Noticias

¿Cómo reaccionar ante un error grave cometido en el trabajo?

      
Asumir y aprender de tus errores en el trabajo es fundamental para crecer como profesional
Asumir y aprender de tus errores en el trabajo es fundamental para crecer como profesional
  • Eres un ser humano y por tanto puedes equivocarte.
  • Saber afrontar cualquier error que puedas cometer en tu puesto de trabajo es algo muy valorado.
  • Tener un carácter resolutivo es fundamental para saber salir adelante en un momento así.

Somos seres humanos y nos podemos equivocar. Todos tenemos esa capacidad en cualquier aspecto de nuestra vida. Y además nos equivocamos mucho más de lo que nos gustaría admitir. Pero no todo se acaba en la equivocación.

Desde hace tiempo sabemos que tener un carácter resolutivo es algo muy valorado por las empresas a la hora de reclutar a sus empleados. Y es este carácter resolutivo el que puede marcar la diferencia si cometes un error en el trabajo.

Huir no es la solución, y si además eres un líder de equipo puede ser la peor decisión que tomes. Sea como sea lo cierto es que debes aprender a hacer frente a la situación.

Eres un buen trabajador y tienes que demostrarlo hasta en los peores momentos. Respira hondo y sigue adelante. Puede que hayas tenido un error pero si respondes de forma inmediata ofreciendo una solución tus superiores lo tendrán en cuenta.

Lo primero de todo lo que debes hacer cuando cometas un error, y más si es uno grave, es comunicárselo a aquellos departamentos y responsables que puedan verse afectados. No esperes a que alguien se de cuenta, asume la culpa desde el primer momento para minimizar riesgos.

Cuanto antes se sepa lo que ha ocurrido antes se podrá actuar para resolverlo. Además si lideras un equipo aceptar tu error establecerá un ejemplo que beneficiará a todos.

¿Buscas un nuevo reto?

Encuentra hoy tu empleo

Cuando expliques tu error no intentes poner excusas. Tanto al hablar como por escrito no dudes, explica lo que ha ocurrido y por qué se ha dado ese fallo. Lo que importan son los hechos y que los admitas completamente y sin intentar restarte responsabilidades será muy valorado. Además si más gente se ve afectada podrás pedir disculpas.

Pero no puedes centrarte únicamente en el error que has cometido. De hecho, el error ya es pasado, el presente es buscar la solución. Ponte a la cabeza de esa búsqueda desde el primer momento, al fin y al cabo el error ha sido tuyo.

Además tú sabes cómo se ha producido el error así que es posible que tú tengas la clave para solucionarlo de una manera más rápida que los demás. Y si además los miembros de tu equipo te ofrecen su ayuda no la rechaces, a veces es mejor un poco de perspectiva para encontrar la solución.

¿Ya lo has solucionado? Ha llegado el momento de asumirlo. Sí, has cometido un error. Y sí, lo has solucionado. Eres humano te has equivocado y lo has arreglado. Ahora es el momento de seguir adelante.

¿Qué has aprendido? A dejarte ayudar, a buscar soluciones rápido... Tómate tu tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido pero no te dejes llevar únicamente por ese error y aprende realmente de la experiencia.

Habrá sido un error, pero gracias a él también has crecido como profesional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.