Noticias

Cómo negociar el salario en una entrevista de trabajo

      
Negociar implica no dejarse intimidar por los reclutadores, y sugerir alternativas a sus propuestas
Negociar implica no dejarse intimidar por los reclutadores, y sugerir alternativas a sus propuestas  |  Fuente: Shutterstock
  • Las entrevistas laborales implican momentos incómodos, pero al mismo tiempo necesarios.
  • Los trabajadores deben saber cómo actuar ante estos momentos para enfrentarlos de forma adecuada.
  • Lo importante al hablar sobre salario es marcar con claridad los límites.

Las entrevistas de trabajo pueden generar instancias algo incómodas, tanto para los trabajadores como para los reclutadores. Sin embargo, sobrellevarlas es necesario para convertirse en un mejor profesional.

Uno de los temas más sensibles de toda entrevista es el vinculado al sueldo o la remuneración que recibirá el trabajador. Así como este desea recibir el mayor salario posible, la empresa optará por poner límites de acuerdo a sus propias políticas, la realidad del mercado laboral, los sueldos que ya tienen sus empleados, la labor que se solicita al candidato o el valor que considera que este posee. Llegar a una cifra en común implica, necesariamente negociar.

Para negociar el salario, no es necesario ser un experto en oratoria o poseer habilidades concretas de negociación. Basta con marcar determinados límites, hablar con claridad y dar valor al propio trabajo.

¿Vas a una entrevista de trabajo pronto? ¿Pasaste una experiencia incómoda hablando sobre salario en una entrevista? ¿Crees que no te tomaron en la empresa por pedir demasiado? ¿Tienes un sueldo que no consideras justo pero lo aceptas porque no se te ocurrió cómo pedir otra cifra en la entrevista?

Si te identificaste con alguna de estas situaciones, entonces necesitas aprender a negociar tu salario. Y te diremos cómo hacerlo, empleando 2 métodos:

Método 1: Autoconocimiento y preparación

Antes de toda entrevista, el trabajador debe procurar una preparación para este momento. En dicho proceso, deberá investigar a la empresa, al reclutador, analizar lo que dirá en la entrevista, definir su lenguaje corporal… y calcular su valor.

En base a su formación, estudios y/o experiencia, el trabajador debe ser capaz de indicar un valor monetario con el que se sienta cómodo para el empleo que postula. Este valor es el que debe transmitir al reclutador en la entrevista.

Método 2: la investigación

¿Cuál es el salario habitual para esta posición? ¿Cuánto pagan otras empresas? ¿Qué indican las regulaciones salariales? Mediante este tipo de elementos, también se puede establecer una cifra concreta para presentar ante el reclutador cuando este pregunte por el salario que se desea recibir o indique la cifra que la empresa se dispone a pagar por el puesto en cuestión.

Frases infalibles

Además de asistir a la entrevista informado mediante cualquiera de los métodos anteriormente mencionados, el trabajador puede ir armado con frases infalibles que asegurarán el éxito de la negociación. Algunos ejemplos de ello son:

  • “Considero que para el cargo, lo más acorde sería…”
  • “De acuerdo a mis averiguaciones, lo indicado sería…”

Para negociar, la rigidez nunca es recomendable, pero tampoco la condescendencia. El candidato debe plantear lo que considera justo, siempre desde el respeto y mostrándose informado, evitando las exigencias o demandas fuera de tono.

El lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

Infografía: El lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

Los gestos, la distancia y la forma de vestir pueden ser decisivos a la hora de conseguir empleo. Descubre qué puedes estar haciendo mal en las entrevistas de trabajo.

Regístrate y aprende a triunfar en las entrevistas laborales



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.