Noticias

Tips para reconocer un buen coach

      
Fuente: Universidad de Piura
El coachinges utilizado por empresas de todos los sectores y tamaño, y su crecimiento ha sido exponencial. En el Área de Desarrollo de Personas, es indudablemente el proceso de mejora personal que más ha crecido en los últimos años. Es sin duda una de las profesiones del futuro, y con más presente.

Pero, ¿qué características debe tener un buen coach? Cesar Cáceres, docente del Diplomado Dirección de Personas ? de la Universidad de Piura, señala que debe poseer once competencias esenciales:

1) Ética: Entender el código ético y la habilidad de aplicarlo apropiadamente en todas las situaciones de coaching.

2) Establecer el Acuerdo de Coaching: El coach debe tener la habilidad para comprender, entender y tratar lo que se requiere en cada interacción específica de coaching y establecer el acuerdo con cada cliente sobre el proceso y su relación.

3) Vínculo: Ser capaz de crear un ambiente seguro y que contribuya a producir respeto mutuo, confianza, integridad personal, honestidad y sinceridad.

4) Presencia de coaching: Habilidad para tener plena conciencia y crear relaciones espontáneas de coaching con el cliente, empleando un estilo abierto, flexible, de confianza y saber escoger la forma de trabajo idónea a cada uno.

5) Saber escuchar: Es fundamental enfocarse completamente en lo que el cliente dice y lo que no dice, entender el significado de lo que se dice en el contexto de los deseos del coachee.

6) Preguntas poderosas: Es fundamental que el coach tenga la capacidad de realizar preguntas que revelen la información precisa para el mayor beneficio del cliente y la relación de coaching.

7) Comunicación directa: El coach debe comunicarse de manera efectiva, clara y directa durante las sesiones de coaching, y utilización de un lenguaje adecuado de modo que tenga el mayor impacto positivo posible sobre el cliente.

8) Crear conciencia: Habilidad de integrar y evaluar con precisión la información, y de hacer interpretaciones que ayuden al cliente a ganar conocimiento y alcanzar los resultados pretendidos. Para ello, es necesario identificar sus preocupaciones ocultas, las maneras típicas de percibirse ante el mundo, diferenciar entre los hechos y su interpretación. También es necesario ayudar a los clientes a descubrir para ellos mismos los nuevos pensamientos, percepciones, emociones, entre otras, que consolidan su habilidad para alcanzar lo que es importante, e identificar sus fortalezas sobre áreas importantes de aprendizaje y crecimiento.

9) Diseñar acciones: El coach debe crear con el cliente oportunidades para desarrollar aprendizaje, durante el coaching y en situaciones de la vida o el trabajo, y para tomar nuevas acciones que conduzcan de modo más efectivo hacia los resultados esperados.

10) Planificación y establecimiento de la meta: Crear un plan con los resultados que son alcanzables, mesurables, específicos y con fechas determinadas, identificando y accediendo a diferentes recursos para aprender, como por ejemplo libros.

11) Gestión del progreso y responsabilidad: Capacidad de poner la atención en lo que realmente es importante para el cliente, y dejar la responsabilidad al cliente para actuar. Es necesario mantener un feedback constante sobre lo que ha hecho, lo que no ha hecho, ha aprendido o se ha dado cuenta desde la sesión anterior.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.