text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Crees estar en el trabajo equivocado?

      
Si tu trabajo te pone de mal humor puede que sea porque estás en el lugar equivocado.
Si tu trabajo te pone de mal humor puede que sea porque estás en el lugar equivocado. Foto: Universia.
Decidir qué estudiar no es sencillo así como tampoco es fácil insertarte en el mercado laboral en una empresa que sea de tu agrado. Sin embargo, en nuestro empleo pasamos muchas horas por lo que resulta vital que des con un trabajo que te de satisfacción y te haga sentir realizado.

Es común que haya días en los que no quieras levantarte de la cama para ir al trabajo. Esto es normal si te ocurre esporádicamente. En cambio, si esto se repite, es probable que sea porque estás en un trabajo que no es para ti.

¿Cómo darte cuenta que tu puesto no es el adecuado para ti? A continuación 4 señales de esto publicadas por el portaljobacle.com

1.    Falta de motivación. ¿Te cuesta avanzar en tus proyectos laborales? ¿Sueles llegar tarde al trabajo? Este tipo de problemas pueden indicar que tus problemas de empleo sobrepasan los típicos casos de pereza. Aunque no necesites ser exageradamente entusiasta respecto a tus metas profesionales, es importante que sientas motivación para seguir avanzando en tus proyectos.

2.    Siempre buscas otros trabajos. Querer avanzar en tu carrera es algo totalmente natural. Sin embargo, si te encuentras constantemente buscando otros empleos puede ser una señal de que necesitas un cambio de orientación en tu carrera. Investiga más profundamente sobre qué tipo de tareas te gustaría desempeñar si llegas a cambiar de trabajo.

3.    Encuentras problemas constantes en tu trabajo. Si bien los problemas en cualquier trabajo suelen surgir con frecuencia, estos no deberían consumir todo tu tiempo y energía produciéndote altos niveles de estrés. Cuando siempre te encuentras en el ojo de la tormenta con tus compañeros, los problemas pueden ser un simple reflejo de tu descontento con tu puesto de trabajo.

4.    Sólo lo haces por el dinero. Todos necesitamos el dinero para sobrevivir y darnos algunos gustos. Sin embargo, la motivación económica no debería ser la única razón por la que conservas un trabajo. Considerando que pasarás gran parte de tu vida adulta trabajando, es importante que encuentres otro tipo de satisfacciones que te haga crecer tanto profesional como personalmente.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.