text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Finaliza campaña del MINAM: "La playa no es un basurero"

      
<P><BR>La Campaña Informativa, Educativa y Recreativa del MINAM ha generado la participación de más de 2 mil personas, cientos de Voluntarios Ambientales de seis universidades y ha movilizado a 6 municipalidades distritales de Lima, que apoyaron la iniciativa en forma decidida. la Viceministra del MINAM, Vanessa Vereau, dio a conocer que una muestra tangible de que la Campaña ha logrado efectos inmediatos es que después de las jornadas las playas vieron reducidos sus niveles de arrojo de desperdicios en la arena y en la orilla. </P><br><P><STRONG>Nueva campaña: Una casa, un árbol</STRONG><BR><BR>El Ministro del Ambiente dio a conocer que la nueva Campaña del Sector se denomina desde ahora “Una Casa, Un Árbol”, mediante la cual se trabajará con todos los municipios, en especial, con los de Lima Norte y Sur, para que cada familia pueda plantar un árbol en el frontis de su hogar. “En esta Campaña serán protagonistas, nuevamente, los jóvenes y niños del país”, afirmó. La Viceministra Vereau dijo, por su parte, que sembrar un árbol no sólo es un acto de respeto por la naturaleza sino que significa, también, una forma de integración familiar y social. </P><br><P>La última jornada de la Campaña “La Playa no es Un Basurero” se llevó a cabo de 10 a.m. a 3 p.m. Se instaló un Módulo Educativo e Informativo, donde un grupo de profesionales del MINAM dio a conocer los peligros de la contaminación de las playas, debido al arrojo de desperdicios como envases de plástico, objetos de metal, alimentos en descomposición, etc. También se instaló un espacio donde los asistentes realizaron juegos y concursos para reconocer la biodiversidad de las playas de Lima. En el Módulo Educativo e Informativo se mostraron ejemplares vivos de la flora y fauna de las playas limeñas, que se encuentran tanto en la arena como en la orilla, con la finalidad de mostrar al público la Biodiversidad que se debe preservar y cuidar. Todas estas actividades fueron supervisadas por el Ministro Brack y la Viceministra Vereau. </P><br><P>La orilla del mar es el hábitat de más 30 especies de la flora y fauna marina, importantes para mantener el equilibrio en la cadena alimenticia del litoral. Podemos mencionar, entre ellas, a estrellas, pepinos de mar, esponjas, medusas, muy muy, caballitos de mar, peces como la lorna y el pejesapo, gran cantidad de aves marinas, micro y macroalgas; muchas de ellas comestibles y de importancia en el círculo económico de la población. </P><br><P>La Campaña contó con el aporte de decenas de estudiantes de las Universidades San Marcos, Federico Villarreal, de Lima, del Callao, del Pacífico y Agraria de La Molina, quienes realizaron labores de limpieza de la playa desde tempranas horas de la mañana. “La Playa no es Un Basurero” se llevó a cabo antes en las playas Makaha (Miraflores), San Pedro (Lurín), Punta Negra, San Bartolo y Santa Rosa, al norte de Lima. </P><br><P>Los efectos de la contaminación por desperdicios arrojados al mar son graves. Un plástico, por ejemplo, puede tardar mil años en degradarse; los vidrios aparte de producir cortes peligrosos pueden durar hasta 4 mil años antes de desintegrarse; las latas de cerveza contienen pinturas en sus envases que demoran unos 500 años en descomponerse. Los óxidos y el aluminio generan alteraciones de los ecosistemas donde se encuentran y las mezclas de cartón, plástico y aluminio al degradarse producen agentes contaminantes.<BR></P>


La Campaña Informativa, Educativa y Recreativa del MINAM ha generado la participación de más de 2 mil personas, cientos de Voluntarios Ambientales de seis universidades y ha movilizado a 6 municipalidades distritales de Lima, que apoyaron la iniciativa en forma decidida. la Viceministra del MINAM, Vanessa Vereau, dio a conocer que una muestra tangible de que la Campaña ha logrado efectos inmediatos es que después de las jornadas las playas vieron reducidos sus niveles de arrojo de desperdicios en la arena y en la orilla.


Nueva campaña: Una casa, un árbol

El Ministro del Ambiente dio a conocer que la nueva Campaña del Sector se denomina desde ahora “Una Casa, Un Árbol”, mediante la cual se trabajará con todos los municipios, en especial, con los de Lima Norte y Sur, para que cada familia pueda plantar un árbol en el frontis de su hogar. “En esta Campaña serán protagonistas, nuevamente, los jóvenes y niños del país”, afirmó. La Viceministra Vereau dijo, por su parte, que sembrar un árbol no sólo es un acto de respeto por la naturaleza sino que significa, también, una forma de integración familiar y social.


La última jornada de la Campaña “La Playa no es Un Basurero” se llevó a cabo de 10 a.m. a 3 p.m. Se instaló un Módulo Educativo e Informativo, donde un grupo de profesionales del MINAM dio a conocer los peligros de la contaminación de las playas, debido al arrojo de desperdicios como envases de plástico, objetos de metal, alimentos en descomposición, etc. También se instaló un espacio donde los asistentes realizaron juegos y concursos para reconocer la biodiversidad de las playas de Lima. En el Módulo Educativo e Informativo se mostraron ejemplares vivos de la flora y fauna de las playas limeñas, que se encuentran tanto en la arena como en la orilla, con la finalidad de mostrar al público la Biodiversidad que se debe preservar y cuidar. Todas estas actividades fueron supervisadas por el Ministro Brack y la Viceministra Vereau.


La orilla del mar es el hábitat de más 30 especies de la flora y fauna marina, importantes para mantener el equilibrio en la cadena alimenticia del litoral. Podemos mencionar, entre ellas, a estrellas, pepinos de mar, esponjas, medusas, muy muy, caballitos de mar, peces como la lorna y el pejesapo, gran cantidad de aves marinas, micro y macroalgas; muchas de ellas comestibles y de importancia en el círculo económico de la población.


La Campaña contó con el aporte de decenas de estudiantes de las Universidades San Marcos, Federico Villarreal, de Lima, del Callao, del Pacífico y Agraria de La Molina, quienes realizaron labores de limpieza de la playa desde tempranas horas de la mañana. “La Playa no es Un Basurero” se llevó a cabo antes en las playas Makaha (Miraflores), San Pedro (Lurín), Punta Negra, San Bartolo y Santa Rosa, al norte de Lima.


Los efectos de la contaminación por desperdicios arrojados al mar son graves. Un plástico, por ejemplo, puede tardar mil años en degradarse; los vidrios aparte de producir cortes peligrosos pueden durar hasta 4 mil años antes de desintegrarse; las latas de cerveza contienen pinturas en sus envases que demoran unos 500 años en descomponerse. Los óxidos y el aluminio generan alteraciones de los ecosistemas donde se encuentran y las mezclas de cartón, plástico y aluminio al degradarse producen agentes contaminantes.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.