Noticias

Errores comunes que cometemos en nuestro primer empleo

      
Conoce qué errores son los más habituales en el primer empleo y evítalos
Conoce qué errores son los más habituales en el primer empleo y evítalos
  • Es habitual que tu primera oportunidad laboral te provoque el mismo entusiasmo que nervios.
  • Hay algunos errores que los principiantes cometen comunmente, identifícalos.
  • Estás a punto de comenzar una nueva estapa en tu vida, no te pierdas ni un solo detalle y aprovéchala.

Has pasado meses buscando empleo. Has enviado un montón de currículums y por fin has superado la tan temida entrevista. ¡Tienes tu primer trabajo! Enhorabuena. Ya has conseguido algo muy importante, sin embargo tienes que tener cuidado.

La inexperiencia puede jugarte algunas malas pasadas pero no tienes por qué ponerte nervioso desde ya. Te aseguramos que los errores que puedes cometer en tu primer empleo son totalmente evitables.

Todos hemos tenido nuestro primer empleo y nos hemos esforzado para dar lo mejor de nosotros. Con tu primer empleo comienzas una nueva etapa de tu vida y es normal querer hacerlo todo bien desde el principio.

Es cierto que te hemos dicho que los nervios pueden jugarte una mala pasada pero tampoco debes pensar que fallarás pase lo que pase. Nosotros podemos ofrecerte algunos consejos para que evites los errores más comunes. Presta mucha atención.

Empecemos por algo muy sencillo. ¡No llegues tarde! Sí, puede que un día tengas un retraso o haya algún problema con el transporte pero intenta que esta actitud no se repita. Además darás la impresión de ser poco profesional. Oh, y también debes tener en cuenta, ve bien vestido. No decimos que vayas como a un acontecimiento importante pero trata de encontrar una forma de vestir cómoda y profesional.

¿Buscas un nuevo reto?

Encuentra hoy tu empleo

Pero hay vida más allá del aspecto. Intenta dormir bien la noche anterior para estar al 100% por la mañana. Es muy importante que tu rendimiento sea excelente. Y precisamente por este rendimiento también evita las distracciones una vez estés en tu puesto de trabajo. No solo por tu productividad sino porque eres el nuevo y es posible que siempre tengas alguna mirada encima. Aún así, no te pongas nervioso.

¿Y si alguien critica tu trabajo? Tranquilo. No pienses que lo hace por fastidiarte, lo más seguro es que solo quiera ayudarte al ser el más nuevo de la plantilla. Es más, deberías aprovechar este momento para intentar aprender algo de las críticas.

Vas a estar con gente que lleva mucho más tiempo en la empresa y puede enseñarte cosas que te interesen mucho a nivel profesional. Y ya que estamos hablando de tus compañeros, tampoco hace falta que intentes caerles bien a todos, simplemente mantén una actitud amable y fomenta la convivencia.

¡Espera! Aún tenemos alguna recomendación más para ti. Pierde el miedo al ridículo. Que eso no te frene si quieres preguntar por una duda o algo que no sabes hacer. Estás para trabajar pero también para aprender, recuerda que no has hecho esto antes. Y sobre todo tienes que recordar una cosa.

Es tu trabajo pero no tienes por qué hacer que toda tu vida gire en torno a él, relájate fuera de él y sigue disfrutando como hacías antes. Puedes ser un buen profesional y seguir viviendo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.