text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Comercio electrónico: Herramientas y beneficios

      
<P><BR>El comercio electrónico ha crecido gracias a su inmediatez, pero también por los beneficios que ofrece tanto al vendedor como al consumidor. Uno de los principales es el ahorro. Internet nos permite empezar desde un solo producto o servicio, y crecer de acuerdo a la demanda que se tenga. Al no hallarse limitado por fronteras, Internet tampoco necesita permisos de trabajo: uno puede ofertar productos en todo el mundo, y el acceso es directo, sin intermediarios. Ni horarios de atención: Internet siempre está abierto, nunca cierra.<BR><BR>Pero existen beneficios más concretos para los comerciantes y los consumidores. Para los primeros, Internet ofrece la posibilidad de participar en un mercado interactivo, en el que los costos de distribución o ventas tienden a cero. Esta situación puede llegar a reducir los canales de comercialización, permitiendo que la distribución sea más eficiente. De igual forma, se puede disminuir el tiempo que se tardan en realizar las operaciones comerciales, incrementando la eficiencia de las empresas.<BR><BR>Actualmente, asegura Christian Balarrago, la mayoría de empresas emplea Internet para informar a los clientes sobre la compañía. Su naturaleza interactiva ofrece otro tipo de beneficios conducentes a desarrollar las relaciones con los clientes. Esta interacción facilita las relaciones de mercadeo así como el soporte al cliente, hasta un punto inimaginable bajo los medios tradicionales. Las personas que realizan el mercadeo pueden usarlo para retener a los clientes mediante un diálogo asincrónico que sucede a la conveniencia de ambas partes. Esta capacidad ofrece oportunidades para ajustar con precisión las comunicaciones a los clientes individuales, facilitando que éstos soliciten tanta información como deseen. Los responsables del área de mercadeo obtienen información relevante de los clientes con el propósito de servirles de manera eficaz en las futuras relaciones comerciales. <BR><BR>Los proveedores disminuyen sus costos al acceder de manera interactiva a las bases de datos de oportunidades de ofertas, enviar éstas por el mismo medio, y revisar las concesiones. Además, se facilita la creación de mercados y segmentos nuevos, se incrementa la generación de ventajas en las ventas, y hay una mayor facilidad para entrar en mercados nuevos geográficamente remotos. Todo esto se debe a la capacidad de contactar de manera sencilla y a un costo menor a los clientes potenciales, eliminando demoras entre las diferentes etapas de los subprocesos empresariales.<BR><BR>Y para los clientes, la naturaleza interactiva del website y su entorno hipertextual permiten búsquedas profundas no lineales que son iniciadas y controladas por ellos mismos. Por lo tanto, las actividades de mercadeo mediante Internet están más impulsadas por los clientes que aquellas proporcionadas por los medios tradicionales. La capacidad del website para acumular, analizar y controlar grandes cantidades de datos especializados; permite la compra por comparación y acelera el proceso de encontrar los artículos. Conforme aumenta la capacidad de los proveedores para competir en un mercado electrónico abierto, se produce una baja en los costos y precios. Tal incremento en la competencia mejora la calidad y variedad de los productos y servicios.<BR></P>


El comercio electrónico ha crecido gracias a su inmediatez, pero también por los beneficios que ofrece tanto al vendedor como al consumidor. Uno de los principales es el ahorro. Internet nos permite empezar desde un solo producto o servicio, y crecer de acuerdo a la demanda que se tenga. Al no hallarse limitado por fronteras, Internet tampoco necesita permisos de trabajo: uno puede ofertar productos en todo el mundo, y el acceso es directo, sin intermediarios. Ni horarios de atención: Internet siempre está abierto, nunca cierra.

Pero existen beneficios más concretos para los comerciantes y los consumidores. Para los primeros, Internet ofrece la posibilidad de participar en un mercado interactivo, en el que los costos de distribución o ventas tienden a cero. Esta situación puede llegar a reducir los canales de comercialización, permitiendo que la distribución sea más eficiente. De igual forma, se puede disminuir el tiempo que se tardan en realizar las operaciones comerciales, incrementando la eficiencia de las empresas.

Actualmente, asegura Christian Balarrago, la mayoría de empresas emplea Internet para informar a los clientes sobre la compañía. Su naturaleza interactiva ofrece otro tipo de beneficios conducentes a desarrollar las relaciones con los clientes. Esta interacción facilita las relaciones de mercadeo así como el soporte al cliente, hasta un punto inimaginable bajo los medios tradicionales. Las personas que realizan el mercadeo pueden usarlo para retener a los clientes mediante un diálogo asincrónico que sucede a la conveniencia de ambas partes. Esta capacidad ofrece oportunidades para ajustar con precisión las comunicaciones a los clientes individuales, facilitando que éstos soliciten tanta información como deseen. Los responsables del área de mercadeo obtienen información relevante de los clientes con el propósito de servirles de manera eficaz en las futuras relaciones comerciales.

Los proveedores disminuyen sus costos al acceder de manera interactiva a las bases de datos de oportunidades de ofertas, enviar éstas por el mismo medio, y revisar las concesiones. Además, se facilita la creación de mercados y segmentos nuevos, se incrementa la generación de ventajas en las ventas, y hay una mayor facilidad para entrar en mercados nuevos geográficamente remotos. Todo esto se debe a la capacidad de contactar de manera sencilla y a un costo menor a los clientes potenciales, eliminando demoras entre las diferentes etapas de los subprocesos empresariales.

Y para los clientes, la naturaleza interactiva del website y su entorno hipertextual permiten búsquedas profundas no lineales que son iniciadas y controladas por ellos mismos. Por lo tanto, las actividades de mercadeo mediante Internet están más impulsadas por los clientes que aquellas proporcionadas por los medios tradicionales. La capacidad del website para acumular, analizar y controlar grandes cantidades de datos especializados; permite la compra por comparación y acelera el proceso de encontrar los artículos. Conforme aumenta la capacidad de los proveedores para competir en un mercado electrónico abierto, se produce una baja en los costos y precios. Tal incremento en la competencia mejora la calidad y variedad de los productos y servicios.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.