Noticias

Errores que cometemos al aprender un idioma

      
Fuente: Shutterstock

Comenzar a estudiar un idioma es una decisión sumamente importante en la que deberás tener en cuenta muchos factores como por ejemplo, tener paciencia, no rendirte y realizar muchos ejercicios y actividades para dominar cada día más esa nueva lengua que estarás aprendiendo.

Es común que te sientas lleno de energía al principio y que luego la motivación descienda un poco. Esto sucede porque solemos cometer errores comunes que nos impiden continuar favorablemente con el estudio y avanzar en el aprendizaje del idioma.

Hoy te contamos de qué manera podrás solucionar estos obstáculos y disfrutar de un aprendizaje eficaz.

No te pongas ansioso

El aprendizaje de un nuevo idioma supone mucho entusiasmo por parte del estudiante y generalmente la ansiedad se hace presente en asiduidad. Debes mantener la calma porque cuando desaparece la curiosidad por lo nuevo, desaparece también la motivación, las ganas y el entusiasmo.

Por este motivo es importante que enfrentes esta primera euforia de manera adecuada, para que no se esfume con tanta facilidad. Asegúrate de que estudiar se convierta en una costumbre diaria.

Las ventajas de tener una mala memoria

Una buena memoria es un elemento muy útil a la hora de estudiar y aprender un idioma, pero no siempre es la mejor forma de hacerlo. Debes aprender a utilizarla de manera que se convierta en tu aliada y no en una enemiga que te hará fallar constantemente. Te sugerimos que aprendas frases y palabras por medio de asociaciones o conexiones que te ayuden a recordar.  

Y si la palabra que necesitas no te viene a la mente a pesar de todos tus esfuerzos, busca una alternativa o di de otra manera lo que quieres decir. De este modo no solamente entrenarás tus neuronas, sino que podrás recordar mejor y de modo más duradero las palabras.

Puedes cometer errores

Es importante que entiendas que nadie es perfecto y todos podemos cometer errores. Uno de los primeros obstáculos que nos impide avanzar en el proceso de aprendizaje es conseguir inmediatamente una  pronunciación perfecta y una excelente gramática. Obviamente es algo que puede lograrse con la práctica, pero no debe tomarse como una prioridad.

Haz un esfuerzo, intenta perder el miedo de cometer errores. Pronto podrás constatar los primeros avances que te acercan a tu meta.

Reconoce tus avances y prémialos

Cuando alguien se propone una meta tan grande como la de aprender un idioma, es importante que de vez en cuando reconozca los avances y disfrute sus logros. Cuando te des cuenta que es momento de felicitarte y tomar un descanso, aprovecha para mirar una película, escuchar la radio, mirar un poco de televisión, etc.

Si al estudiar un idioma incluyes actividades que divierten y alegran, aprenderás más fácilmente y será mucho más simple retener los conocimientos.  No hay que estudiar como un loco. Es hora de combinar lo útil con lo agradable para aprender y divertirse a la vez.

Tener la meta a la vista

Nunca pierdas de vista cuáles son tus objetivos principales. Procura tener siempre una meta presente para que aumente tu motivación. Es muy importante tener claro por qué empezaste a recorrer este camino y de qué manera lo estás logrando.  

Ten presente tu meta, y cada día, después de cualquiera de tus logros, observa cómo se va reduciendo el trayecto y te acercas cada vez a la cima de la montaña.








Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.