Noticias

¿La capacidad de liderazgo está escrita en los genes o se puede desarrollar?

      
Fuente: Shutterstock

Como en otros aspectos que hacen al carácter humano, el debate científico está instaurado en torno a la naturaleza del liderazgo: ¿se trata de una habilidad adquirida durante la vida o cuenta también con un componente genético? Si bien las aguas están divididas entre los expertos, nadie duda ya que es posible volverse un buen líder (es decir, desarrollar la capacidad de influir sobre un grupo de personas hacia un objetivo en común) a través del aprendizaje.

 

Lee también
» Científicos descubren un gen relacionado con el liderazgo
» Ser un gran líder: 10 cosas que debes aprender a hacer

 


En ese sentido, una reciente investigación de la Universidad de Illinois (EE.UU.) ha concluido que el liderazgo se desarrolla a lo largo de la vida siguiendo un proceso específico de tres fases: estar listo, estar dispuesto, y ser capaz.


David Rosch, uno de los responsables de este estudio (quien además enseña liderazgo en la universidad), explicó el hilo conductor de este aprendizaje de la siguiente manera: “los estudiantes primero deben estar listos para aprender acerca de ser un líder; entonces se disponen a aprender las habilidades necesarias para ejercer liderazgo; y finalmente son capaces de dirigir porque tienen las habilidades y la motivación para hacerlo”.

 

La influencia de los genes

Pero los genes también tienen algo que decir sobre el origen de las habilidades de liderazgo. Al respecto, un estudio realizado por las prestigiosas universidades de Harvard, Nueva York y California descubrió el año pasado que el genotipo rs4950, heredado de generación en generación, estaría vinculado a la capacidad humana de asumir responsabilidades de dirección.


Luego de analizar más de 4000 individuos, los catedráticos concluyeron que el 25% de la variación observada en el comportamiento de liderazgo podría ser explicada por los genes transmitidos de padres a hijos.

 

El camino para ser un mejor líder

Así es que si quieres convertirte en un gran jefe, casi todo el trabajo dependerá de tu constancia y afán por formarte. Tener confianza en ti mismo, contar con conocimientos en el campo en que te desarrollas, ser íntegro y asumir tu responsabilidad, son algunos de los factores que te ayudarán a conseguirlo.


Además es fundamental contar con habilidades de comunicación, ser empático (para generar una conexión con los miembros del equipo) y brindar siempre una retroalimentación positiva.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.