Noticias

¿Existen las leyes de la robótica?

      
La implantación de la inteligencia artificial está cada vez más extendida y necesita ser regulada
La implantación de la inteligencia artificial está cada vez más extendida y necesita ser regulada
  • La irrupción de los últimos avances de la inteligencia artificial en nuestras vidas han hecho que se plantee el crear una normativa específica.
  • Algunos creen que Isaac Asimov fue un auténtico visionario que nos advirtió de los peligros del avance de la tencología.
  • Los avances tecnológicos hacen que nuestro futuro se parezca cada vez más a un relato de ciencia ficción.

Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley.

Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley... ¿Os suenan de algo? Son las tres leyes de la robótica que el creador de ciencia ficción Isaac Asimov estableció en sus relatos.

Estas leyes de la robótica han impactado en diferentes generaciones de lectores de ciencia ficción que, a día de hoy, creen estar a punto de verlas hechas realidad. Los avances que en los últimos años se han producido en el ámbito de la inteligencia artificial hacen presuponer un futuro con toda suerte de robots que faciliten la vida a los humanos.

Dadas estas expectativas de vivir en un mundo en el que los robots pasen a formar parte de la sociedad... ¿Por qué no regularizar esta convivencia?

Encuentra tu futuro en la ciencia y la tecnología

Más info

Sin embargo la situación es algo más compleja. Desde luego que, hoy en día, las leyes de Asimov se quedarían en un concepto demasiado general y habría que revisarlas.

Planteemos si no un caso práctico: supongamos que tenemos robots para todo, incluido el ámbito de la medicina y los primeros auxilios. Están programados para salvar la vida a alguien, en el hipotético caso de necesitar ser reanimados, pero...¿cómo distingue el robot cuanto tiempo ha de aplicar las técnicas? ¿Si no funcionan seguirá en un bucle de reanimaciones? ¿Lo intentará con personas ya fallecidas?

Está claro que estas leyes que escribió Isaac Asimov sentaban una base... Pero una base de cara a la ficción pues la aplicación a la realidad es mucho más compleja.

Eso no quiere decir que no se crea que es necesario establecer unas leyes. Al fin y al cabo el progreso de la inteligencia artificial es un hecho y, aunque no esperemos tener robots que nos ayuden a vestirnos a diario, sí es necesario establecer una regulación.

La Unión Europea ha presentado una propuesta de leyes para reducir el impacto que supondrá la implantación del uso de estas inteligencias artificiales en nuestra sociedad. Estas 6 leyes son las siguientes:

1. Los robots deberán tener un interruptor de emergencia

Dado que las máquinas aprenden gracias al entrenamiento, sería necesaria la colocación de un interruptor de emergencia para evitar las situaciones de peligro.

2. Los robots no podrán hacer daño a los seres humanos

Sí, esta es prácticamente igual que la propuesta por Asimov y parte de la idea de crear la robótica como herramienta para ayudar al ser humano.

3. No podrán generarse relaciones emocionales con los robots

El objetivo es claro, recordarnos a los humanos que las inteligencias artificiales no pueden desarrollar sentimientos tales como el amor. Así se pretende evitar que los humanos traten a los robots como personas.

4. Los robots más grandes deberán tener seguro obligatorio.

Ante la posibilidad de causar daños a otros robots y al entorno, la Unión Europea obligará a las empresas a contratar un seguro de forma obligatoria.

5. Derechos y obligaciones para robots

La Unión Europea ha decidido denominarlos como personas electrónicas, lo que implica que como "personas" tendrán que tener derechos y deberes. Aún se están definiendo cuáles serán exactamente pero lo que sí está claro es que los robots asumirán las consecuencias de sus actos junto a sus dueños.

6. Los robots pagarán impuestos

Sí, no ganarán dinero como una persona, pero tendrán que pagar impuestos. O al menos lo harán las empresas en las que trabajen, será una manera de sostener el sistema de ayudas de la seguridad social. El dinero con el que se contribuya ayudará a las personas que hayan sido despedidas por la llegada de los robots.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.