text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Brigada de jóvenes se comprometen a limpiar y crear negocio de reciclaje en poblado de Pisco

      
Los nuevos brigadistas son jóvenes estudiantes, madres de familia y agricultores, quienes trabajarán con el apoyo del municipio local por el bienestar de este valle que se levanta tras el desolador terremoto del 15 de agosto de 2007. Ellos, son conscientes de que cada peruano genera más de un kilo de residuos sólidos por día, entre papeles, vidrio, plástico y otros materiales, superando las 22 mil 400 toneladas diarias en el país.<BR><BR><BR>“Hay que cuidar nuestra casa grande. Felicito a todos los que integran las brigadas ambientales y espero que cada vez sean más las personas que se integren al cuidado del ambiente”, dijo la viceministra Ana María González del Valle ante más de cien niños y jóvenes congregados el pasado fin de semana en la loza deportiva de Humay.<BR><BR><BR>Los voluntarios ambientales han sido capacitados en técnicas de reciclaje de residuos orgánicos y papel. Ellos utilizan vistosos uniformes de color anaranjado y verde, cuya principal función es la recolección de residuos sólidos de los mercadillos, casas y escuelas que luego trasladan -en triciclos donados por el MINAM- a la planta de compostaje.<BR><BR><BR>En las próximas semanas generarán sus propios negocios ambientales cuando se inaugure y entre en funcionamiento la planta de producción de compost, la que permitirá convertir la basura en abono ecológico para el biohuerto de la Institución Educativa de Bernales. Como se recuerda de mil 833 distritos del Perú, 100 generan el 62% del total de los residuos sólidos producidos a diario en el país, tomando en cuenta que solo existen 13 rellenos sanitarios legalmente constituidos a nivel nacional.<BR><BR><BR>La juramentación de las brigadas ambientales se realizó en el marco de la Campaña de Sensibilización Ambiental para Municipios que cuentan con Certificación de Gestión Ambiental Local para el Desarrollo Sostenible (GALS), al que asistieron también el alcalde de Humay, Claudio Pillaca, y la representante de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en el Perú (USAID), Marilú Bacigalupo, principal responsable del financiamiento de este proyecto.<BR><BR><BR>Tras obsequiar lampas, palas, mangueras y tachos de basura que ayudará al trabajo de esta comunidad, la viceministra González del Valle resaltó la importancia de trabajar juntos en favor del ambiente. “Los gobiernos locales, la empresa privada, la cooperación internacional y la comunidad en general, debemos trabajar juntos por el desarrollo de los pueblos y la conservación del ambiente”.<BR><BR><BR>Previamente a las actividades en Humay, se hizo lo propio en el distrito de San Andrés, donde también juramentó una brigada ambiental juvenil, integrada por mujeres quienes tienen por misión difundir el cuidado del ambiente mediante talleres de reciclaje de papel.<BR><BR>
Los nuevos brigadistas son jóvenes estudiantes, madres de familia y agricultores, quienes trabajarán con el apoyo del municipio local por el bienestar de este valle que se levanta tras el desolador terremoto del 15 de agosto de 2007. Ellos, son conscientes de que cada peruano genera más de un kilo de residuos sólidos por día, entre papeles, vidrio, plástico y otros materiales, superando las 22 mil 400 toneladas diarias en el país.


“Hay que cuidar nuestra casa grande. Felicito a todos los que integran las brigadas ambientales y espero que cada vez sean más las personas que se integren al cuidado del ambiente”, dijo la viceministra Ana María González del Valle ante más de cien niños y jóvenes congregados el pasado fin de semana en la loza deportiva de Humay.


Los voluntarios ambientales han sido capacitados en técnicas de reciclaje de residuos orgánicos y papel. Ellos utilizan vistosos uniformes de color anaranjado y verde, cuya principal función es la recolección de residuos sólidos de los mercadillos, casas y escuelas que luego trasladan -en triciclos donados por el MINAM- a la planta de compostaje.


En las próximas semanas generarán sus propios negocios ambientales cuando se inaugure y entre en funcionamiento la planta de producción de compost, la que permitirá convertir la basura en abono ecológico para el biohuerto de la Institución Educativa de Bernales. Como se recuerda de mil 833 distritos del Perú, 100 generan el 62% del total de los residuos sólidos producidos a diario en el país, tomando en cuenta que solo existen 13 rellenos sanitarios legalmente constituidos a nivel nacional.


La juramentación de las brigadas ambientales se realizó en el marco de la Campaña de Sensibilización Ambiental para Municipios que cuentan con Certificación de Gestión Ambiental Local para el Desarrollo Sostenible (GALS), al que asistieron también el alcalde de Humay, Claudio Pillaca, y la representante de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en el Perú (USAID), Marilú Bacigalupo, principal responsable del financiamiento de este proyecto.


Tras obsequiar lampas, palas, mangueras y tachos de basura que ayudará al trabajo de esta comunidad, la viceministra González del Valle resaltó la importancia de trabajar juntos en favor del ambiente. “Los gobiernos locales, la empresa privada, la cooperación internacional y la comunidad en general, debemos trabajar juntos por el desarrollo de los pueblos y la conservación del ambiente”.


Previamente a las actividades en Humay, se hizo lo propio en el distrito de San Andrés, donde también juramentó una brigada ambiental juvenil, integrada por mujeres quienes tienen por misión difundir el cuidado del ambiente mediante talleres de reciclaje de papel.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.