text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Es posible trabajar y estudiar?

      
focalizate-estudiar-trabajar-noticias
Foto: Universia

La necesidad de pagarse sus estudios universitarios o las ganas de tener otro ingreso pueden ser algunas de las razones que llevan a los estudiantes a tomar la decisión de ingresar en el mercado laboral. Pero, ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

 

Lee también
» 11 consejos de Bill Gates para los estudiantes
» 10 consejos para ser un estudiante online exitoso
» 6 consejos para ser un buen estudiante  

 

Consejos para trabajar y estudiar y, no morir en el intento:

Organízate

Es importante que tengas tu material universitario organizado, marques  en tu agenda las fechas de entrega y empieces con tiempo tus proyectos para estar avanzado en caso de que aparezcan otros en ese tiempo.

 

Adapta tu calendario

Por más que los horarios de clase y de trabajo no puedan ser alterados, tu tiempo “libre” debe poder ajustarse en caso de que surjan otros asuntos importantes. Las nuevas tareas, los imprevistos y las crisis serán moneda corriente, por lo que deberás aprender a sobreponerte a ellos.
Uno de los mejores remedios es empezar a estudiar con suficiente antelación, ya que luego podrás destinarle tiempo a otras asignaturas.

 

Encárgate de que todos sepan tu calendario

De esta manera, tus seres queridos y tus compañeros de trabajo sabrán donde estás qué día y a qué hora.  De todos modos, es conveniente que chequees tu email a lo largo del día para saber si hay noticias que no puedes dejar de saber.

 

No dejes lugar al estrés

Aunque difícilmente no lo sufras, es importante que entiendas que hay maneras de prevenirlo y recuperarte. Hacer ejercicio, mantener un estilo de vida saludable, querer a tus seres queridos y disfrutar la vida son algunos de los consejos que los estudiantes que trabajan deberían implementar.

 

Ten los pies sobre la tierra

Nadie es omnipotente, por lo que posiblemente no te dé el tiempo para cumplir con todas tus obligaciones. Aprende a no culparte, se positivo y agradece por tener la oportunidad de realizar ambas tareas.

 

Focalízate en las razones por las que lo haces

Al trabajar y estudiar estas lidiando con un reto que pocos se animarían a enfrentar, pero tú tienes motivos suficientes como para hacerlo. Uno de ellos puede ser: pagarte tu educación o querer cumplir con los objetivos que tienes en mente.

 

Puntos a favor

Cada minuto que trabajes, significará una experiencia cada vez más valiosa.

Adquirirás habilidades que te harán sentir útil y que pueden ser aplicadas en otros ámbitos de tu vida, tales como la organización y la planificación.

Podrás incluir en tu currículum una carta de recomendación y referencias sólidas.

Te interiorizas con el mundo laboral, con su organización, sus horarios y la relación con tus superiores.

Ganas experiencia

Eres un ser pensante y competente, que a su vez se mantiene económicamente.
 

Puntos en contra


La presión vivirá contigo siempre, ya que no sólo buscas tener un buen rendimiento en la universidad, sino también tener un buen ingreso para lograr mantenerse económicamente.

Si no encuentras un equilibrio, es posible que te estreses y en algunos casos, te retrases en tu carrera universitaria.

Es probable que no logres las notas que deseas.

Tu tiempo libre será limitado, por lo que los momentos de disfrute con tus seres queridos serán menos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.