Noticias

10 consejos para renovar tus outfits de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

Más allá de renovar el armario, hay prendas básicas que no deberían faltar en ningún outfit de trabajo. Los códigos de vestimenta ya no son los mismos de antes, se han relajado bastante. Ahora puedes vestirte bien, sin dejar de lado la moda.

A continuación, detalláremos una lista de consejos para modernizar tu indumentaria de trabajo:

1. Camisa blanca
No debe faltar en el armario. De manga larga, tres cuartos o corta, pero nunca debe estar demasiado ajustada ni tener cortes inapropiados (por ejemplo, escotes pronunciados). Se puede utilizar tanto por fuera del pantalón o falda, por dentro, o mitad y mitad.

2. Pantalón
Ya no tienes por qué vestir siempre el mismo pantalón negro recto que tienes hace cinco años, anímate a nuevos cortes (slim, oxford, culotte, entre otros) y colores (azul, beige, marrón, celeste, etc.).

3. Falda
No llevar faldas cortas o con aberturas altas es una obviedad. La indicada para ir a trabajar es la falda clásica por debajo de la rodilla o la falda midi para las más arriesgadas. Evita colores muy vistosos de manera de no llamar demasiado la atención.

4. Vestido negro
Para aquellos días en los que quieres estar un poco más formal, el vestido negro es el elegido. Si es corto debe ser por debajo de la rodilla, y si es ajustado, no debe tener ni escote ni abertura alta. Consejo: combínalo con distintos accesorios (no todos a la vez).

5. Suéter/polerón de punto
Sirve tanto para el verano como para el invierno, en cualquier color y te puede sacar de un apuro. Se pueden vestir como abrigo cuando hace calor o debajo de la chaqueta cuando refresca.

6. Blazer
Lisos, estampados o a rayas son ideales para dar un toque formal a tu conjunto de ropa, siempre y cuando, el diseño, estampado y/o color, no sea muy llamativo. El que no debe faltar: blazer negro.

7. Tapado trench
Es otro de los clásicos que nunca pasará de moda. Es el indicado para lograr un look tradicional pero elegante. Si lo tenías guardado al fondo del armario, échale una lavada y vuélvelo a usar.

8. Zapatos negros
De tacón o no, pero asegúrate que sean cómodos para andar todo el día arriba de ellos. Si trabajas en oficina, lo ideal es que sean zapatos cerrados y no muy extravagantes. Las distintas variables son: mocasines, tacones clásicos (continúan a la moda), bailarinas, botines oxfordo sandalias.

9. Maxi bolso
Actualmente está muy de moda llevar maxi bolsos a trabajar; en ellos hay lugar para la laptop, billetera, neceser con productos personales, y demás. Puede ser el touch perfecto para cualquier tipo de vestimenta de jornada laboral

10. Maquillaje y perfume
Ninguna de las dos debe hacerse en exceso. Si les gusta maquillarse, háganlo de manera natural. Con un solo detalle llamativo (boca y/u ojos) es más que suficiente.

Viernes casual

El “viernes casual” comenzó en los años 50 en Estados Unidos como incentivo para los empleados de oficina y planteaba una forma de vestir más cómoda para el último día de la semana laboral.

Los casual Fridays no significan informalidad o ropa deportiva, significan ir cómodos a trabajar sin necesidad de llevar un traje o tacones. Relaja un nivel la ropa que sueles llevar en la semana, con un jean, un polo y unos zapatos es un buen ejemplo para este tipo de día.

De todas maneras, es importante conocer la agenda antes de vestirse, ya que, si ese día está programada una reunión o evento especial, lo mejor es utilizar la indumentaria correcta para la ocasión, es decir, no ir de “viernes causal”.

 



Tags:
Wina Arambulé

Wina Arambulé

Periodista, titulada por la Universidad Fermín Toro - UFT (Venezuela), y la Universidad de la República - Udelar (Uruguay). Sígueme: www.linkedin.com/in/winaarambule

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.