text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Google en busca de sí mismo

      
<P>Es muy difícil para alguien que no pertenece a la empresa responder a dicha cuestión, sostiene el profesor de Derecho y Ética Empresarial de Wharton Kevin Werbach. “Google comprende a Google mucho mejor que cualquier persona externa”, dice Werbach. “Básicamente es una empresa dirigida por ingenieros, y a los ingenieros les encanta descubrir nuevos retos y resolver problemas de modos novedosos. Los fundadores de la empresa siempre han cuestionado el pensamiento establecido en todas las áreas”.<BR><BR>La capacidad de Google para poner en duda lo establecido ha creado una especie de paradoja, explican expertos de Wharton. Dado su tamaño –el número de empleados aumentó del 30 de junio al 30 de septiembre de 13.786 a 15.196-, da la sensación de que algunos de sus proyectos son movimientos defensivos para proteger su posición dominante en el ámbito de la publicidad. De hecho, sus últimas iniciativas hicieron surgir unas cuantas cuestiones interesantes. ¿Es capaz Google de gestionar su crecimiento? ¿Debería diversificarse más allá de su actual interés en los ingresos procedentes de la publicidad? ¿Puede ser lo suficientemente ágil como para permanecer fiel a sus raíces empresariales y al mismo tiempo defender sus proyectos actuales? ¿Corre el riesgo de sufrir un contragolpe a medida que se introduce en nuevos mercados?<BR><BR>El 1 de noviembre Google anunciaba el lanzamiento de OpenSocial, un conjunto de herramientas que permite que los programadores puedan añadir para añadir nuevas características en los sitios web de redes sociales. Aunque los sitios de redes sociales más conocidos son MySpace y Facebook, existen docenas de sitios similares que consiguen convocar a gente alrededor de intereses comunes. El OpenSocial de Google permitirá que los programadores utilicen un único estándar para crear aplicaciones que, por ejemplo, permitan que los usuarios compartan música, intereses, contactos y otros contenidos online. Un montón de sitios de redes sociales –incluyendo Bebo, Friendster, LinkedIn, MySpace y Ning, todos ellos rivales de Facebook-, pretenden apoyar la arquitectura OpenSocial de Google. “La Red es mejor cuando es social; estamos empezando a ver todas las posibilidades que se abren cuando se introduce información social en diferentes contextos en Internet”, decía Jeff Huber, vicepresidente senior de ingeniería de Google. <BR><BR>Mientras, el 5 de noviembre Google y otras empresas anunciaban la firma de un acuerdo, el Open Handset Alliance, con un grupo de empresas de tecnología sin cable, incluyendo Sprint, T-Mobile,NTT DoCoMo, Qualcomm y Motorola. En dicho acuerdo se manifestaba su intención de utilizar el software de Google en la nueva generación de teléfonos móviles. Dicho software, llamado Android, incluye un sistema operativo y aplicaciones de software para móviles que se distribuyen gratuitamente por la empresa a través de una licencia de software “de fuente abierta”. Según el sitio web de la Open Hanset Alliance, se puede acceder a Android gracias a una licencia de software de fuente abierta que, a diferencia de algunos modelos de fuente abierta, permite que los fabricantes de los dispositivos móviles y los operadores telefónicos desarrollen sus propias ampliaciones del software y lo registren en propiedad, no siendo necesario que sus mejoras se compartan entre el resto de miembros de la comunidad. <BR><BR>Expertos de Wharton sostienen que los planes de Google reflejan su espíritu empresarial y su deseo de desplazar del negocio de los móviles a otros competidores establecidos como Microsoft, Verizon Wireless y AT&T. “Mi intuición me dice que en este caso está jugando a la ofensiva”,dice Thomas Lee, profesor de Gestión de las Operaciones y la Información de Wharton. “La Open Handset Alliance es un movimiento anticipatorio para conmocionar el mercado sin cable”.<BR><BR>El profesor de Gestión de Wharton, Lawrence Hrebiniak, está de acuerdo. “Google está catando las aguas del mundo sin cable”, dice. “Google está contemplando la idea del código fuente abierto en teléfonos móviles con el objetivo de vender más anuncios. Aunque la tecnología aún no esté preparada, los socios le siguen la corriente porque la influencia de Google es enorme”.<BR><BR><STRONG>Protegiendo sus apuestas<BR></STRONG><BR>Pero para alguien que no pertenece a la empresa podría dar la sensación de que los experimentos de Google muestran cierta falta de dirección. Google tiene docenas de proyectos que al final no han obtenido sus frutos. Con Google Docs intentó hacer la competencia a Microsoft Office. Entre otros proyectos de Google se encuentran Google Earth, Google Trends, Google Web Accelerator y Google Mars.<BR><BR>No obstante, el denominador común de la mayoría de los proyectos de Google es la publicidad, que supone prácticamente la mitad de los ingresos de la empresa. La creciente oferta de servicios de Google brinda a la empresa más oportunidades para vender anuncios. ¿Debería Google seguir centrada en la publicidad, investigar cómo hacer que la empresa crezca o encontrar nuevos negocios para diversificar sus fuentes de ingresos?<BR><BR>Expertos de Wharton consideran que Google posiblemente haga todo simultáneamente. Kendall Whitehouse, director senior de tecnologías de Wharton, señala que diversificar los negocios tiene mucho sentido para Google. “Los ingresos por publicidad han ido y venido en el pasado. Si fuese Google, lo que más me preocuparía sería contar con una única fuente de ingresos”, dice Whitehouse. “Google tiene mucho dinero [13.100 millones de dólares el 30 de septiembre] y puede permitirse experimentar. Tiene sentido que Google apueste por hacer muchas cosas diferentes”.<BR><BR>Otros expertos de Wharton no se ponen de acuerdo sobre cuál es el objetivo fundamental de Google. Hsu opina que Google está centrada en ser el principal modo de acceso a Internet. “Esto significa que Google compite con otras aplicaciones online, empresas de medios de comunicación, redes sociales y cualquier tipo de software que puede servir como punto de entrada a Internet”, explica Hsu.<BR><BR>La verdadera prioridad de Google son las búsquedas, añade Hsu, ya que es el modo en que la empresa cree que se navega en la Red. Sin embargo, no está muy claro que las búsquedas vayan a ser las ganadoras a largo plazo. Es posible que una red social como Facebook se convierta en la principal puerta de acceso a Internet. En este contexto, a nadie sorprende que Google lidere lo que podría considerase la alianza anti-Facebook.<BR><BR>Lee llega a la conclusión de que la principal preocupación de Google es hacer crecer la empresa. “Google está muy centrada en intentar crecer. Está centrada en averiguar dónde puede introducirse, ganar y expandirse un poco. Google dispone de un gran ejército de personas realmente inteligentes, pero podrían estar demasiado dispersas”.<BR><BR>Intentar identificar las prioridades Google también ilustra algunas de las paradojas que rodean a la empresa, añade Werbach. “Google hace extremadamente bien dos cosas que parecen contradictorias: conseguir la máxima eficiencia para sus principales activos y una máxima apertura a la innovación y la experimentación para el resto. En lo que respecta a la optimización de los resultados de su plataforma de búsquedas y publicidad, la disciplina y la eficiencia son la prioridad de Google. Dados los enormes ingresos y beneficios generados por su principal negocio, Google puede permitirse experimentar ideas que pueden crear oportunidades de crecimiento”.<BR><BR>Aunque muchos puedan considerar que la estrategia de Google es algo dispersa, todo el mundo espera que la empresa siga lanzando nuevos productos y ponga en marcha nuevas iniciativas.<BR><BR>La historia de Google aún se está escribiendo y los próximos capítulos incluirán un montón de retos. El mayor reto para Google es gestionar su crecimiento. “En muchos sentidos es similar a una campaña política”, dice Lee. “En un principio atacas a la omnipresente Microsoft, pero en cuanto la vences tienes que hacer algo más. Para Google fue mucho más fácil ser una empresa joven y dinámica. Ahora Google es un gigante con muchas responsabilidades”.<BR><BR></P>

Es muy difícil para alguien que no pertenece a la empresa responder a dicha cuestión, sostiene el profesor de Derecho y Ética Empresarial de Wharton Kevin Werbach. “Google comprende a Google mucho mejor que cualquier persona externa”, dice Werbach. “Básicamente es una empresa dirigida por ingenieros, y a los ingenieros les encanta descubrir nuevos retos y resolver problemas de modos novedosos. Los fundadores de la empresa siempre han cuestionado el pensamiento establecido en todas las áreas”.

La capacidad de Google para poner en duda lo establecido ha creado una especie de paradoja, explican expertos de Wharton. Dado su tamaño –el número de empleados aumentó del 30 de junio al 30 de septiembre de 13.786 a 15.196-, da la sensación de que algunos de sus proyectos son movimientos defensivos para proteger su posición dominante en el ámbito de la publicidad. De hecho, sus últimas iniciativas hicieron surgir unas cuantas cuestiones interesantes. ¿Es capaz Google de gestionar su crecimiento? ¿Debería diversificarse más allá de su actual interés en los ingresos procedentes de la publicidad? ¿Puede ser lo suficientemente ágil como para permanecer fiel a sus raíces empresariales y al mismo tiempo defender sus proyectos actuales? ¿Corre el riesgo de sufrir un contragolpe a medida que se introduce en nuevos mercados?

El 1 de noviembre Google anunciaba el lanzamiento de OpenSocial, un conjunto de herramientas que permite que los programadores puedan añadir para añadir nuevas características en los sitios web de redes sociales. Aunque los sitios de redes sociales más conocidos son MySpace y Facebook, existen docenas de sitios similares que consiguen convocar a gente alrededor de intereses comunes. El OpenSocial de Google permitirá que los programadores utilicen un único estándar para crear aplicaciones que, por ejemplo, permitan que los usuarios compartan música, intereses, contactos y otros contenidos online. Un montón de sitios de redes sociales –incluyendo Bebo, Friendster, LinkedIn, MySpace y Ning, todos ellos rivales de Facebook-, pretenden apoyar la arquitectura OpenSocial de Google. “La Red es mejor cuando es social; estamos empezando a ver todas las posibilidades que se abren cuando se introduce información social en diferentes contextos en Internet”, decía Jeff Huber, vicepresidente senior de ingeniería de Google.

Mientras, el 5 de noviembre Google y otras empresas anunciaban la firma de un acuerdo, el Open Handset Alliance, con un grupo de empresas de tecnología sin cable, incluyendo Sprint, T-Mobile,NTT DoCoMo, Qualcomm y Motorola. En dicho acuerdo se manifestaba su intención de utilizar el software de Google en la nueva generación de teléfonos móviles. Dicho software, llamado Android, incluye un sistema operativo y aplicaciones de software para móviles que se distribuyen gratuitamente por la empresa a través de una licencia de software “de fuente abierta”. Según el sitio web de la Open Hanset Alliance, se puede acceder a Android gracias a una licencia de software de fuente abierta que, a diferencia de algunos modelos de fuente abierta, permite que los fabricantes de los dispositivos móviles y los operadores telefónicos desarrollen sus propias ampliaciones del software y lo registren en propiedad, no siendo necesario que sus mejoras se compartan entre el resto de miembros de la comunidad.

Expertos de Wharton sostienen que los planes de Google reflejan su espíritu empresarial y su deseo de desplazar del negocio de los móviles a otros competidores establecidos como Microsoft, Verizon Wireless y AT&T. “Mi intuición me dice que en este caso está jugando a la ofensiva”,dice Thomas Lee, profesor de Gestión de las Operaciones y la Información de Wharton. “La Open Handset Alliance es un movimiento anticipatorio para conmocionar el mercado sin cable”.

El profesor de Gestión de Wharton, Lawrence Hrebiniak, está de acuerdo. “Google está catando las aguas del mundo sin cable”, dice. “Google está contemplando la idea del código fuente abierto en teléfonos móviles con el objetivo de vender más anuncios. Aunque la tecnología aún no esté preparada, los socios le siguen la corriente porque la influencia de Google es enorme”.

Protegiendo sus apuestas

Pero para alguien que no pertenece a la empresa podría dar la sensación de que los experimentos de Google muestran cierta falta de dirección. Google tiene docenas de proyectos que al final no han obtenido sus frutos. Con Google Docs intentó hacer la competencia a Microsoft Office. Entre otros proyectos de Google se encuentran Google Earth, Google Trends, Google Web Accelerator y Google Mars.

No obstante, el denominador común de la mayoría de los proyectos de Google es la publicidad, que supone prácticamente la mitad de los ingresos de la empresa. La creciente oferta de servicios de Google brinda a la empresa más oportunidades para vender anuncios. ¿Debería Google seguir centrada en la publicidad, investigar cómo hacer que la empresa crezca o encontrar nuevos negocios para diversificar sus fuentes de ingresos?

Expertos de Wharton consideran que Google posiblemente haga todo simultáneamente. Kendall Whitehouse, director senior de tecnologías de Wharton, señala que diversificar los negocios tiene mucho sentido para Google. “Los ingresos por publicidad han ido y venido en el pasado. Si fuese Google, lo que más me preocuparía sería contar con una única fuente de ingresos”, dice Whitehouse. “Google tiene mucho dinero [13.100 millones de dólares el 30 de septiembre] y puede permitirse experimentar. Tiene sentido que Google apueste por hacer muchas cosas diferentes”.

Otros expertos de Wharton no se ponen de acuerdo sobre cuál es el objetivo fundamental de Google. Hsu opina que Google está centrada en ser el principal modo de acceso a Internet. “Esto significa que Google compite con otras aplicaciones online, empresas de medios de comunicación, redes sociales y cualquier tipo de software que puede servir como punto de entrada a Internet”, explica Hsu.

La verdadera prioridad de Google son las búsquedas, añade Hsu, ya que es el modo en que la empresa cree que se navega en la Red. Sin embargo, no está muy claro que las búsquedas vayan a ser las ganadoras a largo plazo. Es posible que una red social como Facebook se convierta en la principal puerta de acceso a Internet. En este contexto, a nadie sorprende que Google lidere lo que podría considerase la alianza anti-Facebook.

Lee llega a la conclusión de que la principal preocupación de Google es hacer crecer la empresa. “Google está muy centrada en intentar crecer. Está centrada en averiguar dónde puede introducirse, ganar y expandirse un poco. Google dispone de un gran ejército de personas realmente inteligentes, pero podrían estar demasiado dispersas”.

Intentar identificar las prioridades Google también ilustra algunas de las paradojas que rodean a la empresa, añade Werbach. “Google hace extremadamente bien dos cosas que parecen contradictorias: conseguir la máxima eficiencia para sus principales activos y una máxima apertura a la innovación y la experimentación para el resto. En lo que respecta a la optimización de los resultados de su plataforma de búsquedas y publicidad, la disciplina y la eficiencia son la prioridad de Google. Dados los enormes ingresos y beneficios generados por su principal negocio, Google puede permitirse experimentar ideas que pueden crear oportunidades de crecimiento”.

Aunque muchos puedan considerar que la estrategia de Google es algo dispersa, todo el mundo espera que la empresa siga lanzando nuevos productos y ponga en marcha nuevas iniciativas.

La historia de Google aún se está escribiendo y los próximos capítulos incluirán un montón de retos. El mayor reto para Google es gestionar su crecimiento. “En muchos sentidos es similar a una campaña política”, dice Lee. “En un principio atacas a la omnipresente Microsoft, pero en cuanto la vences tienes que hacer algo más. Para Google fue mucho más fácil ser una empresa joven y dinámica. Ahora Google es un gigante con muchas responsabilidades”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.