Noticias

Reinventar la Educación Superior y formar a los líderes del mañana

      
Para formar a los líderes del mañana es necesario cambiar la educación que se brinda hoy.
Para formar a los líderes del mañana es necesario cambiar la educación que se brinda hoy.  |  Fuente: Shutterstock
  • Los jóvenes profesionales de hoy buscan acceder a empleos internacionales y cargos de responsabilidad.
  • Las grandes empresas buscan profesionales con habilidades para gestionar proyectos y sobrevivir en la economía digital.
  • ¿Las universidades ofrecen poco? ¿O las empresas demandan demasiado? La Educación Superior necesita con urgencia una respuesta. 

La nueva generación de jóvenes constituirá, según Deloitte, el 75% de la población activa en 2025. Nativos digitales, millennials, disruptivos y completamente innovadores, estos jóvenes necesitan formarse hoy para convertirse en los líderes que la industria necesitará mañana. Si no lo logran, el 75% de la población mundial no estará preparado para sobrevivir a la economía digital en apenas 8 años.

La labor de los centros educativos hoy, es crucial para lograr esta imprescindible formación.

La distancia entre las habilidades que transmiten las y las demandadas por las empresas es cada vez mayor. Lo cual, indirectamente apunta a que una de las partes no está cumpliendo la labor que debería: ¿Las universidades ofrecen poco? ¿O las empresas demandan demasiado? La Educación Superior necesita la respuesta con urgencia, para decidir el camino a seguir en la formación de sus estudiantes.

¿Qué tienen en común Mark Zuckerberg, Bill Gates y Steve Jobs? Los tres son grandes emprendedores, facturan millones cada año, cambian la forma en que nos vinculamos con la Tecnología y, por si fuera poco… Los tres decidieron buscar fuera de la universidad la inspiración y formación necesaria para desarrollar su negocio y llevarlo a su máximo potencial. Es decir, los empresarios exitosos de hoy no se formaron en las aulas universitarias.

Si las empresas demandan líderes que las universidades no forman, el camino está en revisar las metodologías con las que se enseña a quienes deberían convertirse en los emprendedores del futuro, para garantizar que estos encuentren en las instituciones de Educación Superior las habilidades que el mercado requiere.

El nuevo modelo educativo

La digitalización ha cambiado totalmente las formas de aprender y certificar el conocimiento adquirido. En esta Sociedad Red, donde la información abunda y cabe en la palma de una mano, los sistemas de enseñanza diseñados para el contexto socioeconómico de la época de la industrialización ya no tienen sentido. El contexto actual demanda un nuevo modelo educativo.

¿Por qué? Porque las formas que actualmente se usan para enseñar fueron creadas en un mundo sin internet, ni smartphones con los que acceder a la información a toda hora desde cualquier lugar. Y, sencillamente, porque hoy lo importante no es recordar sino acceder. El sistema basado en la repetición y la memoria que utilizan las universidades actuales no tiene sitio en un mundo donde el teléfono inteligente o el ordenador es quien retiene la información en su memoria y el usuario solo debe preocuparse por acceder a ella.

Iniciativas como el b-learning que combinan los beneficios del aprendizaje en el aula con la transmisión de conocimientos en línea han comenzado a desafiar este modelo tradicional. Además, existen programas especialmente dedicados a la instalación de dispositivos tecnológicos dentro del aula; plataformas creadas por las mejores universidades del mundo y también por instituciones privadas que promueven la difusión de conocimientos gratuitos, abiertos y en línea disponibles para todo públicos; y otras tantas iniciativas con el mismo objetivo: lograr la creación de un modelo educativo adaptado a las necesidades de la sociedad actual, que contemple la formación de los líderes del futuro.

Reinventarse o desaparecer

Estas iniciativas han presentado una fuerte oposición al modelo educativo tradicional, haciendo que cada vez más expertos aseguren que el futuro de la educación es online.

¿Desplazarán los cursos online a las Universidades? ¿Se cambiarán las aulas físicas por las virtuales? Respecto a estas interrogantes, podemos encontrar respuestas de todo tipo: las más radicales apuestan por la desaparición de las universidades tradicionales, mientras las conservadoras imaginan un modelo híbrido que combine lo mejor de cada uno de estos sistemas.

Este profesor de Harvard cree que la Educación a Distancia sustituirá a las universidades, entérate por qué

¿Cómo reinventarse?

¿Cómo ser el cambio que queremos ver en el mundo? El primer paso para las universidades será aceptar que, en la época actual, su modelo resulta obsoleto, y que en tan solo 8 años, será completamente inútil. A menos que ese cambio del que tanto se habla comience a ponerse en práctica.

Para que las universidades puedan realmente reinventarse y dar a su modelo la vuelta que necesita, deben ser capaces de transmitir conocimientos que no pierdan valor en diez o quince años. Que necesiten renovarse y actualizarse, sí, pero que continúen siendo de utilidad para desempeñarse en el mundo laboral. La renovación frecuente de los programas de estudio puede ser el camino para asegurar que los conocimientos enseñados no pierdan su valor.

La mayoría de las organizaciones y empresas trabajan actualmente con modelos colaborativos, haciendo a un lado los clásicos modelos verticales. Asumir este cambio y optar por buscar la colaboración de las empresas a la hora de crear de forma conjunta los programas de estudio puede ser un camino útil para reducir la brecha entre oferta de las universidades y demanda de las empresas.

Las denominadas como Soft Skills serán imprescindibles en los trabajadores del futuro, por lo que las universidades que busquen cambiar su modelo educativo deberán apuntar a estas habilidades. El mundo necesitará profesionales capaces de solucionar problemas, de trabajar en equipo y pensar de forma global. Estas habilidades, combinadas con las competencias digitales típicas de los jóvenes de esta generación, serán la garantía de éxito para los profesionales del futuro.

Una iniciativa que busca el cambio

¿Cómo imaginas que será la Educación Superior en el 2049? ¿Cómo quieres que sea?

En México, un concurso denominado TecPrize invita a estudiantes, docentes y académicos a reflexionar acerca de estas posibilidades. El premio para los ganadores asciende a los 20.000 dólares, pero el beneficio para la sociedad toda puede ser la creación de un sistema educativo mejor adaptado a las condiciones actuales.

Si tienes más de 18 años puedes participar, pero lo hagas o no… ¿Te animas a pensar cómo sería la educación del futuro? Tus propuestas pueden lograr el cambio que revolucione la forma en que aprendemos y enseñamos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.