text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Música para estudiar: beneficios y propuestas

      
Música para estudiar: beneficios y propuestas
Música para estudiar: beneficios y propuestas  |  Fuente: iStock

La música produce emociones, te transporta a lugares y momentos pasados, te ayuda a conectarte (o a desconectarte…). Algunos estudios han demostrado que la música para estudiar mejor es clave, aunque otros indican que es preferible estudiar sin música. Veamos si te ayuda de verdad a rendir más y cómo podemos darle “un empujón” a nuestro cerebro gracias a distintas melodías.

Música para estudiar mejor: ¿ayuda a tu cerebro a rendir más?

¿Qué le ocurre al cerebro cuando escuchamos música?

En concepto, el cerebro funciona por impulsos, hormonas y reacciones químicas. Estudiar, aprender, memorizar y desarrollar supone a tu cerebro un esfuerzo extra. Siempre se ha insistido en que el hemisferio izquierdo es el encargado de nuestra capacidad motriz, así como donde se desarrolla la mayoría de nuestro lenguaje: escucha, habla, cálculos, memoria. El lado atribuido a la lógica. El derecho, por su parte, es el responsable de nuestra capacidad espacial, el reconocimiento facial y el procesamiento musical. El que nos ayuda a comprender, interpretar, analizar el contexto… El lado atribuido a la creatividad. 

Influencia de la música en nuestro cerebro: ¿música para estudiar mejor?

Los primeros estudios sobre el efecto de la música se basaron en la música clásica, considerada de la Academia, de estudiosos y grandes mentes. Sus resultados arrojaron una mayor incidencia en el lado derecho de nuestro cerebro, por lo que era de gran ayuda en procesos creativos y planteamientos lógicos.

Sin embargo, los últimos estudios concluyen, a grandes rasgos, que las estructuras cerebrales no están tan diferenciadas según los lados del hemisferio y que funcionan, en realidad, conjuntamente. Así pues, la música influiría en la parte central, la encargada de unirlas, consiguiendo una mayor conexión neuronal. Eso sí, ambas corrientes coinciden en que el estado emocional al que te transporta influye en el funcionamiento cerebral. Si es positivo, ayuda a la asimilación de conocimientos, ya que la actividad de la hormona dopamina ayuda en la conexión sináptica, el aprendizaje y también en la memoria.

Así, para mucho la música clásica es la mejor música con la que relajarse y poder concentrarse y rendir, pero la música clásica no nos funciona igual a todos, incluso puede haber quien le produzca todo lo contrario a la relajación.

¿QUIERES ESTUDIAR MEJOR? USA ESTA LISTA DE REPRODUCCIÓN QUE HEMOS CREADO PARA TI:

Ondas alfa, música y estudio

Algunos estudios concluyen que la música para estudiar mejor es la que activa las ondas alfa, las responsables de nuestra relajación. Nuestro cerebro funciona como una central electromagnética: utiliza cuatro tipos de ondas para realizar las conexiones neuronales para todo tipo de acciones voluntarias e involuntarias. Las ondas alfa emanan de nuestro cerebro cuando se siente en relajación. Ayudan a nuestra concentración y capacidad mnemotécnica y son básicas para mejorar el potencial de tu mente. Estos resultados recomiendan escuchar música antes de estudiar: así se dedica un tiempo para concentrarse y alcanzar un estado elevado de relajación, preparando al cerebro previo al esfuerzo.

Para que las ondas alfas sean útiles para estudiar mejor, tendrás que conseguir un equilibrio entre la consciencia y la subconsciencia. Así conseguirás que tu cerebro trabaje a doble nivel: con la parte consciente nos concentramos en la materia y con la subconsciente, memorizamos y asimilamos.

Lo primero a recalcar es que la música debe hacer que te sientas bien, ya que todo tu cerebro trabaja al unísono. Las emociones activan y conectan el cerebro, y solo aquellas relacionadas con el placer ayudan en la memoria y el recuerdo. Todo lo contrario pasa con sensaciones desagradables, que nuestro cerebro está diseñado a no retener de forma natural.

¿Cuándo la música no está recomendada para estudiar?

A todos no nos funciona lo mismo, y así como a muchos la música clásica les permite entrar en estado de relajación, a otros puede ser que no les funcione. Solo tú puedes saber qué tipo de música favorece tu concentración, y te adelantamos que es probable que coincida con los gustos de la gente que conoces.

Lo que sí concluyen algunos estudios es que la melodía o música sin letra por línea general, funciona mejor que las canciones con letras, ya que pueden llevarnos inconscientemente a tararear y desconcentrarnos. Algo parecido ocurre con música muy animada: nuestro cuerpo se focaliza más en coordinar o mover que en retener y no ayuda a estudiar mejor.

Puede que tu mente necesite música para trabajar y estudiar mejor. O quizás rinda mejor estando en completo silencio. Lo que es seguir es que descansar las horas necesarias, mantener un estado de relajación durante el estudio, dormir o respirar correctamente son algunos pequeños trucos que puedes llevar a cabo para que tu tiempo de estudio sea óptimo. 

¿Qué tipo de música es mejor para estudiar?

Existen tantos hábitos de estudio y trucos para concentrarse, como estudiantes en el mundo. Lo importante es que seas capaz de conocerte a ti mismo, tus capacidades y sepas encontrar el método más eficiente y satisfactorio para tu estudio.

En el uso de la música para estudiar y para mejorar el rendimiento, hay opiniones para todos los gustos. Pero sí que es verdad, que la música, puede ayudarte a crear un ambiente de estudio que mejore tu concentración y haga sentirte cómodo.

Si estás pensando en probar si la música es beneficiosa para tu estudio, te damos algunas pautas para que las tengas en cuenta:

Tipos de música para trabajar y estudiar

No todos los géneros musicales están recomendados para crear un ambiente que propicie la relajación y la concentración.

Antes de nada, evita la música y grupos que te gusta escuchar en tu tiempo de ocio o cuando estás disfrutando con tus amigos. De este modo evitarás distraerte.

Opta mejor por música sin letra o algún tipo de género que no llame mucho tu atención, de manera que evites que te descentre o de que estés pendiente de lo que suena.

Estos son algunos géneros musicales que puedes emplear para tu estudio:

  • Música clásica
  • Música instrumental
  • Música de piano
  • Listas de reproducción enfocadas a la relajación
  • Jazz
  • Música chill out
  • Sonidos de la naturaleza
  • Melodías de guitarra

Como verás, elegir una lista de reproducción o género musical es una tarea muy subjetiva que depende, principalmente, de tus gustos musicales y del tipo de melodías que te ayuden a relajarte y concentrarte.

Puedes experimentar las sensaciones que te transmiten estos tipos de música haciendo uso de las playlist que te ofrecen plataformas como Spotify o YouTube.

¿Te interesa ampliar tu formación?

Ingresa al Portal de Estudios y solicita información

Elige la música para trabajar y estudiar según qué tipo de tareas realices

A la hora de decantarte por poner música para trabajar y estudiar, escoger qué tipo de melodías sonarán, sé consciente de la actividad que vas a realizar:

  • Si vas a dedicarte a una lectura analítica y detenida, usa una música muy sutil y relajada, como por ejemplo a base de piano o guitarra.
  • Si, por el contrario, vas a realizar ejercicios prácticos o tareas creativas: busca música que te ayude a sentirte motivado y despierto. Elige melodías que te motiven e incentiven tu imaginación.
  • Si vas a realizar tareas más superfluas, como organizar tus apuntes, buscar información,… usa música más animada que te ayude a mantener un buen ritmo de trabajo.

Ventajas de estudiar con música

Te damos algunas razones para que valores si estudiar con música es adecuado para mejorar tu rendimiento:

  • Aísla de los ruidos externos
  • Te ayuda a relajarte y a crear un ambiente adecuado para la concentración
  • Incentiva tu creatividad
  • Permite a tu mente que se evada
  • Es útil para para desarrollar la memoria asociativa
  • Influye sobre tu estado de ánimo y motivación

Y tú, ¿qué tipo de música para estudiar prefieres y en qué te beneficia? Si no has probado nunca a concentrarte con una melodía sonando de fondo, es hora de darle una oportunidad a este hábito de estudio que favorece la concentración y te ayuda a recordar mejor.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.