Noticias

5 consejos imprescindibles para dominar tu lenguaje corporal en una presentación

      
El lenguaje corporal puede atraer o repeler al público en una presentación
El lenguaje corporal puede atraer o repeler al público en una presentación  |  Fuente: Shutterstock
  • Realizar una presentación de manera efectiva es una tarea que requiere de concentración y atención a los detalles.
  • Estudiantes y profesionales de todas las áreas pueden verse favorecidos al dominar el arte de la oratoria.
  • Algunos gestos y movimientos realizados durante una presentación pueden jugar una mala pasada al orador.

Para presentar un proyecto de clase, una tesis de final de grado, el resultado de una investigación, una propuesta de trabajo o simplemente compartir experiencias profesionales frente a colegas; las presentaciones orales tienen múltiples finalidades.

Tanto estudiantes como profesionales necesitan dominar en algún momento de sus carreras el arte de las presentaciones. De hecho, esta es una habilidad especialmente valorada en el mercado laboral.

Al comienzo puede parecer que este es un proceso sencillo y mecánico: planear un discurso, organizarlo, presentarse ante un público y reproducir lo planeado. Pero lo cierto es que hacer una presentación de manera exitosa requiere de mucho más, en particular, de la atención al lenguaje corporal del orador.

Mediante gestos, movimientos, miradas e incluso con la ausencia de estos todo orador transmite sensaciones. Estas pueden acompañar o contrastar las emitidas en el discurso, por ello, es necesario aprender a controlar el lenguaje corporal para asegurar una uniformidad en el discurso.

5 Consejos de utilidad

Si vas a hacer una presentación, no importa por el motivo o la temática que sea, te recomendamos seguir estos 5 consejos imprescindibles con los que brillarás en tus presentaciones:

1) Sonreír de vez en cuando, para transmitir la sensación de tranquilidad y confianza.

2) No mantenerse estático en un mismo lugar sino, si es posible, caminar por el espacio dispuesto o al menos mover brazos y torso en el lugar asignado.

3) Mirar a los ojos a los oyentes, pero sin enfocarse en una persona en particular.

4) Mover las manos al hablar, pero evitar acciones como cruzar los dedos o frotarse las manos.

5) Evitar cruzar brazos, piernas o pies, pues esto transmite sensación de inseguridad.

El arte de la oratoria no se aprende de un día para el otro, lleva años de trabajo y práctica. De hecho, puede mejorarse a medida que se realizan más presentaciones.

Es habitual que durante estos procesos se manifiesten gestos involuntarios, que desde el lado del oyente transmiten sensaciones negativas. Por ello, la principal tarea de quien realiza una presentación es disponerse a controlar su cuerpo y aquellos movimientos realizados sin intención para así eliminar cualquier gesto o actitud que pueda afectar las ideas transmitidas.

La importancia del lenguaje no verbal en una presentación

Infografía: La importancia del lenguaje no verbal en una presentación

Mediante el lenguaje facial, los gestos, la postura y la voz es posible mantener el interés de la audiencia, por lo que saber controlar la comunicación no verbal es muy recomendable.

Regístrate y conoce los principales consejos para llegar a tu público



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.