Noticias

6 cosas que puedes hacer si no te llaman después de una entrevista laboral

      
Rendirse definitivamente no es una de las opciones disponibles
Rendirse definitivamente no es una de las opciones disponibles  |  Fuente: Shutterstock
  • No todas las entrevistas laborales implican un final feliz para los trabajadores, el rechazo forma parte de las posibilidades.
  • Para los trabajadores resulta imprescindible conocer las medidas que pueden tomarse ante estas situaciones.
  • Determinadas acciones pueden generar una imagen negativa del candidato y arruinar sus posibilidades laborales de cara al futuro.

Preparaste la entrevista de trabajo con el tiempo necesario para tomar en cuenta todos los detalles posibles, ensayaste tu discurso una y otra vez e incluso planeaste tu lenguaje corporal. Encontrar empleo es importante para ti en este momento, por lo que realmente hiciste tu mejor esfuerzo para que esa oferta que atrajo tu atención fuese tu próxima oportunidad laboral.

Sin embargo, a pesar de que el reclutador no expresó claros signos de rechazo a tu perfil e incluso se mostró interesado en la posibilidad de que ocupes el puesto en cuestión, los días pasan y no recibes un llamado de la empresa. Al comienzo piensas que es normal, pero con el paso de los días empiezas a creer que quizá la oportunidad de obtener ese empleo se encuentra cada vez más lejos.

¿Conoces todas las profesiones que puedes elegir?

Encuéntralas en un solo lugar

¿Qué puedes hacer? ¿Cómo salir de dudas? ¿Qué actitud deberías tomar? La incertidumbre puede ser una de las peores consejeras para los trabajadores. De hecho, algunos reclutadores lo saben y por ello juegan con el tiempo de respuesta esperando identificar actitudes incorrectas en los candidatos.

¿Cómo combatir la incertidumbre? ¿Cómo evitar un error que pueda marcar tu imagen profesional de forma permanente? Estas son las 6 cosas que puedes hacer si no te llaman después de una entrevista laboral y la forma en que debes realizarlas para tener éxito:

Lo mejor para evitar estas dudas es prevenir. Es decir, consultar al entrevistador sobre los plazos del proceso de selección.

Para hacerlo de forma eficiente, se recomienda no ejercer presión sobre el reclutador, sino buscar demostrar interés por el puesto. De hecho, esto puede lograrse con pequeñas acciones como por ejemplo solicitar un número de contacto para realizar este seguimiento antes de dar por finalizado el encuentro.

Si estas medidas te llevan a determinar que el puesto que tanto querías no será tuyo, es necesario que vuelvas a ponerte en carrera para encontrar empleo y no dejes que este mal momento arruine tu motivación. En definitiva, toda entrevista laboral implica la posibilidad de un rechazo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.