Noticias

¿Es esencial el dinero para ser feliz?

      
¿Hasta dónde influye lo económico en la felicidad de la sociedad?
¿Hasta dónde influye lo económico en la felicidad de la sociedad?
  • Poder trabajar en lo que más nos gusta regocija más que tener un salario alto en trabajos no cualificados.
  • Se sigue manteniendo la gran brecha de oportunidades entre ricos y pobres a nivel mundial.
  • Hacen falta indicadores de bienestar que vayan junto a los estudios económicos o de mercado.

Desde siempre ha existido la idea de que el dinero otorga felicidad. Desde siempre también están los que descartan las cosas materiales como motor de nuestra alegría diaria y que apuestan por las relaciones humanas y vivir experiencias extraordinarias para alcanzar la verdadera satisfacción de vivir.   

El debate ha estado y siempre va a estar ahí, pero en los últimos años han surgido sociólogos y economistas que se han dedicado a medir el grado de bienestar y felicidad en la sociedad según se iban sucediendo movimientos o fenómenos económicos a mediana o gran escala. Así, se pudo ver que más allá del dinero, existen factores que nos motivan a vivir y ser felices.

Sentirnos parte de una comunidad, tener una pareja estable, trabajar en lo que más nos gusta o sentir la seguridad de tener en todo momento los recursos necesarios para crecer como personas o profesionales nos lleva a un estado de calma y paz que además se transmite a los demás.

Ingresa tu CV en Universia y consigue el empleo que deseas

Inscríbete aquí – ES GRATIS

La cuestión está en que en los últimos años, el crecimiento económico o los avances en tecnología no se han compartido con todos los ciudadanos. Existe aún esa minoría que controla la maquinaria política-económica y que determina quien está dentro de tal club u otro.

Bajo ese sistema, conseguir el empleo de nuestros sueños supone una alta preparación (de pago), ser un miembro activo de nuestra comunidad conlleva ciertos gastos, hasta el relacionarnos con las personas que queremos implica meter la mano en el bolsillo. Ahí es donde el vuelve el debate y se hace más fuerte en nuestros días.

Las crisis y cambios económicos aparecen de repente y muchas veces no son predecibles. Pero lo que sí se puede es estudiar la aptitud y el comportamiento de los ciudadanos ante estos fenómenos para siempre mantener un grado de satisfacción, alegría y solidaridad que haga frente a las dificultades.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.