text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los rayos solares: Dañinos francotiradores

      
<BR>El calentamiento global, que viene afectando al mundo en unísono, hará sentir su presencia con vehemencia en el verano peruano, afectando sobre todo, las regiones sureñas de Ica, Arequipa, Tacna, y en algunas localidades de Ayacucho y Huancavelica, con altas temperaturas. <BR><BR>Según el profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad San Luis Gonzaga, René Loayza Vera, la región de Ica alcanza diariamente, entre 10 y 14 niveles de radiación ultravioleta, lo cual representa un serio riesgo para la población que se expone directamente al astro rey.<BR><BR><STRONG><IMG alt='' hspace=0 src='https://www.universia.edu.pe/_descargas/7/9/piel.jpg' align=left border=0>Prevención</STRONG><BR><BR>Es por ello, que nuestro territorio se encuentra en alerta máxima sobre las enfermedades que pueden afectar la piel y vista, si no se siguieran las mínimas condiciones de protección que los especialistas dan a conocer. Estas se traducen en el uso de gorros, sombreros o sombrillas, ropa de algodón y de colores claros, al igual que en la aplicación de bloqueadores solares con un alto factor, dependiendo el tipo de piel. Además, el uso de gafas con protección UVB para evitar cualquier patología ocular. <BR><BR>Debido a esta ola de calor que ha empezado a afectar al Perú, más precisamente al sur del país, el SENAMHI ha indicado las horas del día donde existe una mayor peligrosidad para exponerse a los rayos solares, las cuales se rigen entre las once de la mañana y las tres de la tarde. <BR><BR><STRONG>Más que erisipela <BR></STRONG><BR>Lo que común e inocentemente se conoce como “erisipela” tiene, por lo contrario, un trasfondo lejos de lo inocuo. Esta erisipela, conocida también como “eritema solar”, lejos de añadir un asentador tono rosáceo, puede irse agravando si la exposición al sol se prolonga, llegando a transformarse en quemaduras solares con dolorosas ampollas, que a la larga pueden desencadenar en cáncer de piel. <BR><BR><STRONG>¿Qué hacer?</STRONG><BR><BR>Si la persona fuera víctima de insolación tendrá que hidratarse exageradamente, y enfriarse la cabeza, ingle y axilas con paños de agua fría o bolsas con hielo, además de aplicarse anti-inflamatorios tópicos o algún gel con acción refrescante. En casos graves, es mejor acudir al médico pues podrían estarse comprometiendo órganos internos, y con eso la muerte. <BR><BR><STRONG>¿Quiénes son los que están más expuestos a padecerla?</STRONG><BR><BR>Los adultos mayores, los bebés, los que trabajan al aire libre y los que toman medicamentos que sensibilizan la piel al sol, como diuréticos, anti-inflamatorios, antimicóticos y antidepresivos, ya que facilitan las quemaduras solares. <BR><BR><BR><BR><BR><BR><BR><BR><FONT size=1>Fotos: Internet</FONT>

El calentamiento global, que viene afectando al mundo en unísono, hará sentir su presencia con vehemencia en el verano peruano, afectando sobre todo, las regiones sureñas de Ica, Arequipa, Tacna, y en algunas localidades de Ayacucho y Huancavelica, con altas temperaturas.

Según el profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad San Luis Gonzaga, René Loayza Vera, la región de Ica alcanza diariamente, entre 10 y 14 niveles de radiación ultravioleta, lo cual representa un serio riesgo para la población que se expone directamente al astro rey.

Prevención

Es por ello, que nuestro territorio se encuentra en alerta máxima sobre las enfermedades que pueden afectar la piel y vista, si no se siguieran las mínimas condiciones de protección que los especialistas dan a conocer. Estas se traducen en el uso de gorros, sombreros o sombrillas, ropa de algodón y de colores claros, al igual que en la aplicación de bloqueadores solares con un alto factor, dependiendo el tipo de piel. Además, el uso de gafas con protección UVB para evitar cualquier patología ocular.

Debido a esta ola de calor que ha empezado a afectar al Perú, más precisamente al sur del país, el SENAMHI ha indicado las horas del día donde existe una mayor peligrosidad para exponerse a los rayos solares, las cuales se rigen entre las once de la mañana y las tres de la tarde.

Más que erisipela

Lo que común e inocentemente se conoce como “erisipela” tiene, por lo contrario, un trasfondo lejos de lo inocuo. Esta erisipela, conocida también como “eritema solar”, lejos de añadir un asentador tono rosáceo, puede irse agravando si la exposición al sol se prolonga, llegando a transformarse en quemaduras solares con dolorosas ampollas, que a la larga pueden desencadenar en cáncer de piel.

¿Qué hacer?

Si la persona fuera víctima de insolación tendrá que hidratarse exageradamente, y enfriarse la cabeza, ingle y axilas con paños de agua fría o bolsas con hielo, además de aplicarse anti-inflamatorios tópicos o algún gel con acción refrescante. En casos graves, es mejor acudir al médico pues podrían estarse comprometiendo órganos internos, y con eso la muerte.

¿Quiénes son los que están más expuestos a padecerla?

Los adultos mayores, los bebés, los que trabajan al aire libre y los que toman medicamentos que sensibilizan la piel al sol, como diuréticos, anti-inflamatorios, antimicóticos y antidepresivos, ya que facilitan las quemaduras solares.







Fotos: Internet

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.