text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Deja atrás el Síndrome del Impostor con estos consejos

      
Dudar de tus capacidades puede causarte serios problemas
Dudar de tus capacidades puede causarte serios problemas  |  Fuente: Shutterstock
  • Este síndrome se asocia a la falta de confianza en las propias habilidades y las inseguridades laborales.
  • Los trabajadores deben prevenir el surgimiento de este síndrome reconociendo sus síntomas.
  • Padecer este síndrome puede implicar serios problemas a nivel laboral, que incluso pueden llevar al despido.

Haces cada una de tus tareas con pasión y entusiasmo, disfrutas de tu trabajo y no sientes que ir a la oficina sea una obligación sino todo lo contrario. Tus jefes lo saben, notan que tu actitud es positiva y constantemente te hacen saber que confían en tus habilidades encargándote proyectos de importancia y permitiéndote acceder a nuevos desafíos.

Tienes una carrera que te respalda, una que te llevó años de esfuerzo y trabajo duro poder terminar, pero que lograste alcanzar a base de perseverancia. No te quedaste con los conocimientos de la carrera, de hecho, cada vez que puedes participas en seminarios o talleres de actualización, e incluso disfrutas de hacer nuevos cursos cuando puedes, o simplemente aprendes prácticas valiosas de tus compañeros.

Tienes todo lo que un profesional ideal debería tener: formación y buena actitud para el empleo. Sin embargo, te falta lo más importante... La confianza en ti mismo.

A pesar de que lograste tener el empleo con el que tanto soñaste y que nadie en la oficina te hace sentir incapaz o de poca utilidad, no puedes evitar este sentimiento. Crees que no eres demasiado bueno, que no mereces el puesto que tienes, que constantemente cometes errores y todos lo notas.

Si esto te ocurre, puede que padezcas el Síndrome del Impostor. Este es un trastorno asociado al mundo laboral, que se centra en la visión que cada trabajador posee sobre sí mismo.

Básicamente, un trabajador que padece el Síndrome del Impostor siente que no es bueno en lo que hace, y carece de confianza en sus habilidades. Este sentimiento lleva al desarrollo de diversas inseguridades laborales, y con ellas, una baja en la productividad y el rendimiento.

¿Sientes que eres un impostor en tu trabajo? ¿Que no deberías estar en dicho puesto? Sigue estos consejos para lograr hacer a un lado el Síndrome del Impostor que te lleva a pensar así:

  • Realiza una lista con tus principales fortalezas, para tenerlas claras. Es recomendable que también solicites a tus compañeros que te indiquen las que ellos consideran como tus mayores fortalezas, para que de este modo consideres también opiniones de tu entorno laboral.
  • Busca la forma de tener siempre presentes tus logros, desde la obtención del título de grado hasta un ascenso, aumento o lo que consideres como un paso más en el camino al éxito.
  • Medita para controlar tu energía, y concentrarla en aquellos aspectos positivos del trabajo.

Para muchos trabajadores, reconocer el Síndrome del Impostor no es sencillo. Por ello, si sientes al menos alguno de estos síntomas, es importante que tomes precauciones para evitar que la negatividad afecte tu desempeño laboral.

A simple vista puede parecer un simple sentimiento negativo pasajero, pero lo cierto es que en el largo plazo puede impedir el correcto desarrollo de la carrera profesional de un trabajador. Por ello, es necesario combatirlo.

El nuevo mundo empresarial de los millenials

Infografía: El nuevo mundo empresarial de los millenials

Los millenials se han hecho un hueco en el mundo empresarial y, con ellos, han llegado nuevas formas de entender el trabajo, el compromiso y el éxito.

Regístrate y descubre cómo puede cambiar el mundo laboral


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.