text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La vocación profesional, ¿a qué edad se determina?

      
<P><BR>La <A href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/destacada.php?id=47858' target=_blank>vocación</A> es el llamado hacia un nuevo horizonte, hacia una nueva vida. Es aquello que te invita a ser y hacer algo por el mundo entero, aunque suene ilusorio. Y como todo llamado o invitación, espera una reacción de nuestra parte. Eso quiere decir: <A href='https://pre.universia.edu.pe/donde_estudiar/?page=1&depa=14' target=_blank>¡Decide ya!</A><BR></P><br><P>No obstante, la desesperación que se siente en esos momentos no es nada favorable para tomar una decisión acertada. Muchos adolescentes, al verse sumergidos en la presión de su futuro, terminan optando por lo que le vende el medio de comunicación, sus familiares o amigos, pensando que es lo correcto.</P><BR><br><P><STRONG><FONT color=#ff0000>La edad ideal</FONT></STRONG></P><BR><br><P>Cada ser humano es un universo específico, un nuevo cosmos. Sin embargo, existe un período en el que por lo general aparece el interés por el futuro académico profesional. Para el psicólogo Luis Zapata, profesor de la <A href='https://www.universia.edu.pe/noticias/principales/listado.php?uni=10617' target=_blank>Universidad de San Martín de Porres</A> y ex director del Colegio de Psicólogos del Perú, <EM>“empieza en la adolescencia, a partir de los 14 años de edad, por el proceso vital en que ubica la persona el contexto informativo en el que vive y la cercanía de la culminación de la educación secundaria. Aunque son múltiples las variables que intervienen como las educativas, culturales, económicas, entre otras”</EM>.</P><BR><br><P>La vocación por una determinada profesión u oficio consta de dos ingredientes: Un 20 % de lo genético-hereditario y un 80% de lo aprendido a través del tiempo. Por tanto no existen edades tardías para encontrar el verdadero rumbo de la <A href='https://www.universia.edu.pe/universitarios/detalle_articulo.php?id=3982' target=_blank>vida profesional</A>.</P><BR><br><P><STRONG><FONT color=#ff0000>Inseguridad del hoy, dudas del mañana</FONT></STRONG></P><BR><br><P>Los padres deben ser observadores del desempeño de sus hijos desde la niñez, sus aptitudes, intereses, prácticas, entre otros, pues es en ello que se va reflejando su talento y opción académica futura. Ésta debe ser adecuada y oportunamente estimulada desde la niñez.</P><BR><br><P>La indecisión que surge <EM>“es el reflejo de la falta de información y la dificultad en la toma de decisiones, además de una explosiva publicidad que orienta y/o desorienta”</EM>, comenta Zapata. <EM>”Por lo que la comunicación asertiva y orientadora es fundamental, así como el respeto a las propias decisiones de sus hijos”</EM>, afirma el especialista.</P><BR><br><P>Asimismo, hay que tomar en cuenta que las generaciones actuales son <EM>“multisensoriales”</EM> y esto los lleva a intereses variados en lo vocacional. Por tanto, al mezclar todos los talentos se podría concluir que no solo una carrera es conveniente para el perfil de uno mismo, sino que tal vez se estaría destinado a diversas actividades que convergen por su cercana relación o complementariedad.</P><BR><br><P><STRONG><FONT color=#ff0000>El test no lo es todo</FONT></STRONG></P><BR><br><P>Una serie de preguntas aparecen en un papel frente a nosotros cuando nos encontramos en la cuenta regresiva de la etapa escolar. Dicen que a través de ella, dependiendo de nuestros intereses e inteligencia, se puede saber para qué tipo de carrera estamos aptos; pero lo cierto es que este test, que más parece la carta del tarot que marcará tu vida, no es suficiente para determinar tu futuro académico.</P><BR><br><P><EM>“La verdadera vocación se descubre a través de una evaluación psicológica de las aptitudes, personalidad, hábitos, habilidades sociales, inteligencia emocional y otros factores; además de una historia académica y entrevistas. La evaluación psicológica en lo vocacional no se puede reducir simplemente a tests aplicados en 4º y 5º de secundaria, va más allá”</EM>, asevera el psicólogo Luis Zapata.</P><BR><br><P>Es así que, aunque parezca que no hay rumbo alguno y que todo está perdido, la salvación está más cerca de lo que parece. Cada persona posee dones, mas no es por el azar que llegan, sino para darle utilidad. Como decía el dramaturgo español, Jacinto Benavente, <STRONG><EM>'Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento'.</EM></STRONG></P><BR><br><P><STRONG><FONT color=#ff0000><EM>¿Qué hay de ti? ¿Crees que ya encontraste tu verdadera vocación, o aún sigues en la búsqueda?</EM></FONT></STRONG><BR><BR><FONT color=#ff0000>______________________________________________________</FONT><BR><BR><STRONG><IMG height=60 alt='' hspace=0 src='https://www.universia.edu.pe/_descargas/7/9/pontutema.jpg' width=149 align=left border=0>Este tema fue desarrollado como respuesta a la propuesta: </STRONG><EM>'¿La vocación profesional ¿a qué edad se determina a los 18 años o tal vez a los 30 años?'</EM><STRONG>, enviada por Juan Antonio Bardales Mio a </STRONG><A href='https://www.universia.edu.pe/pontutema' target=_blank><STRONG>PontuTema</STRONG></A><STRONG>. Recuerda que tú también puedes poner tus temas en este espacio. </STRONG><A href='https://www.universia.edu.pe/pontutema' target=_blank><STRONG>Ingresa AQUÍ y conoce más</STRONG></A><STRONG>.</STRONG><BR><BR><BR><BR><BR><BR><BR><FONT size=1>Foto: Internet</FONT></P>


La vocación es el llamado hacia un nuevo horizonte, hacia una nueva vida. Es aquello que te invita a ser y hacer algo por el mundo entero, aunque suene ilusorio. Y como todo llamado o invitación, espera una reacción de nuestra parte. Eso quiere decir: ¡Decide ya!


No obstante, la desesperación que se siente en esos momentos no es nada favorable para tomar una decisión acertada. Muchos adolescentes, al verse sumergidos en la presión de su futuro, terminan optando por lo que le vende el medio de comunicación, sus familiares o amigos, pensando que es lo correcto.



La edad ideal



Cada ser humano es un universo específico, un nuevo cosmos. Sin embargo, existe un período en el que por lo general aparece el interés por el futuro académico profesional. Para el psicólogo Luis Zapata, profesor de la Universidad de San Martín de Porres y ex director del Colegio de Psicólogos del Perú, “empieza en la adolescencia, a partir de los 14 años de edad, por el proceso vital en que ubica la persona el contexto informativo en el que vive y la cercanía de la culminación de la educación secundaria. Aunque son múltiples las variables que intervienen como las educativas, culturales, económicas, entre otras”.



La vocación por una determinada profesión u oficio consta de dos ingredientes: Un 20 % de lo genético-hereditario y un 80% de lo aprendido a través del tiempo. Por tanto no existen edades tardías para encontrar el verdadero rumbo de la vida profesional.



Inseguridad del hoy, dudas del mañana



Los padres deben ser observadores del desempeño de sus hijos desde la niñez, sus aptitudes, intereses, prácticas, entre otros, pues es en ello que se va reflejando su talento y opción académica futura. Ésta debe ser adecuada y oportunamente estimulada desde la niñez.



La indecisión que surge “es el reflejo de la falta de información y la dificultad en la toma de decisiones, además de una explosiva publicidad que orienta y/o desorienta”, comenta Zapata. ”Por lo que la comunicación asertiva y orientadora es fundamental, así como el respeto a las propias decisiones de sus hijos”, afirma el especialista.



Asimismo, hay que tomar en cuenta que las generaciones actuales son “multisensoriales” y esto los lleva a intereses variados en lo vocacional. Por tanto, al mezclar todos los talentos se podría concluir que no solo una carrera es conveniente para el perfil de uno mismo, sino que tal vez se estaría destinado a diversas actividades que convergen por su cercana relación o complementariedad.



El test no lo es todo



Una serie de preguntas aparecen en un papel frente a nosotros cuando nos encontramos en la cuenta regresiva de la etapa escolar. Dicen que a través de ella, dependiendo de nuestros intereses e inteligencia, se puede saber para qué tipo de carrera estamos aptos; pero lo cierto es que este test, que más parece la carta del tarot que marcará tu vida, no es suficiente para determinar tu futuro académico.



“La verdadera vocación se descubre a través de una evaluación psicológica de las aptitudes, personalidad, hábitos, habilidades sociales, inteligencia emocional y otros factores; además de una historia académica y entrevistas. La evaluación psicológica en lo vocacional no se puede reducir simplemente a tests aplicados en 4º y 5º de secundaria, va más allá”, asevera el psicólogo Luis Zapata.



Es así que, aunque parezca que no hay rumbo alguno y que todo está perdido, la salvación está más cerca de lo que parece. Cada persona posee dones, mas no es por el azar que llegan, sino para darle utilidad. Como decía el dramaturgo español, Jacinto Benavente, 'Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento'.



¿Qué hay de ti? ¿Crees que ya encontraste tu verdadera vocación, o aún sigues en la búsqueda?

______________________________________________________

Este tema fue desarrollado como respuesta a la propuesta: '¿La vocación profesional ¿a qué edad se determina a los 18 años o tal vez a los 30 años?', enviada por Juan Antonio Bardales Mio a PontuTema. Recuerda que tú también puedes poner tus temas en este espacio. Ingresa AQUÍ y conoce más.






Foto: Internet


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.