Noticias

5 formas en las que la falta de sueño perjudica tu salud

      
El estrés y la incapacidad de desconectar del trabajo son los principales factores por los que dormimos poco
El estrés y la incapacidad de desconectar del trabajo son los principales factores por los que dormimos poco
  • ¿Sufres estrés? Procura organizarte para poder respetar tus horas de sueño por la noche.
  • Si quieres controlar tu peso, ten en cuenta que el cansancio puede aumentar el apetito.
  • La falta de sueño afecta negativamente a la salud de tu piel e influye en tu aspecto físico.

Todos sabemos que dormir es fundamental para mantenerse saludable. Entonces, ¿por qué no cuidamos más la calidad y cantidad de nuestro sueño? El estrés, la incapacidad de desconectar del trabajo y la dificultad para encajar en nuestro horario todas las tareas del día a día son los principales factores por los que dormimos poco. Llevar una adecuada organización de las tareas es clave para poder respetar las horas de sueño.

Dormir poco te perjudica más allá del mal humor y de la falta de energía. Estos son otros cinco efectos de la falta de sueño en tu salud:

Te estresas más

Investigadores de la Universidad de Berkeley, California, han descubierto que cuando dormimos pocos la parte de nuestro cerebro que se ocupa de la ansiedad está más activa. Las personas que sufren estrés o que simplemente se preocupan demasiado por detalles del día a día necesitan dormir más y mejor.

Además, cuando sufras estrés párate a pensar si tus preocupaciones son realistas. ¿Cómo de grave es la situación? ¿Tiene sentido toda la importancia que le estás dando? Muchas veces te darás cuenta de que te estás tomando las cosas más en serio de lo que deberías.

¿Te interesa estudiar ciencias de la salud?

Más info


Tienes más apetito

Te habrás dado cuenta de que cuando estás más cansado es cuando más apetito tienes entre comidas. Según recientes investigaciones, cuando sufres falta de sueño, la parte de tu cerebro que controla el hambre se comporta de manera diferente. Y por qué no decirlo, de manera más perjudicial para tu salud. Tener más hambre de los normal hará que saquees la nevera al llegar a casa del trabajo. Si quieres perder esos kilos de más, no hace falta decir que ese comportamiento no te conviene demasiado.

Acelera el envejecimiento de la piel

La piel de las personas que duermen poco de manera habitual no solo muestra más signos de la edad, sino que no se recupera tan rápido de los daños de la luz solar. Asimismo, suele ser más propensa a perder hidratación.

Afecta a tu aspecto físico

Mientras más cansado estás, más se nota en tu rostro. Las personas que duermen poco están más pálidas y sus arrugas están más pronunciadas. Esto no solo hace mella en la confianza en uno mismo, sino que incluso puede afectar en la forma en que te tratan los demás.

Además de dormir más, comer más fruta y verdura (en concreto, dos porciones al día), te ayudará a mejorar la salud de tu piel y, en consecuencia, a que te sientas mejor.

Discutes más con tu pareja

Una noche en vela puede llevar a discusiones entre la pareja más perfecta del mundo. El cansancio influye en que nos ofendamos más fácilmente con cualquier cosa, ya que nuestra capacidad para controlar las emociones empeora.

Así que, si tu pareja se enzarza por cualquier detalle sin importancia, no discutas: mejor deja que se eche una siesta. La falta de sueño le ayudará a ver las cosas de una forma más positiva, a reducir el estrés y a mejorar su salud en general.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.