Wednesday :: 17 / 09 / 2014

AdemásENCUESTAS | MIRÍADA X | REGISTRO | LOGIN | MAPA DEL SITIO

Noticia

Mercado Laboral: La competencia no es solo local, sino externa

Actualmente, las empresas no solo se enfrentan para obtener la preferencia de los consumidores, sino también por tener a los mejores profesionales. ¿Pero qué sucede cuando se encuentra escasez de talento en lo que respecta especialmente a los cargos ejecutivos? La solución: importar talento.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Víctor Vignale, socio de AB-INAC, señala que el rango de experiencia de profesionales que aspiran a la gerencia está entre ocho y quince años, según la posición y el sector.En esa medida, escoger a profesionales jóvenes muchas veces no es la salida para algunas empresas.


¿;Qué soluciones tienen?Vignale responde que algunas traen ejecutivos de afuera. Las grandes multinacionales tienen 10% de ejecutivos expatriados. La especialización de estos colaboradores dependerá de lo que se requiera en ese momento.


Sin embargo, hay rubros en los que los profesionales nacionales dan la talla. Es por ello, comenta Vignale, que empresas extranjeras demandan la mano de obra peruana. 'Nuestros socios en otros países nos piden profesionales en minería', remarca.

Aún así, no todo el tiempo una empresa puede importar talento. Por ello, es necesario que se establezca un plan de sucesiones, es decir, transmitir conocimiento desde los cargos más altos hacia los nuevos colaboradores o los que están en cargos menores.

Capacitación

Estas exigencias del mercado también generan una fuerte demanda de las empresas por la especialización de profesionales en determinadas áreas, aunque tiene el mismo problema que con la experiencia. Son pocas las personas que siguen cursos de especialización o maestrías.

De acuerdo con una encuesta realizada por la cazatalentos Transearch, el 50% de los ejecutivos participantes señaló que, frente al 2009, sus aspiraciones académicas fueron similares a las del año anterior.



Mónica García, directora de esta empresa, señala que el año pasado ante la crisis económica, muchos profesionales vieron en la capacitación una vía para asegurar sus puestos de trabajo. 'Las aulas de los centros de estudios estaban llenas de trabajadores. Lo que no ocurre ahora', indica García, quien explica que esto sucede gracias a una mejora significativa en el nivel de contrataciones (que fue 60% mayor al del 2009).



Otro punto flaco que ubica Víctor Vignale en este tema es la calidad educativa de algunas instituciones. 'Muchas veces tenemos candidatos que no dominan cosas básicas como el lenguaje, los números, cosas que se escapan de nuestras manos. Es por esto que se comienza a mirar afuera', dice.




Fuente: El Comercio





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad