Noticias

¿Eres experto en IoT? Así puedes contribuir al medio ambiente

      
Volver los dispositivos más eficientes es una forma de cuidar al planeta
Volver los dispositivos más eficientes es una forma de cuidar al planeta  |  Fuente: Shutterstock
  • El internet de las cosas tiene la capacidad de cambiar la forma en que vivimos y nos vinculamos con objetos.
  • Estudiantes interesados en carreras de Tecnología o en el cuidado del Medio ambiente pueden formarse en IoT para combinar estas dos pasiones.
  • Los dispositivos inteligentes no solo pueden simplificar tareas del ser humano, sino también frenar los efectos del efecto invernadero.

Vivimos en un mundo interconectado y digital, en el que las distancias y barreras geográficas parecen no existir gracias a las nuevas tecnologías. Sin embargo, al pensar hacia el futuro es posible visualizar un mundo todavía más tecnológico y conectado.

Algunas tecnologías innovadoras son esenciales para la era de la automatización o era de los robots, en la que las máquinas pasarán a realizar tareas hasta el momento realizadas por humanos. Big Data, Biometría, Inteligencia Artificial, Realidad Virtual y otras tantas se posicionan como las tecnologías claves para la nueva era. Sin embargo, una de ellas destaca... El Internet de las Cosas.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

Este concepto se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos que, mediante el uso de internet podrían permitir simplificar y automatizar una serie de tareas.

Así, por ejemplo, sería posible conectar todo tipo de dispositivos del hogar a la red. Tener una nevera que automáticamente compre en el supermercado de confianza los alimentos que comienzan a escasear en ella, un sistema de luces que se encienda automáticamente a la hora en que la familia vuelve al hogar, etc.

 

Una tecnología amigable con el ambiente

Por lo general, al hablar de la expansión de la tecnología y las industrias y su impacto en el ambiente, se hace referencia a cómo estas han causado daños en el planeta. La contaminación que produce el acto de desechar constantemente dispositivos en desuso, las complicaciones generadas con la extracción de ciertos minerales para la elaboración de móviles y ordenadores, etc.

A pesar de ello, el IoT puede ser considerado como una tecnología amigable con el ambiente. De hecho, esta puede ayudar a realizar un mejor uso de los recursos y ahorrar tanto energía como agua, e incluso promover un consumo más eficiente de alimentos.

Algunas de las iniciativas más destacadas con las que el IoT ha colaborado con el ambiente son:

  • Prevención de incendios forestales con sensores para la temperatura en zonas aisladas.
  • Protección de especies en peligro de extinción, rastreando sus movimientos y actividades para colaborar con científicos embarcados en el proceso de restablecimiento de dichas especies.
  • Vigilando los niveles de calidad del aire y agua en fábricas para controlar el nivel de agua empleado y reducir el desperdicio de este recurso, o limitar las emisiones de gases contaminantes.

Por el momento, el Internet de las Cosas se hace presente en algunos dispositivos concretos. Pero, para los próximos años, las predicciones indican que el uso de esta tecnología se incrementará totalmente.

A causa de ello, en tan solo unos años será posible vivir en edificios inteligentes que posean los instrumentos necesarios para cuidar al planeta y hacer de este un lugar mejor para la supervivencia de todas las especies.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.