text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

12 maneras para destruir tu entrevista de trabajo

      
Define qué vestimenta usarás para causar una buena impresión en tu entrevista laboral.
Define qué vestimenta usarás para causar una buena impresión en tu entrevista laboral. Foto: Universia.
Antes de reunirte con el reclutador debes preparar lo que dirás y lo que no. A fin de lograr conseguir el empleo que buscas con éxito, te comentamos las 12 maneras en que es posible destruir tu entrevista de trabajo, según publica Prdaily.com, para que evites cometer cualquier error.

1. Utiliza ropa demasiado casual. Antes de asistir a la cita con el reclutador pregunta el código de vestimenta de la empresa. Recuerda siempre que debes dejar una imagen profesional.

2. No ir preparado. Lleva al menos dos copias de tu currículum vitae e investiga sobre la compañía, antes de acudir al encuentro con la persona de recursos humanos.

3. Ofrece un apretón de manos débil. Cuando saludes sé amable y muestra gratitud. Dando un saludo firme dejarás una buena impresión y demostrarás gran confianza en ti mismo.

4. Dejar prendido y en volumen alto el celular.
Antes de ingresar a la entrevista laboral, apaga tu teléfono o ponlo en modo silencio.

5. Ser una “diva” de distracción.
Distraerte con cualquier cosa y no prestar toda tu atención mientras estás comunicándote con el reclutador es una grosería y una falta de respeto.

6. Usar un leguaje corporal malo. Mantén continuamente el contacto visual con el entrevistador. Muéstrate activo y con el cuerpo erguido. Esto ayudará a que des una buena imagen.

7. Difundir todo tipo de opiniones en especial si están vinculadas a tu trabajo. Las declaraciones políticas y religiosas son aún tabúes, por lo que comentar acerca de ello puede perjudicarte.

8. Jugar a la víctima.
Indicar al empleador que has aplicado para múltiples empleos y que has acudido a varias entrevistas, pero que no fuiste seleccionada, es lo peor que puedes hacer. Jamás expreses cosas que puedan ir en tu contra.

9. Participar en la negociación prematura.
Antes de definir el salario que recibirás debes saber cuáles serán tus obligaciones.

10. Ser elitista o antipático. Recuerda que a las personas no las contratan por su personalidad sino por su capacidad para desarrollar diversas tareas.

11. Fallar en el seguimiento. No realizar un seguimiento después de haber realizado la entrevista laboral, denota que realmente no estás interesado en la ocupación. Al menos envía un e-mail como forma de agradecimiento.

12. Convertirte en un “acosador”. Si bien realizar un seguimiento es importante, no puedes enviar millones de correos electrónicos al personal de recursos humanos, ya que esto demostrará inseguridad y que estás desesperado.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.