparición del Imperio Romano, que 'los años fueran contados a partir del primero de enero siguiente al nacimiento de Cristo'.<BR><BR>Gracias a sus escritos y posteriores estudios se aceptó el viernes 7 de abril, como el día que murió Cristo. Sin embargo, a partir del Concilio de Nicea (325 d.C.) se estipuló conmemorar la muerte de Jesús el mismo día que lo relatan los evangelios, y como en aquellos tiempos, al igual que hoy, se regían por el calendario lunar, empezó a celebrarse el Domingo siguiente a la primera luna llena de Primavera. Es decir, el primer Domingo que sigue a la decimocuarta noche de lunación (la luna llena del mes de Nissan – mes judío).<BR><BR>Como el primer día de esta fase lunar se sitúa necesariamente entre el 8 de marzo y el 5 de abril, la fecha de la Pascua cae entre el 22 de marzo y el 18 de abril, según el criterio generalizado en aquella época, de utilizar el mes lunar (29 días). <BR><BR>No obstante, con el fin de que no hubiera coincidencia con la festividad judía de la Pascua, y evitar confusiones y paralelismos entre las dos comunidades religiosas, se añadió una semana: 35 días en total, entre los cuales puede caer el Domingo de Resurrección.<BR><BR><STRONG><FONT color=#ff0000>Días sagrados</FONT></STRONG><BR><BR>La también llamada antiguamente “Gran Semana', comienza con el Domingo de Ramos, continua con el Jueves y Viernes Santo, le sigue el Sábado de Gloria y termina con el Domingo de Pascua, el día de la gran celebración. En cada una de ellas se conmemora un hecho y se realiza el respectivo acto ceremonial.<BR><BR>Domingo de Ramos: Se celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, los fieles llevan palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participan en la misa.</P><BR><P>Jueves Santo: Este día se recuerda la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dando un ejemplo de servilismo. En la Última Cena, Jesús se quedó con los hombres en el pan y en el vino, dejó Su Cuerpo y Su Sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.</P><BR><P>Viernes Santo: Ese día se recuerda la Pasión de Cristo: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Se conmemora con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.<BR><BR>Sábado Santo o Sábado De Gloria: Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir 'la tarde y noche anteriores a una fiesta'. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.</P><BR><P>Domingo De Resurrección o Domingo De Pascua: Es el día más importante y más alegre para todos los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y dio la vida. Esto quiere decir que Cristo da la oportunidad de salvar el alma, de entrar al Cielo y vivir eternamente en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.<BR><BR>Es así que en el Perú, cada comunidad se reúne todos los años para conmemorar estas fechas con una ceremonia especial que forma parte de la tradición de nuestra tierra. Se realizan diversas actividades en la que las familias se reúnen y participan para compartir gratos momentos en armonía espiritual así como otras personas viajan para relajarse y huir del continuo caos citadino.</P><BR><P></P><img name='mapa_santo' src='https://www.universia.edu.pe/img/mapa_santo.jpg' width='510' height='458' border='0' id='mapa_santo' usemap='#m_mapa_santo' alt=''/><map name='m_mapa_santo' id='m_mapa_santo'><area shape='poly' coords='406,258,410,258,413,257,419,262,425,263,424,266,425,274,429,279,426,284,427,288,431,289,434,290,442,295,448,297,454,295,453,301,447,305,448,314,444,317,443,322,444,324,443,327,436,326,434,322,431,319,433,315,432,309,424,301,411,299,404,293,402,285,397,281,397,278,401,276,403,271,404,267,406,258' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71689' alt=''/><area shape='poly' coords='394,280,394,285,399,289,401,295,407,302,403,306,403,316,399,321,399,325,403,325,409,323,407,330,397,329,393,333,391,330,388,326,384,326,382,321,380,318,385,318,387,313,385,309,383,306,386,300,390,297,392,291,391,284,394,280' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71691' alt=''/><area shape='poly' coords='369,284,373,281,388,282,388,286,389,291,386,295,380,302,380,308,382,314,380,313,376,313,374,306,372,303,371,296,366,292,368,289,369,284' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71692' alt=''/><area shape='poly' coords='352,263,358,261,359,258,363,258,366,259,372,256,380,254,386,257,393,256,397,251,400,251,404,256,399,264,398,269,400,272,396,275,386,271,384,278,378,278,374,278,369,280,368,275,362,271,352,263' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71688' alt=''/><area shape='poly' coords='312,217,319,215,328,203,333,211,336,214,340,221,343,222,341,226,340,232,343,235,340,240,340,244,334,248,331,245,324,245,320,230,312,217' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71687' alt=''/><area shape='poly' coords='293,144,295,151,294,156,294,161,291,155,286,154,284,161,279,162,273,168,269,166,272,162,272,157,265,152,268,149,264,144,263,138,265,134,274,135,274,141,277,141,282,138,285,141,289,141,293,144' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71690' alt=''/><area shape='poly' coords='310,139,313,139,313,158,318,169,322,176,324,190,321,193,315,190,310,186,307,190,301,187,301,182,303,176,303,169,301,163,297,158,299,152,299,148,306,144,310,139' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71693' alt=''/><area shape='poly' coords='373,60,385,66,386,73,393,78,399,80,401,86,405,90,409,97,417,104,436,99,445,103,452,100,460,104,448,132,431,133,411,144,405,165,406,170,397,180,395,187,385,185,382,196,371,199,365,207,365,196,363,191,361,182,371,177,371,163,354,159,348,160,343,153,336,152,329,147,334,131,330,112,352,104,371,84,378,69,373,60' href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=71694' alt=''/></map>


Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Jesús padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a la humanidad y el poder de su Resurrección, que es la de los hombres. La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección recuerda que los hombres fueron creados para vivir eternamente junto a Dios.

¿Por qué cada año tiene una fecha distinta?

Para conocer por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año, basta con remontarse a la época en la que el pueblo judío celebraba la fiesta de pascua en recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto, el día de la primera luna llena de primavera. Esta fecha la fijaban en base al año lunar y no al año solar de nuestro calendario moderno. Es por esta razón que cada año la Semana Santa cambia de día, pues se le hace coincidir con la luna llena.

La historia cuenta que Dionisio 'el Exiguo', un monje católico, quien fijó las fechas del nacimiento y muerte de Jesús, propuso a la Iglesia, dado el largo tiempo transcurrido desde la desaparición del Imperio Romano, que 'los años fueran contados a partir del primero de enero siguiente al nacimiento de Cristo'.

Gracias a sus escritos y posteriores estudios se aceptó el viernes 7 de abril, como el día que murió Cristo. Sin embargo, a partir del Concilio de Nicea (325 d.C.) se estipuló conmemorar la muerte de Jesús el mismo día que lo relatan los evangelios, y como en aquellos tiempos, al igual que hoy, se regían por el calendario lunar, empezó a celebrarse el Domingo siguiente a la primera luna llena de Primavera. Es decir, el primer Domingo que sigue a la decimocuarta noche de lunación (la luna llena del mes de Nissan – mes judío).

Como el primer día de esta fase lunar se sitúa necesariamente entre el 8 de marzo y el 5 de abril, la fecha de la Pascua cae entre el 22 de marzo y el 18 de abril, según el criterio generalizado en aquella época, de utilizar el mes lunar (29 días).

No obstante, con el fin de que no hubiera coincidencia con la festividad judía de la Pascua, y evitar confusiones y paralelismos entre las dos comunidades religiosas, se añadió una semana: 35 días en total, entre los cuales puede caer el Domingo de Resurrección.

Días sagrados

La también llamada antiguamente “Gran Semana', comienza con el Domingo de Ramos, continua con el Jueves y Viernes Santo, le sigue el Sábado de Gloria y termina con el Domingo de Pascua, el día de la gran celebración. En cada una de ellas se conmemora un hecho y se realiza el respectivo acto ceremonial.

Domingo de Ramos: Se celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, los fieles llevan palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participan en la misa.


Jueves Santo: Este día se recuerda la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dando un ejemplo de servilismo. En la Última Cena, Jesús se quedó con los hombres en el pan y en el vino, dejó Su Cuerpo y Su Sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.


Viernes Santo: Ese día se recuerda la Pasión de Cristo: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Se conmemora con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.

Sábado Santo o Sábado De Gloria: Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir 'la tarde y noche anteriores a una fiesta'. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.


Domingo De Resurrección o Domingo De Pascua: Es el día más importante y más alegre para todos los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y dio la vida. Esto quiere decir que Cristo da la oportunidad de salvar el alma, de entrar al Cielo y vivir eternamente en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

Es así que en el Perú, cada comunidad se reúne todos los años para conmemorar estas fechas con una ceremonia especial que forma parte de la tradición de nuestra tierra. Se realizan diversas actividades en la que las familias se reúnen y participan para compartir gratos momentos en armonía espiritual así como otras personas viajan para relajarse y huir del continuo caos citadino.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.