Noticias

El estrés es hereditario

      
Investigadores comprobaron que los efectos de estrés son transmitidos genéticamente de generación en generación. Fuente Universia
Investigadores comprobaron que los efectos de estrés son transmitidos genéticamente de generación en generación. Fuente Universia  |  Fuente: Shutterstock
Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Tufts (EMUT) enfocado en el análisis del efecto que el estilo de vida de las personas tiene sobre los genes, reveló que las consecuencias ocasionadas por el estrés son hereditarias. Esto explicaría cómo el entorno influye en el comportamiento y organismo de las personas.

La presión y tu, ¿archienemigos o un equipo diez?

Descúbrelo con este test gratuito


Para el estudio, los bioquímicos Larry Feig y Lorena Saavedra-Rodríguez de la EMUT se apoyaron en la hipótesis de que los seres humanos heredan patrones de expresión genéticos que no están determinados por la cadena de ADN, según publica el portal Muy Interesante.

Pruebas

Los investigadores analizaron cómo el estrés crónico repercutía en los ratones adolescentes. Para esto, los cambiaron constantemente de jaulas durante siete semanas y, cuando estaban en edad adulta, les practicaron pruebas para medir su ansiedad y comportamiento.

Conforme a los datos obtenidos acerca del tiempo que pasaban los ratones en las áreas abiertas del laberinto y su socialización, hallaron que las hembras mostraban mayores niveles de ansiedad que las que fueron cambiadas frecuentemente de celdas. Además, la conducta de los machos no presentó ninguna modificación.

Sin embargo, evidenciaron que la descendencia de ambos sexos presentó síntomas de ansiedad en su comportamiento. “Y los machos que no mostraron cambios, pero fueron igualmente expuestos al estrés, transmitieron los patrones de conducta a sus nietas y bisnietas”, resalta el medio.

A pesar de que los investigadores no saben aún a ciencia cierta cómo se transmite la vulnerabilidad a la ansiedad, creen que surge fruto de cambios bioquímicos en el esperma.

Conforme a esto, los especialistas concluyeron que fue posible evidenciar múltiples síntomas semejantes que se encuentran en los mismos genes tanto de los hijos como de los nietos y que algo similar podría ocurrir en las personas. No obstante, señalan que los efectos en los humanos serían más silenciados, puesto a que los roedores se encontraban en un entorno controlado.

La presión y tu, ¿archienemigos o un equipo diez?

Descúbrelo con este test gratuito








Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.