Noticias

Cómo analizar un texto literario

      
Fuente: Fotos Universia

No todos los textos son simples de leer, por ello, debes analizarlos cuidadosamente teniendo en cuenta cada uno de los recursos literarios. Si eres un aficionado de la lectura hay algunos puntos que ya los tienes claros, pero presta atención a estos consejos que te presentamos el día de hoy para disfrutar de la incomparable experiencia de entender un libro.

En tu primer acercamiento con el texto no pretendas entenderlo en su totalidad. Intenta comprender la intención del autor para luego descubrir el mensaje que intenta transmitir.

Lee con atención el prólogo y la introducción del texto porque siempre dan una apertura y te acercan al tema principal. Identifica las palabras clave, la estructura y los temas, ya que usualmente existen subtemas dentro uno principal.

¡Toma apuntes! Es fundamental que puedas tomar apuntes a medida que vayas leyendo, ya sea de pasajes que no comprendas o aquellos que consideres importantes y que posteriormente quieras retomar. Esta práctica te acercará mucho más a la lectura y te permitirá entender el punto de vista del autor.

Hazte preguntas del tipo: ¿Cuánto sabes de los personajes? ¿Quién es el protagonista? ¿En qué época histórica se desarrolla el texto? Es importante que puedas identificar el lenguaje (coloquial o formal), el uso de metáforas y otros recursos, a los personajes y al narrador. Muchas veces puedes encontrarte con una historia contada por el propio protagonista o por un relator omnisciente, por ejemplo.

En este sentido, deberás prestar cuidadosa atención no solamente a quién cuenta la historia, sino cómo se cuenta. Esto puede darte muchas pistas de lo que el escritor quiso reflejar. Si hablamos de una narración lineal, notarás que los sucesos se cuentan de manera cronológica, pero por el contrario, si la historia termina donde comienza, estaremos frente a una narración circular.

A continuación te dejamos un listado de los principales recursos literarios para que puedas consultarlos al analizar un texto:

  • Aliteración: Es la repetición de uno o más fonemas.
  • Anáfora: Es la repetición de una o más palabras en una frase o verso.
  • Onomatopeya: Es un tipo de aliteración que produce sonidos reales.
  • Polisíndeton: Es la coordinación de varios elementos lingüísticos mediante conjunciones.
  • Epíteto: Se produce al añadir adjetivos que caracterizan al sustantivo.
  • Asíndeton: Es lo contrario a polisínditeon. Se suprimen las conjunciones haciendo uso de las comas.
  • Elipsis: Consiste en la supresión de términos que se sobrentienden por el contexto de la oración.
  • Hipérbaton: Es la variación del orden sintáctico.
  • Paralelismo: Es repetir una misma estructura alterando algún elemento.
  • Comparación: Consiste en relacionar un término real con otro imaginario que tenga semejanza.
  • Metáfora: Es la relación de un objeto o idea real que se aplica a otro imaginario.
  • Hipérbole: Se da cuando se altera la realidad de forma exagerada.
  • Antítesis: Es contraponer en el discurso dos palabras antónimas.
  • Personificación: Consiste en atribuir propiedades a realidades del mundo natural.

 

Lee también:

Las 5 mejores sagas de literatura fantástica 
> La literatura sobrevivirá a las nuevas tecnologías

 

 

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.