Noticias

¿Qué es una guia docente y cómo se elabora?

      
¿Quieres saber qué es una guía docente y qué elementos son imprescindibles para elaborarla? ¡Lee este post y descúbrelo!
¿Quieres saber qué es una guía docente y qué elementos son imprescindibles para elaborarla? ¡Lee este post y descúbrelo!  |  Fuente: istock

¿Qué es una guía docente?

La guía docente es la clave para conocer todos los aspectos detallados que comporta la obtención de una titulación oficial o una asignatura en concreto. En este documento se especifican los objetivos que se desean conseguir por parte de profesorado y alumnado. Es básico escribir en ella todos los detalles necesarios para facilitar la organización y gestión del proceso formativo. Por este motivo, en la guía docente se exponen de manera clara los elementos clave de la asignatura o el curso y en qué consisten.

¿Qué  elementos debe contener una guía docente?

Una guía docente debe ser lo más precisa y detallada posible en cuanto a la información relativa con cierta asignatura o curso. Para ello, hay algunos elementos imprescindibles; los detallamos a continuación:

Nombre de la asignatura o curso

La guía docente debe especificar el nombre de la asignatura o del curso y si es necesario otros datos adicionales como puede ser un código que la defina. Es necesario exponer además otros posibles datos como el programa formativo al que pertenece, por ejemplo.

Lugar donde se imparte

La guía docente debe explicar dónde se imparte este programa formativo, curso o asignatura en cuestión. Si es posible, se deben indicar las aulas, el horario y las fechas de impartición.

Duración

Es necesario mostrar con claridad la duración de la formación en la guía docente, así como las horas de estudio estimadas. Si no es posible mostrar el horario concreto de impartición de la formación, se puede mostrar de manera aproximada; eso sí, lo más fiel posible.

El objetivo es ser claro con las personas implicadas. Por ejemplo, si se sabe que el inicio es en el mes de septiembre, se puede poner el mes. Aunque no se haya determinado todavía el día exacto, puedes avisar a las personas implicadas de cómo se va a proceder a iniciar la formación. Es decir, se podría establecer, por ejemplo, que reciban un correo electrónico para avisar con suficiente tiempo del inicio exacto de las clases. Así, siempre se ayudará a todas las personas implicadas a tener el control sobre su proceso formativo.

Descripción de la asignatura o curso

Esta es una de las partes que despiertan más interés de la guía docente: los contenidos, los objetivos, horas estimadas de trabajo, modo de evaluación... Aquí, se explica lo que se tendrá que estudiar, asimilar o trabajar. Así pueden saber si es de su interés o no o si se adapta a unas necesidades específicas.

  • Contenidos: Se trata del temario a desarrollar.

  • Horas estimadas de trabajo: Siempre es una buena idea insistir en el tiempo estimado de horas de trabajo que se estima para lograr superar con éxito la formación. Ponerlo varias veces es una buena idea: resaltar las horas de trabajo ayuda a las personas que participan en la formación a tomar conciencia de la intensidad del trabajo que tienen por delante.

  • Modo de evaluación: Es básico explicar en la guía docente cuál es la manera en la que se va a evaluar la formación: entrega de actividades, asistencia, exámenes, trabajos en grupo o individuales, etc.

Bibliografía/enlaces de interés

Es necesario incluir una sección de libros, artículos o webs que resulten una ayuda para poder investigar y comprender la formación que van a impartir. Algunas personas, además, querrán profundizar o consultar el material adicional que se facilite en este apartado de la guía docente.

Requisitos previos

En este apartado se destacan los requisitos requeridos como podría ser, por ejemplo, un equipo informático con determinado software o características o un determinado nivel de otro idioma.

Contacto con tutores y secretaría

Debe incluir un horario de contacto físico y también una modalidad de contacto online con tutoría, secretaría o posiblemente con otros departamentos que se considere necesario (departamento informático, contacto con otros alumnos, etc.).

De esta manera, tanto profesores como alumnos, pueden conocer qué requisitos y exigencias son los que se tendrán en cuenta a lo largo de la formación. Con la guía docente, los alumnos además podrán conocer cómo poder trabajar para garantizar el éxito desde el momento de la inscripción en la formación en cuestión. ¡Ten la guía docente siempre a mano!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.