text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo implementar de manera creativa la realidad virtual en las aulas?

      
Con aplicaciones puntuales de esta tecnología puedes marcar la diferencia
Con aplicaciones puntuales de esta tecnología puedes marcar la diferencia  |  Fuente: Shutterstock
  • La tecnología avanza a pasos agigantados, especialmente en el caso de la Realidad Virtual.
  • Docentes y centros educativos deben cuestionarse el uso de dichas herramientas en clase.
  • En determinados casos, la tecnología puede ayudar a los estudiantes a hacerse una idea realista sobre temáticas demasiado abstractas.

El crecimiento y avance de las nuevas tecnologías resulta innegable. Su expansión ha sido tal que diversos expertos identifican a la época actual como la era de la tecnología.

Esta ha cambiado la forma en que los seres humanos se comunican, conectan y relacionan con otras personas e incluso con su propio entorno cotidiano. Además, ha causado cambios en los entornos laborales e incluso en el ámbito educativo.

En este último terreno, la tecnología se presenta al mismo tiempo como un desafío y una oportunidad. Si bien se ha demostrado mediante diversos estudios que esta puede resultar positiva en la formación de los jóvenes, particularmente en el caso de los nativos digitales, puede causar verdaderos dolores de cabeza a profesores y centros educativos que requieran adaptarse a su uso.

Este sentimiento se incrementa particularmente con el surgimiento de tecnologías tan disruptivas e innovadoras como por ejemplo la Realidad Virtual.

Realidad Virtual en la educación

La Realidad Virtual es la creación de entornos, objetos o escenas virtuales que poseen una apariencia de realidad sorprendente. Estos se generan mediante diversas tecnologías informáticas, que permiten al usuario una experiencia inmersiva total pues este en cierto modo "siente" que se encuentra en el espacio que esta tecnología crea.

Este tipo de entornos pueden visualizarse mediante las gafas de realidad virtual e incluso otros elementos como trajes, guantes especiales con los que experimentar el tacto y otros estímulos que aumentan la sensación de realidad.

Desde su impacto en el campo de la educación, al hablar de Realidad Virtual la referencia hacia el aprendizaje inmersivo resulta casi imposible de evitar. Debido a sus condiciones, esta permite recrear todo tipo de situaciones para mejorar la capacidad de comprensión de los estudiantes respecto a determinadas temáticas o brindarles una formación más práctica.

Sin embargo, llevar esta tecnología al aula requiere mucho más que el uso de unas gafas que creen un escenario virtual. Aplicarla de manera beneficiosa para los alumnos implica el desarrollo de una estrategia concreta, con la que buscar formas creativas de implementar la VR en el aula. Algunos ejemplos de cómo esta puede usarse apostando a la creatividad son:

De acuerdo a la Unesco, en el año 2025 las demandas de educación de nivel universitario alcanzarán a las 80 millones de personas. Satisfacer esta necesidad formativa con espacios reales dentro de las universidades comienza a parecer imposible, ante lo cual la Realidad Virtual se presenta como una solución salvadora.

Lograr este objetivo dependerá, necesariamente, de la tarea realizada por universidades y docentes respecto a la adecuación a este tipo de recursos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.