text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"En Perú, el sector hotelero y de servicios relacionados tiene una considerable fuga de talentos", opinó William Wong Loo

      

William Wong Loo

Director de Programas de Inserción Laboral & Red de Graduados de la Universidad San Ignacio de Loyola.

  • ¿A qué se refieren los términos fuga y robo de cerebros, y cuál predomina en el país?

La fuga de cerebros es lo que comúnmente se conoce como fuga de talentos. Es decir, la emigración de personas con alto potencial a un lugar (país, empresa, etc.), porque lo percibe mejor y más prometedor que su lugar de origen, de acuerdo a sus aspiraciones y motivaciones. Respecto al robo de cerebros, considero que no es un término apropiado a utilizar. No podemos hablar de robo, ya que el movimiento de mano de obra calificada, o personas talentosas, se da cuando ellas lo deciden.

  • ¿Cuáles son los factores que influyen en las personas para que consideren dejar su país para trabajar o estudiar en otro?

Una persona talentosa decide abandonar su país, principalmente, por dos razones:

a) Cuando no encuentra empleo en la carrera que estudió, y debe dedicarse a oficios muy distintos.
b) Cuando percibe que no existen oportunidades de crecimiento profesional y las escalas salariales en su especialidad, son muy bajas.

  • ¿Cuál es el área de conocimiento y sector productivo que se ven más propensos a la fuga y/o robo de cerebros?

Podríamos decir que el sector hotelero, y servicios relacionados, del Perú tiene una considerable fuga de talentos. Es un sector muy dinámico y retador, pero lamentablemente las remuneraciones son muy bajas. Una persona talentosa que estudió hotelería, turismo o gastronomía (en una universidad o instituto); al egresar encuentra un mercado laboral con sueldos muy bajos. Por tanto, muchos profesionales desatacados de este rubro optan por emigrar del país y trabajar en resorts de Norteamérica, Europa y, desde hace no mucho tiempo, del Medio Oriente. Plazas que remuneran adecuadamente y, sobre todo, valorando las facetas motivacionales y los sacrificios que demanda del sector.

  • ¿Qué implicaciones económicas y sociales tiene la fuga y/o robo de cerebros?

Económica e individualmente se tienen resultados muy buenos, ya que el talento formado obtiene un salario interesante, que además puede constituir un aporte importante a las remesas que ingresan al país. No obstante, en el largo plazo, nuestro sector que sufre la fuga de talentos, tendrá la necesidad de seguir cerrando las brechas cognitivas y socio emocionales en los trabajadores que tienen un desempeño promedio. La inversión se hará cada vez mayor, no sólo por capacitar, sino también por el incremento en la rotación de mano de obra que no esté muy bien calificada.

  • ¿Qué papel debe de tomar la universidad y el gobierno en este asunto? ¿Existe algún otro sector que deba actuar en consecuencia?

En este tema son tres los actores que deben coordinar y buscar el bien común: el estado, los centros de educación superior, y el sector empresarial privado. Hemos tenido un primer e importantísimo avance con la creación del portal Ponteencarrera.pe, pero aún nos falta mucho. Los gobiernos de turno deben asegurar la calidad educativa desde el nivel primario, siendo su eje no sólo el aspecto técnico, sino también la moral y el civismo; dos puntos cruciales para formar verdaderos ciudadanos comprometidos con su patria. Es necesario involucrar al sector empresarial en la identificación, motivación y valoración de los altos potenciales, desde que estos inician la educación terciaria (técnica o universitaria). Y en este sentido, las instituciones de educación superior deben ofrecen programas no sólo de calidad, sino también a la medida de lo que el sector empresarial requiere.

  • ¿Cuál es el panorama de la fuga de cerebros en el país dentro de los próximos 4 años?

Veo con mucho optimismo a nuestra juventud y el desarrollo de nuestra sociedad. Somos un país con un desempeño atractivo para el mundo. Las oportunidades seguirán llegando y con ello decrecerá la fuga de talentos. En tanto, creo que estamos en el momento preciso para que los tres actores debatamos el tema y lleguemos a un acuerdo beneficioso. Es un asunto complejo, sin duda, pero con una estrategia de comunicación precisa y voluntad, es posible. Si queremos que nuestros "highpotentials", "cerebros", "genios", se queden en casa, entonces arreglémosla.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.