text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Consejos para una buena noche de sueño

      
<p>Tener <strong>una buena noche de sueño</strong> es el elemento principal para encarar el día siguiente con muchas energías. Es fundamental para estar bien física y mentalmente pero además, existe otro factor sumamente importante para <strong>lograr un óptimo descanso</strong>, y se relaciona con la posición al dormir.<br/><br/>Para asegurarte un buen descanso y poder mantener la vitalidad necesaria a lo largo de la jornada, te ofrecemos algunos <strong>consejos que te ayudarán a dormir mejor</strong>:</p><ul><li><strong>Dormir del lado izquierdo</strong> le permite al cuerpo filtrar mejor el fluido linfático y sus deshechos a través de los ganglios linfáticos ya que el lado izquierdo del cuerpo es el costado linfático dominante. Además, <span>puede ayudar a mejorar el sueño y, en consecuencia, la salud. Esta teoría propone que dormir en esa posición puede ser bueno para la digestión, espalda y el corazón porque los órganos se acomodan de manera diferente.</span></li><li><span></span>Si tomas una <strong>siesta</strong>, recuerda que <strong>no debería durar más de media hora</strong> y por supuesto, procura hacerlo sobre el lado izquierdo de tu cuerpo. Realizando esta práctica favoreces la digestión y la siesta puede cumplir su rol de “<em>descanso express</em>” permitiendo que te levantes más despejado y menos cansado.</li><li>En algunas personas el café demora más tiempo en metabolizarse y hacer efecto, por tanto, si tomas café en la tarde, puede que su efecto dure hasta la noche y este no te deje dormir como deberías. Cambia esta bebida por otras <strong>infusiones como el té</strong> y verás que tu descanso mejora notablemente.</li><li>En la noche los alimentos se procesan de manera más lenta. Si comes de más es probable que demores en conciliar el sueño. <strong>Intenta comer liviano y evitar alimentos que contengan mucho azúcar</strong>.</li><li><strong>Duerme en un sitio oscuro</strong> porque la luz puede alterar tu reloj interno y la producción de melatonina y serotonina de tu cuerpo, por tanto, se recomienda que las habitaciones sean lo más oscuras posibles para conciliar un mejor sueño. Cierra las puertas y cortinas cuando vayas a dormir para lograrlo. </li></ul><br/><br/><div style=text-align: center;><iframe width=560 height=315 src=https://www.youtube.com/embed/8jdLmaovsKM frameborder=0 allowfullscreen=allowfullscreen></iframe><br/><br/><br/><br/></div><div><a href=https://usuarios.universia.net/registerUser.action?idC=7&idS=NOTICIAS target=_blank><br/><img src=https://i61.tinypic.com/kbqhap.jpg alt=width=620 height=160/></a><br/><br/><a href=https://twitter.com/universiape class=twitter-timeline data-widget-id=596751199338110979>Tweets por el @universiape.</a><script>// <![CDATA[
!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^https:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+://platform.twitter.com/widgets.js;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,script,twitter-wjs);
// ]]></script></div>
Fuente: Shuttestock

Tener una buena noche de sueño es el elemento principal para encarar el día siguiente con muchas energías. Es fundamental para estar bien física y mentalmente pero además, existe otro factor sumamente importante para lograr un óptimo descanso, y se relaciona con la posición al dormir.

Para asegurarte un buen descanso y poder mantener la vitalidad necesaria a lo largo de la jornada, te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a dormir mejor:

  • Dormir del lado izquierdo le permite al cuerpo filtrar mejor el fluido linfático y sus deshechos a través de los ganglios linfáticos ya que el lado izquierdo del cuerpo es el costado linfático dominante. Además, puede ayudar a mejorar el sueño y, en consecuencia, la salud. Esta teoría propone que dormir en esa posición puede ser bueno para la digestión, espalda y el corazón porque los órganos se acomodan de manera diferente.
  • Si tomas una siesta, recuerda que no debería durar más de media hora y por supuesto, procura hacerlo sobre el lado izquierdo de tu cuerpo. Realizando esta práctica favoreces la digestión y la siesta puede cumplir su rol de “descanso express” permitiendo que te levantes más despejado y menos cansado.
  • En algunas personas el café demora más tiempo en metabolizarse y hacer efecto, por tanto, si tomas café en la tarde, puede que su efecto dure hasta la noche y este no te deje dormir como deberías. Cambia esta bebida por otras infusiones como el té y verás que tu descanso mejora notablemente.
  • En la noche los alimentos se procesan de manera más lenta. Si comes de más es probable que demores en conciliar el sueño. Intenta comer liviano y evitar alimentos que contengan mucho azúcar.
  • Duerme en un sitio oscuro porque la luz puede alterar tu reloj interno y la producción de melatonina y serotonina de tu cuerpo, por tanto, se recomienda que las habitaciones sean lo más oscuras posibles para conciliar un mejor sueño. Cierra las puertas y cortinas cuando vayas a dormir para lograrlo. 










Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.