Noticias

¿Por qué se contagian los bostezos? ¡Descúbrelo!

      
El 60% de las personas bostezan al ver que otra lo hace
El 60% de las personas bostezan al ver que otra lo hace  |  Fuente: Shutterstock
  • El sueño o cansancio pueden llevar a que una persona bostece.
  • Los científicos han intentado durante años responder el misterio de por qué ver a alguien bostezar genera la misma reacción.
  • Las investigaciones no solo revelaron más causas para los bostezos, sino también explicaciones de por qué ocurren.

Todo ocurre en cuestión de segundos: ves a tu compañero de oficina bostezar y automáticamente piensas que lo vas a hacer. Te concentras, intentas con todas tus fuerzas no hacerlo y por unos breves segundos crees que realmente lo lograste, pero apenas desvías la vista y te regodeas con tu victoria, lentamente tu boca comienza a abrirse... Y bostezas.

Un simple gesto como este puede generar una reacción en cadena, que aunque se intente evitar parece imposible.

Durante años la ciencia detrás del bostezo y su "contagio" ha llevado a los científicos a realizar diversos experimentos con el fin de comprenderlo. Hasta el momento, las respuestas eran escasas, pero aparentemente en la actualidad se puede explicar este comportamiento y su propagación que tradicionalmente se asocia a la falta de sueño.

¿Qué es un bostezo?

Esta acción involuntaria se caracteriza por la apertura de las mandíbulas para inhalar profundamente y luego exhalar. El proceso dura unos pocos segundos y permite que se estiren los músculos faciales.

En algunos casos este fenómeno puede estar acompañado de resequedad en los ojos, o por el contrario generar que estos se entrecierren y lagrimeen.

Esta acción es típica de los animales vertebrados, especialmente de los mamíferos. Tortugas, cocodrilos, aves, tortugas e incluso peces pueden bostezar.

¿Por qué se producen los bostezos?

Los científicos han demostrado que además de funcionar como un sistema para mantenerse alerta, este sirve para mantener el cerebro frío. Un estudio realizado en Estados Unidos permitió demostrar precisamente que la temperatura cerebral baja al bostezar, permitiendo al cerebro alcanzar la temperatura óptima para rendir de forma eficiente.

Este es sinónimo de cansancio, aburrimiento, estrés, hambre e incluso relax luego de un período de nervios o ansiedad. Pero, además, se ha descubierto que aproximadamente el 60% de las personas pueden responder a un bostezo de otra persona, por lo que esta reacción puede darse simplemente por imitación y no por alguna de las razones anteriormente mencionadas.

Debido a los sentimientos que se asocian a esta práctica, en muchas culturas es habitual ver cómo la gente se cubre la boca con la mano al bostezar, para intentar disimular el gesto y no dar la señal de estar aburrido o cansado.

¿Por qué se contagian los bostezos?

Esa especie de efecto dominó que se genera con los bostezos puede ser explicada por la teoría de la empatía. Es decir, involuntariamente intentamos entender o demostrar que comprendemos lo que siente la otra persona al imitar el bostezo.

Algunos estudios relacionan este comportamiento al trabajo de las denominadas neuronas de espejo. Esto explica por qué el "contagio" no ocurre con niños menores de 4 años, pues estos comienzan a desarrollar la empatía recién entre los 4 y los 5 años de vida.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.