Noticias

Cómo responder en una entrevista de trabajo a cuáles son tus debilidades

      
Además de prepararte la entrevista profesionalmente, practica también tus respuestas de ámbito personal
Además de prepararte la entrevista profesionalmente, practica también tus respuestas de ámbito personal
  • La falsa modestia o los típicos clichés ya no sirven en una entrevista laboral.
  • Contrarresta la respuesta con tus puntos fuertes, destacando los de carácter profesional.
  • La clave está en ‘confesar’ debilidades en las que actualmente trabajas para corregir.

Si has podido pasar la primera barrera de una oferta de empleo, puedes sentirte más que orgulloso, porque lo más probable es que hayas sido seleccionado entre un gran número de competidores para el mismo puesto. Pero no debes bajar la guardia.

En la entrevista de trabajo es donde te juegas el todo por el todo para empezar a trabajar, y ante ti tienes a un profesional encargado de conocer todo lo bueno —y lo malo— de tu persona en un tiempo determinado, por lo que a veces sus preguntas pueden cogerte desprevenido y hacerte cometer errores.

Ante la clásica pregunta ¿Cuáles consideras que son tus debilidades más fuertes?, ya no valen los típico “soy perfeccionista” o “asumo mucha carga de trabajo”, plantea una respuesta cercana a la realidad y que consideres que puedes trabajar para corregir a corto plazo.

Acércate lo más que puedas a la realidad

Te será más fácil si haces un análisis personal e identificas tus debilidades a mejorar. Quizá no lo has notado, pero puede que ya estés trabajando para subsanarlas sin darte cuenta. Selecciona las más ‘leves’ o las que consideres más decentes para comentárselas a un entrevistador.

Habla en presente

Otro antiguo recurso que funcionó en su momento era hablar de debilidades del pasado pero que supuestamente ya hemos podido superar a día de hoy.

Los entrevistadores no son tontos. Suena mucho más humilde “soy algo desorganizado, por lo que siempre tengo que llevar mi agenda conmigo” a “solía ser desordenado, pero tras una charla con mi ‘coach’ y un libro de autoayuda ahora soy la mejor persona del mundo”

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Registrate GRATIS en 1 minuto

Mantente firme y seguro

Aunque ya hemos oído o leído que ya se está convirtiendo en una pregunta habitual para los entrevistadores, muchas veces nos cuesta mantener la calma cuando llega el momento clave. Bajamos la mirada, cambiamos nuestro tono de voz o intentamos acomodarnos mejor en la silla.

Además de prepararte la entrevista en cuestiones profesionales y estudiar a la empresa en cuestión, practica también tus respuestas de ámbito personal. Mantente firme y recuerda que tus puntos fuertes están por encima de tus debilidades.

Tus puntos fuertes

Si tienes la suerte de hablar de tus puntos fuertes después de pasar el mal trago de las debilidades, genial. Si no, tampoco pasa nada. Lo importe aquí es hacer saber que tanto profesional como personalmente estás más que preparado para ese puesto de trabajo.

Tienes debilidades como cualquier persona y el entrevistador estará más dispuesto a apostar por ti si nota que estás dispuesto a seguir creciendo dentro de la empresa y por lo tanto mejorando en todos los sentidos.

Buscar trabajo es un trabajo, tenemos que estar siempre listos para vendernos lo mejor posible en todo momento, más allá de mantener nuestro perfil profesional lo más impecable que podamos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.